El portal de Acuicultura y Pesca
Fono (56-65) 243-5090 - Mail: info@mundoacuicola.cl
Quienes Somos I Publicidad I Foro I Bolsa de trabajo I Sitios de Interes I Agenda I Suscripción I Boletin
Por actividades humanas:

Ballenas y delfines del Mediterráneo están en crisis

Varias ONG unen sus fuerzas para proteger a las poblaciones de cetáceos en la región.

El estado de conservación de ballenas y delfines en el mar Mediterráneo es cada vez más preocupante debido a la mayor presión de las actividades humanas. La mayoría de la gente desconoce que en el Mediterráneo cohabitan 15 especies diferentes de ballenas y delfines, de las cuales 8 son las más frecuentes. La situación de tres especies de ballenas y delfines, el cachalote, el delfín común y el delfín mular, es crítica y la orca en el Estrecho de Gibraltar, está ya en peligro inmediato de extinción.

Incluso los delfines comunes, en otro tiempo la especie más abundante del Mediterráneo, se clasifica ahora como amenazada en la lista roja de la UICN (Un ión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Esta especie ha desaparecido del mar Adriático debido al impacto humano y afronta la extinción local en el mar Jónico. "El Mediterráneo es un caso triste de mala gestión de la pesca. La muerte accidental en durante la pesca y la sobrepesca amenazan a los principales predadores marinos, como los delfines", explicó Sigrid Lueber de OceanCare.

"Se requiere acción inmediata, pero hasta ahora los gobiernos han fallado al adoptar medidas de conservación adecuadas para asegurar el futuro de ballenas y delfines en la región", ha señalado Nicolas Entrup de la WDCS, la Sociedad de Conservación de Ballenas y Delfines.

Para responder al estancamiento político y tratar estos problemas, las organizaciones de investigación y conservación han unido sus fuerzas recientemente y han creado una nueva e influyente red dedicada a preservar la biodiversidad marina y a reducir el impacto humano en las poblaciones de cetáceos.

La red, llamada Cetacean Alliance, pretende desarrollar sinergias y crear oportunidades de colaboración entre particulares y organizaciones determinadas a proteger las poblaciones cetáceas que viven en el Mediterráneo. La alianza incluye diferentes ONG de investigación y conservación con sede en Austria, Croacia, Alemania, Grecia, Italia, Eslovenia, España, Suiza y el Reino Unido, y representan una afiliación colectiva de más de 100.000 partidarios.