Viernes
24/11/2017
Los avances de las empresas de alimentos en I+D y sus nuevas alternativas nutricionales
Debido a la mayor y creciente demanda en la producción sustentable de la salmonicultura, las empresas especializadas en nutrición para peces vienen desarrollando un destacado trabajo en lo que se refiere a investigación. Principalmente, apuntan a una mayo
02/05/2017


9604 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Los avances de las empresas de alimentos en I+D y sus nuevas alternativas nutricionales

Desde hace un tiempo, se sabe que el rubro de los alimentos para peces lidera las inversiones de I+D en la industria salmonicultora, tanto en Chile como en el extranjero. Sin embargo, la menor disponibilidad de materia prima -sobre todo de harina de pescado- para elaborar las dietas, junto con el reto de mantener a los peces libres de enfermedades, ha motivado a una mayor inversión en infraestructura para investigación con el fin de mantener la calidad nutricional en el producto terminado.

 

Gentileza, Cargill.Un ejemplo de esto es lo que ha llevado a cabo recientemente la compañía Cargill (Controladora de EWOS), al realizar un trabajo importante en investigación y desarrollo (I+D), precisamente en las áreas de salud y materias primas. “Para Cargill, el alimento constituye una excelente herramienta para ayudar al control de las enfermedades. Un pez consume unos 30.000 pellets en su vida y, por lo tanto, gracias al alimento se tiene igual número de oportunidades para administrar a los ejemplares, sin manipulación alguna,  elementos funcionales que ayuden a la sustentabilidad de la industria”, destaca Hugo Contreras, gerente general para las operaciones de Cargill Aqua Nutrition (CQN) en Chile.

 

Avances en I+D

 

Durante 2016 el Cargill Innovation Center (CIC) inició sus operaciones enfocado en salud de peces, donde actualmente se realizan investigaciones para avanzar en el conocimiento más a fondo, por ejemplo, de la Piscirickettsia salmonis, el agente etiológico de la enfermedad Septicemia Rickettsial del Salmón (SRS).

 

Hugo Contreras; gentileza de Cargil.“Estamos tratando de entender los sistemas biológicos fundamentales del SRS y cómo afecta la fisiología e inmunidad del salmón. Con esta información, podremos identificar los mejores desarrollos para dietas clínicas, las que podrían ofrecer una herramienta adicional para el control de SRS como parte de un sistema integrado de manejo”, agrega Contreras.

 

El ejecutivo añade que se encuentran trabajando en el desarrollo de una alternativa denominada oral delivery technologies (tecnologías de entrega oral), para mejorar la eficacia de los medicamentos y vacunas a través del alimento.Esto permite una mejor absorción y menos manejo de los peces, lo que incide directamente en su bienestar.

 

Otro de los temas a los que el CIC ha dedicado sus estudios es al cáligus.“A la fecha se ha investigado el uso de aditivos funcionales que controlan la fijación al hospedero y también el uso de aditivos inmuno-moduladores que refuerza las barreras de defensa que tiene el hospedero para combatir la infestación. El uso de estos aditivos reduce la carga de parásito y, a la vez, mejora la respuesta inmune para enfrentar de mejor manera aquellos cáligus que decidieron infestar al salmón”, detalla Contreras.

 

Siguiendo en esta línea, otra compañía que avanza en I+D para mejores dietas es Vitapro Chile S.A., bajo su marca Salmofood, quienes en los últimos años han generado alternativas de solución a las necesidades e inquietudes locales de la industria.

 

“Siempre nos hemos caracterizado por el diálogo cercano con cada uno de ellos y escuchando con atención que es lo que requieren para mejorar la performance de sus peces, de esta forma nacieron dietas como Fortec y CARE DTOX. La primera enfocada en aumentar el crecimiento de los peces en aquellos centros donde se presenten procesos irregulares de alimentación, recuperando así todo el potencial y, la segunda, en la recuperación de los peces posterior a la aplicación de tratamientos farmacológicos, estimulando la detoxificación hepática y la ingesta de alimento”, comenta Rodrigo Sánchez, product manager de Agua Dulce en Salmofood.

 

Agrega que en ambas dietas se obtuvo una favorable retroalimentación de parte de sus clientes, quienes los han impulsado a buscar otras propuestas de uso como etapas post-ingreso al mar en el caso de Fortec. “Respondimos a la solicitud de algunos clientes desarrollando las dietas Patagonia y Magallanes, para zonas de menor régimen térmico”, explica.

 

Rodrigo Sánchez; gentileza Salmofood.Pero en Salmofood también han sumado herramientas integradas que permiten junto a su cartera de alternativas nutricionales, mejorar la producción. “Estos dos nuevos productos son: Salmoplanner una herramienta online de proyección conformada por una gran base de datos y que permite a sus usuarios llevar un control ajustado de su alimentación, y FCP (Farm Care Program) un instrumento de modelación hidrodinámica que permite generar alertas tempranas respecto a los riesgos sanitarios”, destaca Rodrigo Sánchez.

 

Consultado sobre los avances para 2017, desde Salmofood destacan que como compañía global, están destinando un gran esfuerzo de recursos al desarrollo del área de I+D en las diferentes regiones donde está presente Vitapro.

 

Salmofood recientemente suscribió un acuerdo con el Centro Interdisciplinario de Investigación en Acuicultura Sustentable (Incar) para trabajar entre otras tomas con evaluaciones nutrigenómicas de dietas de reemplazo y  dietas funcionales. El especialista de Salmofood agregó que están enfocados en los desafíos que enfrenta la industria como el cáligus y SRS, con mejoras, tanto en dietas de recirculación como en transferencia.

 

Más inversión

 

A estas iniciativas productivas también se agrega la experiencia de BioMar, firma que en octubre de 2016 anunció la compra del 30% del Centro de Investigación Lenca -propiedad de Aquainnovo-, en Puerto Montt (Región de Los Lagos), dando paso así al Aquaculture Techology Centre (ATC) Patagonia, como centro de I+D abierto para acuicultura. En estas instalaciones BioMar dispone con parte de su capacidad para investigaciones, sumándose a la red de centros en los que participa tanto en Dinamarca, Noruega, Costa Rica y Chile.

 

“Para BioMar ha sido una excelente decisión poder ser parte de lo que es hoy el ATC Patagonia; nosotros hace bastante tiempo que queríamos desarrollar un nuevo centro de investigación. De hecho teníamos una Declaración de Impacto Ambiental aprobada para ejecutar un proyecto propio en Pargua, y cuando vimos la oportunidad de ingresar a esta estación y las características de lo que es hoy en día esta unidad, la decisión no fue difícil en ese sentido”, recuerda Eduardo Hagedorn, gerente general de BioMar Chile.

 

“Tenemos 14 proyectos programados para desarrollar en esta estación, los cuales son liderados por el Área de Investigación de BioMar que se encuentra en Europa y dentro de las estaciones que tiene para ejecutar su investigación, el ATC Patagonia es muy relevante. Así que nosotros partimos al final y estamos de aquí pensando en unos 10 a 20 años más en cosas que iremos desarrollando y que vayan saliendo desde acá”, puntualiza Hagedorn.

 

Adicionalmente, Skretting Chile -perteneciente al grupo holandés de nutrición animal Nutreco-, también se ha destacado en el desarrollo y avance tecnológico en dietas más sustentables y saludables. Skretting sostiene que el enfoque más sustentable para alimentar a una población que se estima superará los 9 mil millones de personas en 2050, es mediante el uso de recursos de maneras más eficientes e innovadoras.

 

En esta línea, Nuterra -el nuevo programa de sustentabilidad de Nutreco y Skretting-, establece la estrategia a largo plazo de la empresa. “Nuterra está compuesto por cuatro pilares que nos ayudan a focalizar nuestros esfuerzos y alinearlos con objetivos de largo plazo, representados por soluciones nutricionales (I+D+i), ingredientes (sustentabilidad), operaciones (medioambiente) y compromiso (de nuestra visión con los diferentes grupos de interés). Con esto buscamos que la producción animal tenga un mejor desempeño productivo acercándolo a su máximo potencial, preocupándonos por la salud y bienestar animal, y minimizando los posibles riesgos en la salud humana”, comenta Ronald Barlow, gerente general de Skretting Chile.

 

El ejecutivo agregó que buscan crear una base de alimento sustentable a través de proveedores de materias primas responsables y nuevas asociaciones, a través de la participación de los trabajadores, grupos de interés y el desarrollo de la comunidad.

 

Es importante destacar que el programa Nuterra está alineado con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que fueron adoptados por los 193 estados miembros de las Naciones Unidas en septiembre de 2015, y que buscan ser alcanzados en 2030.

 

Diversificación de mercados

 

Pero junto con la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías, las empresas especializadas en nutrición también buscan consolidarse en nuevos mercados, tanto en países vecinos como Perú o en el Asia-Pacífico.

 

“Estamos empezando a abastecer varios países de Latinoamérica, incluyendo Perú, con varias líneas de productos para trucha, y más recientemente partiendo con dietas para camarón en Ecuador y Centro América, además de exportaciones al norte de Asia y Oceanía”, sostiene Hugo Contreras de Cargill.

 

Adicionalmente recordó que la presencia de la compañía en el Perú, “se remonta a unos cinco años con la línea EWOS y desde la integración con Cargill hemos implementado la línea bajo la marca Purina, con planes de crecimiento en las diferentes zonas de este mercado”.

 

Hugo Contreras añade que, se observa un gran interés por sus dietas y asesoría que pueda traspasar EWOS a los productores de trucha de agua dulce en los otros mercados en Latinoamérica, por lo que buscan desarrollar nuestras capacidades para estar presentes en todas estas regiones.

 

En el caso de Salmofood, la compañía también se encuentra presente en el mercado peruano con productos para truchas con excelentes resultados y con un incremento anual mayor al 25%. Del mismo modo llevan varios años enviando productos al Asia, abriendo mercados en otras regiones.

 

“El mercado de Perú no es desconocido para nosotros, ya que nuestra casa matriz está ubicada en Lima, y contamos una planta especializada en la localidad de Trujillo, que abastece parte del mercado de camarones y truchas a través de la marca Nicovita, con una historia de más de 30 años”, aclaran desde Salmofood.  

 

Tal es así que el mercado de la trucha en Perú se ha duplicado en pocos años y, aunque su principal consumo sigue siendo interno, la exportación también está en un aumento sostenido.

 

Alternativas a la proteína animal

 

Con ese panorama, el área de innovación en nuevas materias primas adquiere cada vez mayor relevancia. Esto dado que los suministros de aceites de pescado son finitos, las empresas estiman que se requierede nuevas alternativas a las proteínas, para reducir más la dependencia de los recursos marinos.

 

Una serie de ingredientes de la agricultura y la industria de procesamiento de alimentos ya han hecho su camino en la alimentación, y otras alternativas como algas, harina de insectos y derivados de nuevas granjas oceánicas se están evaluando en la actualidad.

 

Cargill desarrolla un tipo innovador de canola rica en omega-3 que podría entregar una manera más sostenible al cultivo de peces ricos en ácidos grasos omega-3 EPA / DHA. “La fuente vegetal de los nutrientes, desarrollada en colaboración con BASF, podría proporcionar una alternativa al uso de aceite de pescado en piensos de acuicultura y podría facilitar la presión de la cosecha sobre las poblaciones de peces silvestres que actualmente suministran gran parte de ese aceite. En los ensayos de alimentación realizados con salmón en Chile, Cargill pudo reemplazar completamente el aceite de pescado en las raciones de piensos con aceite de la canola EPA / DHA”, relata Hugo Contreras

 

Añade que esta nueva canola, “puede crear enormes oportunidades a través de los mercados mundiales de alimentos y piensos, y creemos que es fundamental para el crecimiento de la acuicultura. Sin embargo, el aceite de pescado seguirá siendo un ingrediente esencial para la alimentación de salmón, al menos en un futuro próximo”.

 

Las algas y los aceites vegetales, genéticamente modificados, son dos candidatos con potencial futuro. Sin embargo, Hugo Contreras aclara que, “los volúmenes de las algas han sido demasiado pequeños y demasiado caros, pero hay movimiento en la dirección correcta con algas fermentadas en particular”.

 

Otro aspecto que llama la atención es la inclusión de harina de pescado proveniente de insectos. Es por ello que Cargill está participando en el ambicioso proyecto Aquafly con el Instituto Nacional de Nutrición e Investigación de Mariscos de Noruega (NIFES, por su sigla en inglés), el cual investigará si los insectos pueden ser ingredientes seguros y saludables en los alimentos futuros.

 

No obstante, Hugo Contreras aclaró que, “la comida y la grasa de los insectos aún no han sido aprobadas para su uso en alimentos en la Unión Europea, debido a la falta de documentación, pero esperamos que las regulaciones pronto cambien a nuestro favor”.

 

Sobre las metas a futuro, Hugo Contreras afirma que están constantemente buscando formas de complementar el uso de ingredientes marinos con otros de origen vegetal o animal, sin perjuicio de los requerimientos nutricionales del pez, balanceando, adecuadamente, la dieta, al menor costo posible.

 

No obstante, cuando se habla de reemplazar los ingredientes animales como la harina de pescado, no solo hace referencia a proteínas, sino a un perfil complejo de nutrientes necesarios para el pez. “Por lo que buscar alternativas de sustitución, que contengan los requerimientos y biodisponibilidad de  aminoacídicos, ácidos grasos y minerales, entre otros nutrientes acompañantes, es una tarea de constante desarrollo”, apunta Rodrigo Sánchez de Salmofood. 

 

“Todos conocemos la tendencia de la pesquería, en comparación al crecimiento acuícola y debemos, por lo tanto, con una mirada a futuro, indagar alternativas sustentables al mediano y largo plazo”, remarca Sánchez.

 

En el caso de Skretting, y luego de más de 10 años de investigación, la compañía ya es capaz de contribuir a la producción de peces, sin depender de la harina de pescado como un insumo indispensable y, sin que esto tenga efectos negativos en el desempeño, salud o calidad del producto final.

 

“La mayor flexibilidad en nuestras dietas nos permite producir de manera más eficiente, y tener la posibilidad de entregar la mejor alternativa, en relación a costo por kilo de pescado producido. Sin embargo, el mayor beneficio está relacionado con el aporte al crecimiento sustentable de la industria acuícola, frente a materias primas escasas y más vulnerables ambientalmente”, comenta Ronald Barlow.

 

El representante de Skretting afirma que tener mayor flexibilidad en el uso de materias primas, gracias a una mayor disponibilidad de insumos vegetales, no solo permite aportar a la sustentabilidad del negocio, sino también abrir nuevos nichos en mercado.

 

“Junto con esto, también nos permite cumplir con certificaciones internacionales como Global GAP y BAP, que hoy son cada vez más exigidas como requisito de ingreso a los mercados internacionales. Además, creemos que gracias al trabajo colaborativo de estas dos industrias, fortalecemos la imagen y posicionamiento de Chile como potencia agroalimentaria”, sostiene Barlow.

 

Derivados vegetales

 

De hecho, es importante destacar que, de acuerdo a los análisis técnicos incluidos en el desarrollo de la hoja de ruta del Programa Estratégico Salmón Sustentable de Corfo, junto con información del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), la industria nacional requerirá de encadenar al agro aproximadamente 100 mil nuevas hectáreas de cultivo en los próximos 15 años, para pasar, desde el actual 40% de sustitución de ingredientes vegetales, por animales, en las dietas del salmón, a un 70%.

 

Firma de acuerdo entre INIA y Nutreco Chile.En este contexto, durante febrero de 2017, el INIA y Nutreco Chile, firmaron un convenio de colaboración para el desarrollo de alimento para peces. Al respecto, Ronald Barlow, afirma que los productos agrícolas que pueden ser utilizados en las dietas para salmones y truchas no se limitan solamente al reemplazo de harina de pescado, sino más bien al aporte de diferentes nutrientes requeridos por los peces, que deben estar presentes en las dietas.

 

“En el caso de los lípidos, que constituyen más de un tercio de los nutrientes de estas fórmulas, tenemos ya disponible el aceite de raps o canola. También se abren posibilidades para cultivar lino (linaza), cuyo aceite contiene más de un 50% de ácido linolénico (C18:3 omega-3), constituyéndose como uno de los aceites vegetales ideales para ser usados en mezclas para las dietas de salmonídeos. Además, desde el punto de vista agronómico, es una muy buena alternativa como rotación de cultivos”, acota Barlow.

 

El representante de Nutreco aclara que, al referirse a especies que aporten proteína, la alternativa más conocida en Chile es el lupino. “Sin embargo, existen cultivos de otras leguminosas, como arvejas y habas, que si bien no son tan altas en su contenido de proteína como el lupino, aportan también un alto contenido de almidón, de muy buena calidad, que es muy útil para lograr una buena calidad física de los pellets, lo cual es un factor muy importante en las dietas”, concluye.

 

Estas iniciativas buscan potenciar, tanto las materias primas diversificadas como los ingredientes, esto con el fin de reforzar la salud de los peces frente a los diversos patógenos que los afectan, junto con ayudar a obtener un mejor producto en la industria acuícola.

Por: Cristian Alvial.

Revista Mundo Acuícola.

Edición 111.

Marzo-abril de 2017.



NOTICIAS RELACIONADAS