Viernes
24/11/2017
Las proyecciones de un año de aparente estabilidad para la producción salmonera y mitilicultora
Un período de relativa estabilidad, en términos de volumen de producción, es lo que proyectan los gremios vinculados con los sectores salmonero y mitilicultor, para el presente año. Sin embargo, para ambos rubros las principales preocupaciones pasan por e
02/05/2017


11271 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Las proyecciones de un año de aparente estabilidad para la producción salmonera y mitilicultora

Volúmenes de producción estables, es tal vez la principal proyección que pueden realizar, para el 2017, las dos industrias acuícolas más relevantes del país. Ello porque, tanto el sector salmonicultor, como el rubro productor de choritos (o mejillones), prevén para este año cifras de cosecha similares a las del año recién pasado.

Sabida es la dificultad para pronosticar lo que puede suceder durante un determinado período de tiempo en un rubro como el acuícola, que depende de distintas variables biológicas, a la hora de proyectar su producción. A pesar de ello, desde ambos sectores sostienen que este año no debieran tener sobresaltos, desde dicho punto de vista.

Lo anterior lo confirma el último Informe de Percepciones de Negocios del Banco Central, de febrero de 2017, que entrega las opiniones recogidas por economistas de la Gerencia de Estrategia y Comunicación de Política Monetaria de la División Estudios en entrevistas con la administración de alrededor de 200 empresas a lo largo del país, realizadas entre el 5 de diciembre de 2016 y el 27 de enero de 2017.

Según dicho documento, en la Macrozona Sur se percibe un tono de mayor optimismo que en trimestres previos, influido principalmente por la recuperación de los precios externos de productos como el salmón. Así, las perspectivas para el 2017 serían similares a las del resto del país, esperándose un año muy parecido al 2016 y con un repunte que no se prevé antes del 2018. “La incertidumbre político-económica es el principal factor que explica estas perspectivas, y que también influye en que los proyectos de inversión se concentren solo en la reposición del capital o en la ganancia de eficiencia productiva ligada al reemplazo de mano de obra. También resalta que varios sectores señalan mejores resultados en la última línea de su balance, pese a que su producción ha caído o no crece, lo que estiman seguirá siendo así el 2017”, recalca el documento.

El informe del Banco Central agrega que las percepciones sobre el mercado laboral indican una disponibilidad de mano de obra sin mayores cambios y no se dan cuenta de grandes variaciones ni en la contratación ni en el despido. Los consultados de la industria salmonera, en tanto, indican un panorama positivo, dado el impacto del alza de los precios externos en sus resultados y que el clima ha cooperado a un mejor comportamiento de la biomasa. Esto, pese al efecto en sus niveles de producción, tras el bloom de algas del 2016. Los consultados del rubro salmonicultor señalan que no se anticipan incrementos en la producción este año, pues están abocados al trabajo en los temas sanitarios del sector.

No obstante, los proveedores de insumos no esperarían el mismo panorama positivo, ya que se han visto afectados por la menor biomasa. Este es el caso de consultados que se relacionan a la producción de alimentos y la entrega de servicios a la industria salmonera. Varios de éstos dan cuenta de bajas relevantes en las ventas, incumplimiento de los presupuestos del 2016 y de proyecciones muy acotadas para el 2017.

Actual momento de la salmonicultura

Para Felipe Sandoval, presidente de SalmonChile, hay distintas consideraciones a la hora de calificar el momento actual del sector. A su parecer, a nivel de precios, “es un momento bueno, porque son precios más altos de lo que ha habido en los últimos años, a pesar que el 2016 fue bueno y ahora se ha mantenido. Pero es un buen momento en términos de precios”. A juicio de Sandoval, en estos momentos de bonanza, “que son más tranquilos a nivel comercial, a veces son los momentos más adecuados para hacer las cosas que se necesitan internamente, con más calma, porque no se hacen con la urgencia de los conflictos, como cuando tuvimos bajas de precio”.

En ese orden, para el presidente de SalmonChile, hay algunos temas, de diverso orden, que sería bueno enfrentarlos ahora. “Yo diría que lo más urgente son los de orden territorial, que tienen que ver con las relocalizaciones y la posibilidad de caducidad de concesiones que, sin haber hecho antes las relocalizaciones, no tienen mucho sentido”. Según Felipe Sandoval, lo anterior es contradictorio con lo que la autoridad ha dicho del nuevo sistema, donde se pretende que “todos voluntariamente ingresen, que se llama el PRS -Plan de Reducción de Siembras-, que tiene relación con controlar la producción por motivos sanitarios”. En su opinión, esto hace que las empresas pasen “de un esquema de densidades, que no tiene límite de producción, a un esquema de crecimiento acotado, en función del resultado sanitario, concentrando la producción en algunas concesiones. Pero si a la vez, a uno le dicen que hay concesiones que no utiliza y que las pueden caducar, no va a cumplir el objetivo. Entonces, es un buen minuto, desde el punto de vista comercial, pero también un buen momento para resolver los problemas que tenemos como industria. Creo que en lo que respecta a las normas es en lo que deberíamos avanzar en este período”, asevera.

Consultado sobre la manera en que están atentos a los posibles cambios en la normativa para este año, Sandoval espera que, si hay cambios en la normativa, “sean para mejorar lo que quedó pendiente respecto del cambio normativo del año pasado. Y, en segundo lugar, que avancemos en el tema de las relocalizaciones y que se arregle el tema de las caducidades”. Sobre proyecciones a nivel productivo, sostiene que “siempre es difícil pronosticar, pero esperamos que sea similar al año pasado”.

Por su parte, Víctor Hugo Puchi, presidente de Empresas AquaChile, ve con optimismo, no solo el año 2017, sino que también lo que puede traer consigo el 2018. “Cuando uno lee los análisis más internacionales, estamos en una situación donde se va haber un balance entre lo que se espera que se produzca en el mundo y la demanda que viene que, afortunadamente para nosotros, es siempre creciente”, señaló el ejecutivo, a fines de marzo, durante la conmemoración de los 10 años del Centro Aquainnovo. En palabras de Puchi, se espera que la demanda por mejorar la alimentación en el mundo a través de proteínas saludables, como el salmón, siga creciendo. “Adicionalmente a esto, hay nuevos mercados que se van incorporando. Si uno compara la matriz de ventas,muestra 10 años atrás y hoy día, tenemos mercados que no teníamos antes. Hemos hecho un esfuerzo comercial de diversificación que hace que el crecimiento de la demanda sea más fuerte. Y lo otro, es que logramos que el mercado nos vuelva a reconocer como un país que entrega un producto seguro”, recalca el presidente de AquaChile.

Perspectivas de la mitilicultura

Tras dos años consecutivos de producción a la baja, el 2017 el sector productor de mejillón espera mejorar su desempeño, tanto en cosechas como en exportaciones de choritos. Yohana González, gerente de la Asociación de Mitilicultores de Chile (AmiChile), prevé que el mejor desempeño de la industria, desde el inicio de la temporada, en términos de crecimiento, rendimiento de la materia prima y distribución de calibres del producto terminado, redunde en volúmenes de cosecha levemente superiores a las 280.000 toneladas del año pasado. “Hay mejores expectativas, aunque en mercados como el de producto entero se observan precios en baja”.

Acerca de los desafíos de la industria para este año, González destacó la necesidad de avanzar en brechas como el desarrollo de mercados, una mayor investigación e incorporación de tecnología, por parte pequeños y medianos productores, además del desarrollo de capital humano. Con respecto al ámbito normativo, el gremio mitilicultor plantea la necesidad que industria y autoridad busquen una convergencia en cuanto al uso del borde costero y la implementación de la Ley de Espacios Costeros Marinos para Pueblos Originarios (Ley Lafkenche).

Eduardo Aguilera, director de Sernapesca Región de Los Lagos:

“Se ha trabajado fuerte y esperamos ir mejorando los sistemas”

En conversación con el director de Sernapesca Región de Los Lagos, Eduardo Aguilera, acerca de posibles cambios normativos en el sector salmonero para este año, la autoridad señala que “son todas iniciativas que se están revisando en Subsecretaría de Pesca y a nivel central, que tienen que ver, por un lado, con resolver los llamados lomos de toro y, por otra parte, con algunas mejoras, en términos de la fiscalización para, obviamente, resguardar el patrimonio sanitario del país, que es muy importante. Así lo han señalado personeros de la industria, quienes han reconocido la efectividad de estas medidas y, claramente, como institucionalidad reconocemos que eso es un valor importante, ya que no puede poner en juego la competitividad del país por el ingreso de nuevas enfermedades y, sobre todo, por los brotes de virus ISA, que produjeron una crisis muy grande los años 2007 y 2008. En ese sentido, se ha trabajado fuerte y esperamos ir mejorando los sistemas”.

-    En el tema mitilicultor ¿se van a implementar algunos cambios en ese sentido?

“Nosotros, como Servicio, hemos implementado, desde el año pasado, una Unidad de Fiscalización orientada de forma integral a la mitilicultura, que es una actividad muy importante en esta región. Estamos hablando que más de un 90% de la exportación de mitílidos se genera en la Región de Los Lagos, concentrando una gran parte de los cultivos, en una cantidad similar.Hemos estado trabajando para mejorar los sistemas de control, de seguimiento. Estamos trabajando con el Programa Sanitario de Moluscos Bivalvos (PSMB), normativa que permite la exportación de mitílidos, principalmente en la Unión Europea, pero también a otros mercados. Y, la verdad es que, estamos trabajando en cómo extender el uso de estos sistemas de monitoreo a la mayor cantidad de centros de cultivo posible.Es una aspiración nuestra, por cuanto hay una gran cantidad de centros, pequeños principalmente, que no están usando este sistema y que hay que incorporarlos, para así tener mayor acceso a mercados. Ahora, esta es una actividad que ha estado creciendo, con un potencial de desarrollo bastante importante en la región, así que estamos trabajando con la industria en distintas actividades. Por un lado, represento al Servicio en el Consejo Directivo del Programa Estratégico Regional de Mitílidos, y como Servicio participamos en la Mesa Público-Privada de Mitílidos de la región, así que estamos participando en las decisiones con la industria, con los pequeños productores, y dando todo el apoyo que sea necesario para que desarrollen de buena forma la actividad”.

Por: Pedro Barra.

Revista Mundo Acuícola.

Edición 111

Marzo-abril de 2017



NOTICIAS RELACIONADAS