Viernes
17/11/2017
La empresa chilena que lidera el cultivo de Seriola en Latinoamérica
A mediados de este año, y en el marco de la gira de nuestro medio por el norte de nuestro país, visitamos las instalaciones de la empresa Acuícola del Norte, Acuinor, ubicadas en la comuna de Caldera, Región de Atacama.
15/12/2016


17145 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



La empresa chilena que lidera el cultivo de Seriola en Latinoamérica

Desde hace casi una década, la palabra diversificación se comenzó a instalar con fuerza en las discusiones acerca de la acuicultura chilena. Tal vez acelerado por la crisis del virus ISA que asoló a la industria salmonera desde el año 2007, el deseo por convertir a Chile en país acuícola, no solo con el salmón y el mejillón como productos bandera, pasó de ser un anhelo a una necesidad.

Por ese entonces ya se hablaba de Seriola lalandi, pez conocido en el norte de Chile como dorado, vidriola o seriola, y denominado, Hiramasa, Yellowtail kingfish a nivel global. El dorado es una especie pelágica de la familia Carangidae, que habita las aguas templadas de los océanos Pacífico, Atlántico e Índico, cuyas pesquerías en Chile se localizan principalmente entre las regiones de Antofagasta y Coquimbo, además del Archipiélago de Juan Fernández.

Se trata de una de las especies que ha sido destacada por su enorme potencial para diversificar la matriz acuícola de nuestro país, por lo que junto a la merluza, la corvina  y el bacalao de profundidad, en el año 2008 fue incluida dentro del Programa de Diversificación de la Acuicultura Chilena, PDACh, que buscaba desarrollar nuevos cultivos de especies marinas de alto potencial exportador, mediante el desarrollo de programas integrados por especie.

Así, en el mes de julio, llegamos al norte de la comuna de Caldera, a un costado de la Ruta 5 Norte, donde se ubican las instalaciones de Acuinor. Allí nos recibió Juan Enrique Gaete, gerente de Producción de Acuinor, con quien realizamos un recorrido por las distintas áreas de producción de la empresa; Reproductores, incubación, alimentos vivos, destete, pre-engorda, engorda y sistemas de recirculación.

Durante el trayecto por la planta, Gaete realizó un recuento de los casi 10 años de trabajo de la compañía, señalando que hoy abastecen a una compañía de Alemania con peces juveniles y  a una empresa de México con larvas de la especie. “También tuvimos un pedido de larvas a Copenhague, Dinamarca, a una empresa que se llama Maximus”, agrega el gerente de Producción de Acuinor. Lo primero que llama la atención de las instalaciones de la firma es que cuenta con un hatchery con 4 estanques de reproductores independientes entre sí, con termofotoperíodo diferenciado. “Así podemos simular las 4 estaciones del año, por lo que contamos con desoves continuos durante todo el año.  En términos de mercado, eso es importante, porque podemos abastecer todo el año a los posibles mercados de engorda. Por ejemplo, estamos vendiendo larvas a México en la temporada en que no tienen disponibilidad de larvas”, comenta Juan Enrique Gaete.

Condiciones para el cultivo

Cabe destacar que la ubicación de las instalaciones de Acuinor es ideal para el cultivo de Seriola, ya que se trata de un lugar oceánico con excelente calidad de agua, lo cual favorece el funcionamiento de los sistemas de recirculación. En ese orden, una de las innovaciones implementadas por Acuinor es la implementación de biofiltros para agua de mar. Esto porque la experiencia acuícola chilena con este tipo de sistemas partió con biofiltros para pisciculturas de agua dulce, con muy poca experiencia en agua mar. “Hemos estado generando ese aprendizaje. La sala de engorda en este momento tiene cinco toneladas de peces y el biofiltro se comporta bien”, señala Juan Enrique Gaete.

En cuanto a la sala de engorda, llama la atención las altas densidades de peces. “En algunas tallas proyectamos llegar por sobre los 100 kilogramos por metro cúbico, para lo que consideramos las demandas y emisiones de los peces en sus distintos estadíos, contemplando que las variables de mayor criticidad están relacionadas con los gases”, comenta Gaete.

Hay que señalar que como Seriola lalandi es una especie que tiene un alto consumo de oxígeno en altas densidades, requiere niveles por sobre los 6,5 mg/L, mientras que en sistemas de recirculación deberían realizarse al menos de 2 recambios por hora para mantener los parámetros de la calidad de agua en rangos aceptables.

La temperatura óptima para su cultivo es entre 19 a 24°C y la salinidad del agua requerida es de unos 35 ppt durante su ciclo de vida. A su vez, los niveles de CO2 deberían mantenerse por debajo de 15 mg/L a un pH en el agua entre el rango de 7,5 a 7,8.

En la sala de engorda se realizan ingresos mensuales de peces juveniles y se cosecha semanalmente bajo un esquema de continuidad. “Este plan de producción es el que se replica en las unidades de engorda de escala industrial, con cosechas diarias hacia los distintos mercados de consumo. Podemos llegar a unos 80 mil a 100 mil juveniles de un gramo por estanque sembrado, lo que puede abastecer sin ningún problema a una planta de engorda”, sostiene Juan Enrique Gaete.

Dificultades en el proceso

Todos los cultivos de peces presentan algunos obstáculos, especialmente durante sus primeras etapas. Al respecto, Gaete comenta que en el caso de Acuinor no han estado ajenos a dificultades a lo largo de estos años cultivando Seriola lalandi. “La reproducción de peces marinos no está lejos de complejidades, siendo los principales obstáculos el conocimiento de la biología de la larva del pez, el conocimiento del comportamiento de los reproductores, todo lo relacionado con el cultivo del hatchery propiamente tal; en especial el cultivo de alimentos vivos (rotíferos, artemias). En general, ese tipo de cosas ha sido lo más complicado. Si bien, con el tiempo son parámetros que están bastante controlados, se sigue trabajando en eso, ya que siempre hay detalles por mejorar y tecnologías nuevas que incorporar”, acota Juan Enrique Gaete.

El gerente de Producción de Acuinor comenta que trabajan permanentemente con asesores y consultores expertos. “Contamos con un amplia red de contactos, tanto a nivel nacional como internacional, para ir generando conocimiento, mayor competitividad y eficiencia en los resultados. Esto es lo que se requiere en industria nacientes y de esta naturaleza, donde se interactúa con un sinnúmero de variables, en los ámbitos de la ingeniería, bioquímica, biología, salud de peces, temáticas ambientales, de nutrición, logísticos y de procesos, entre varios otros. En este sentido, el apoyo de CORFO ha sido fundamental, ya que se trabaja en una serie de áreas que han sido levemente exploradas y en las que se debe contar con los mejores para generar avances relevantes”, agrega.

Actualmente, en el hatchery han logrado obtener buenas tasas de sobrevivencia en primera alimentación, con un 20% aproximadamente hasta el día 40 post eclosión, lo cual aún se podría seguir mejorando. “Así, la cantidad de juveniles que podemos producir es importante”, señala Juan Enrique Gaete.

En cuanto al desarrollo de un alimento ideal para la especie, hoy se están generando importantes avances en las dietas relacionadas a las fases de pre-engorda y engorda con la empresa de alimentos Skretting, con fórmulas especificas para Seriola, desarrolladas por especialistas de esa empresa de Australia, Japón y Chile. “Creo que estamos llegando a formulaciones bastante ideales, las que siempre estarán sujetas a cambios y optimizaciones, este es un asunto de nunca acabar. En cada cambio que realizamos, tanto de proximales como de ingredientes, hemos podido comprobar mejoras en el comportamiento y desempeño de los peces”, agrega Gaete.

Trabajo con apoyo de CORFO

La compañía viene trabajando desde sus inicios con CORFO, primero a través de la línea Todo Chile para estudios de pre-factibilidad técnica, luego a través de la línea de Innovación Empresarial Individual, actividades que se complementaron con el apoyo de las líneas de trabajo de Consultoría Especializada. El año 2010, a la empresa se le adjudica el Programa de Diversificación Acuícola, PDACh, Programa que durante su ejecución ha sido reforzado con líneas de apoyo, como las de Prototipo de Innovación Empresarial. Durante el presente año, como beneficiaria del Programa Tecnológico Estratégico para la especie, denominado “Desarrollo e implementación de tecnologías de engorde para el cierre del ciclo productivo e inicio definitivo de la industria de Seriola lalandi en Chile”, la empresa pretende dar continuidad al esfuerzo público-privado realizado hasta la fecha, y cerrar en forma definitiva y concluyente el ciclo productivo y la fase de engorde con tecnologías de cultivo, tanto en tierra (SRA) como en mar.

El Programa Tecnológico Estratégico, iniciado recientemente a comienzos de año, está compuesto por proyectos de Engorda en Tierra, Engorda en Mar, Desarrollo Tecnologías Engorda en Mar, Bioensayos de Optimización, Salud, Genética, Ambiente, Desarrollo de Productos, Mercado y Competitividad, en los que participan la Fundación Chile, Universidad de Chile, Universidad de Concepción, Laboratorio ADL Diagnostic, Ecosea-Farming y Acuinor.

En el marco de los Programas que se están llevando a cabo con CORFO, se han realizado estudios de mercado en EE.UU. –costa Este, Oeste, Washington y Maryland, Alemania, Unión Europea, Singapur, Hong Kong,  Corea y Brasil. Las pruebas de mercado efectuadas a través de Focus- Groups han considerado distintos formatos de producto, destacando el tipo pan-size que resulta de interés en los mercados de Italia y España.

A la fecha, se está exportando producto fresco entero eviscerado, entre 800 gramos a un kilo y medio a distintos destinos (400 kilos a la semana), con la finalidad de desarrollar diferentes pruebas de mercado. La idea es que más empresarios nacionales se entusiasmen con esta nueva industria y comiencen a cultivar esta especie. Además, por sus sistemas de producción y operación, el producto terminado ha sido calificado en la categoría de “Best Choice” en la “Green List” por parte de la Seafood Watch – Monterrey Bay Aquarium – como un producto sustentable recomendado para el consumo y de alta calidad nutricional.

 Por Pedro Barra Léniz

Periodista

Revista Mundo Acuícola

Edición 110

Octubre-noviembre de 2016

 

 



NOTICIAS RELACIONADAS