Viernes
20/10/2017
Los avances de los cultivos acuícolas en el norte de Chile
Presentamos una segunda parte de la gira de Mundo Acuícola por el norte de Chile, con los avances de algunos proyectos en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Coquimbo.
14/09/2016


23777 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Los avances de los cultivos acuícolas en el norte de Chile

Desde fines de junio, hasta mediados de julio, de este año, recorrimos la zona norte de nuestro país, para observar las distintas iniciativas acuícolas que se llevan a cabo en las regiones más áridas de Chile. Fue un extenso viaje, de poco más de 1.5000 kilómetros por la Ruta 5, además de otros trayectos más cortos, pero con mayor grado de dificultad, para llegar hasta zonas precordilleranas donde se cultivan truchas; visitas que yamostramos en el número anterior de Mundo Acuícola.

En esta edición, presentaremos una segunda parte de esta gira, con los avances de algunos proyectos en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Coquimbo. Aquí destacan el Proyecto Innova Corfo “Dorado Arica”, dela Universidad de Tarapacá, el Centro de Investigación Aplicada del Mar CIAM yCorpesca, el trabajo del Centro de Bioinnovación de Antofagasta y el cultivo de congrio colorado que desarrolla, en Coquimbo, la empresa Colorado Chile.

Sin duda, se trata de iniciativas que apuntan a una futura diversificación de la matriz del norte del país, donde hoy predomina claramente la actividad minera.

Proyecto “Dorado Arica”:

La iniciativa,que busca cultivar Seriolalalandi en el extremo norte del país

En la primera parte de la gira de Mundo Acuícola, por el norte de Chile, visitamos las instalaciones de la iniciativa que realiza la engorda a nivel piloto del dorado Seriolalalandi.

A fines del mes de junio llegamos hasta las instalaciones de la empresa Corpesca, en Arica, para observar los avances del proyecto que levantó una unidad piloto de engorda de Seriolalalandi, pez conocido como seriola o dorado. Se trata de una iniciativa Innova Corfo que, desde el año 2013, desarrollan la Universidad de Tarapacá, el Centro de Investigación Aplicada del Mar CIAM y la firma Corpesca. La iniciativa finalizó hace poco más de cinco meses, pero hoy continúa a través de un segundo proyecto para desarrollar dietas funcionales para la especie, que busca, a través de la formulación de un alimento, manejar parámetros de cultivo.

Lo primero que sorprende, al llegar al lugar donde se emplaza el cultivo experimental deseriola, es la extensión del terreno perteneciente a la empresa pesquera. Prácticamente una mini ciudad, situada en el borde costero del sur de la capital de la región de Arica y Parinacota. Así es como luego de pasar el control del acceso, recorrimos varios cientos de metros para llegar hasta el sitio donde se ubica el proyecto "Dorado Arica".

Allí nos reunimos con el Dr. Arnaldo Vilaxa, director de la iniciativa; Roberto Ávila, investigador principal; María Alejandra Pizarro, encargada de seguimiento y control del proyecto y,RaykoKarmelic, ingeniero Jefe de Mantención y Proyectos de Corpesca. Al mismo tiempo que recorríamos los estanques, los profesionales nos explicaron los alcances de la iniciativa. Según nos contaron, actualmente están enfocados en desarrollar tecnologías de bajo costo para la engorda de Seriolalalandi. "Hace 3 años vimos el estado del arte de la especie y visualizamos que había alevines para engorda y alimento para seriola, mientras que había una brecha en la tecnología de engorda. Pero, en el camino, nos dimos cuenta que había otros problemas", indica María Alejandra Pizarro.

"Es importante recalcar que todo esto nace mucho antes, con proyecto Fondef, el año 2008, en un sector denominado La Capilla, con instalaciones paupérrimas", relata el Dr. Arnaldo Vilaxa. Sin embargo, después se unen esfuerzos con la empresa privada y Corpesca, junto con el CIAM se unen a las investigaciones para desarrollo del cultivo de seriola. "Como empresa, pudimos resolver varios problemas que tenían en La Capilla, por lo que esta unión ha sido muy fructífera, lo cual nos ha permitido avanzar más rápido", complementa RaykoKarmelic, de Corpesca.

Según agrega María Alejandra Pizarro, el concepto de innovación del proyecto se basa en una adaptación de tecnología para unidades de engorda a escala experimental. "Ahora, si lo llevamos a escala comercial, serían unidades de las mismas dimensiones, pero duplicadas en tamaño", asevera la profesional. De esa forma, la solución tecnológica para la engorda consta de una primera parte que es la unidad de cultivo, y una segunda que sería el modelo de producción. "Hemos probado dos batch de alevines, con dos orígenes distintos: animales provenientes de Fundación Chile (Tongoy) y peces de Antofagasta, que llegaron de 200 gramos y hoy pesan sobre los dos kilos, después de 6 meses en engorda", destaca Pizarro.

"El modelo de producción lo calculamos a 14 meses. Podemos llegar a individuos de 3,5 kilogramos en ese período", añade Roberto Avila, quien subrayala relevancia de la temperatura del agua como factor fundamental para lograr un buen crecimiento de los especímenes de seriola. "Es importante mantener la temperatura sobre los 23 grados celsius", precisa María Alejandra Pizarro.

Actualmente, las instalaciones de Dorado Arica constan de 6 estanques de 90 metros cúbicos, con unos 500 ejemplares cada uno. Pero, la idea es que más adelante cada unidad pueda producir 1,8 toneladas de seriola."Estamos cultivando 20 kilogramos por metro cúbico", puntualiza Roberto Avila, agregando que se han logrado desoves espontáneos de ejemplares, una tasa de crecimiento (SGR) de 1,6% al día y conversión alimentaria (FCR) de 1,6. "En la parte técnica, cada estanque posee su sistema independiente de recirculación y cada elemento de éstos sea posible de encontrar en el mercado nacional fácilmente", acota Pizarro.

Al ser el alimento el principal costo de producción en acuicultura, la idea es contar con una dieta específica para seriola, con alimento funcional fabricado en la misma zona. Para ello, el actual proyecto de I+D "Producción y aplicación de dietas funcionales para la prevención, control de enfermedades y optimización del cultivo de Dorado, Seriolalalandi en el norte de Chile", también cuenta con financiamiento de Innova Chile Corfo. Según los investigadores dela U. de Tarapacá, las proyecciones económicas, que han podido obtener, indican que el proyecto es viable, pero para ello es muy relevante optimizar el crecimiento y supervivencia por medio de la mejora de alimentación específica para la especie.

 

 

Universidad Arturo Prat:

Los avances de la UNAP en el cultivo de microalgas para consumo humano

La UNAP finalizó recientemente  el Proyecto FIC “Generación y aplicación de tecnología para la producción de Harinas ricas en Omega 3 a partir de microalgas, como una nueva alternativa industrial en la región de Arica y Parinacota”.

La segunda estación de nuestra gira por el norte fue la ciudad de Iquique, en la Región de Tarapacá. Allí visitamos el Laboratorio de Transferencia de Biotecnología Microalgal, de la Universidad Arturo Prat, lugar donde conversamos con investigadores de dicha casa de estudios. Allí nos recibió Juan Pablo Díaz, Ingeniero Pesquero y Magister en Economía de Recursos Naturales y del Medio Ambiente, quien nos mostró los alcances de una novedosa tecnología patentada para el cultivo de microalgas basada en Fotobiorreactor Tubular Vertical Helicoidal Mitiliforme (FTVHM), el cual basa su configuración en formas extraídas de la naturaleza, específicamente de moluscos mitiliformes. Estos sirvieron como base para desarrollar el panel fotoactivo del dispositivo y que corresponde a la parte más importante, ya que por él circula la suspensión con microalgas y utiliza la energía de la luz solar para los procesos fotosintéticos.

Según Díaz, el desarrollo de este Fotobiorreactor empezó a tomar forma, a mediados de los años ’90, junto al fallecido investigador Claudio Brieba, como alternativa al cultivo de microalgas en raceway, pero con la idea de diseñar fotobiorreactores de bajo costo y eficientes, con la finalidad de cultivar microalgas para el consumo humano. Actualmente, dicho prototipo se encuentra en las instalaciones de Corpesca Arica.

El investigador de la UNAP lideró el Proyecto FIC “Generación y aplicación de tecnología para la producción de Harinas ricas en Omega3, a partir de microalgas, como una nueva alternativa industrial en la región de Arica y Parinacota”. En el marco de la finalización de dicha iniciativa se han podido concretar contactos con universidades y empresas productoras de Chlorella en Japón y Taiwán, logrando importantes acercamientos con la empresa YaeyamaShokusan, la mayor productora de Chlorella en el mundo. Así fue como en julio, los investigadores de la UNAP Juan Pablo Díaz y Germán Buenorealizaron una gira tecnológica por Asia, con el objeto deconocerCentros de Producción de Microalgas, estándares de calidad, mercado y productos, dado el alto nivel de desarrollo alcanzado por ambos países (Japón y Taiwán), en el cultivo de microalgas.

Con respecto a lo que se proyecta hacia más adelante, Juan Pablo Díaz indicó que “lo que falta es instalar una planta piloto productiva que ensaye y comercialice el producto, en los distintos mercados, es decir, la transferencia tecnológica”.

 

Universidad de Antofagasta:

El moderno Centro de Bioinnovación de Antofagasta que lidera estudios de microalgas en Latinoamérica

Centro se ubica en la Facultad de Ciencias del Mar y Recursos Naturales de la UA y sus estudios están centrados en la optimización de los recursos naturales biológicos de la zona norte de nuestro país.

Durante nuestro periplo por el norte, también pudimos conocer las investigaciones que hoy lleva adelante el Centro de Bioinnovación, CBIA, de la Universidad de Antofagasta. Dicha entidad se ubica en la Facultad de Ciencias del Mar y Recursos Naturales de la casa de estudios superiores y sus estudios están centrados en la optimización de los recursos naturales biológicos de la zona norte de nuestro país.

Conversamos con el Dr. Carlos Riquelme, director del CBIA, quien nos mostró el moderno equipamiento que posee la Unidad de Microbiología Aplicada del Centro de Bioinnovación Antofagasta. "En el desierto partimos por lo más pequeño, los microorganismos. En ese orden, trabajamos en la optimización de sistemas y cultivos de microalgas para su escalamiento de interés comercial biotecnológico. También estudiamos bacterias, biocosméticos y el desarrollo de suplementos alimenticios con valor agregado para estadíos tempranos de larvas de peces, en este caso probióticos para el dorado vía rotíferos", relata Riquelme, quien además señala que de igual manera trabajan en la optimización de asentamientos de moluscos. "Anteriormente, todo se ha hecho en condiciones de laboratorio, ahora ya estamos en condiciones de ir escalando. La idea es diversificar la matriz productiva de la región y que vaya más allá de la minería", puntualiza eldirector del CIBIA.

Un aspecto que llama poderosamente la atención de este centro es la magnitud y equipamiento de sus instalaciones, las cuales cuentan con amplias piscinas para pruebas con microalgas, laboratorios de análisis y salas para la fase inicial del cultivo de algas. "Estudiantes e investigadores extranjeros nos han comentado que debe ser una de las infraestructuras más amplias y modernas para el estudio de microalgas en Latinoamérica", sostiene el Dr. Riquelme, quien subraya las ventajas de la zona para este tipo de investigaciones. "Durante gran parte del año tenemos una alta radiación solar y es una de las más altas del planeta. Son valores extraordinarios de radiación y usamos algas adaptadas a esas condiciones.  Entonces, eso es un plus. Otra ventaja es el acceso al nutriente, como el mismo salitre, que si bien no es tan barato, está a la mano, y la misma agua de mar que aporta microorganismos beneficiosos que cada vez nos sorprenden más con sus propiedades", agrega el investigador de la UA, mientras nos da a conocer una moderna sala de automatización para el cultivo de microalgas, sistema que se implementó en colaboración con la Universidad de Almería, España.

Uno de los actuales estudios del CBIA es la optimización de luteína a partir de microalgas, producto de escaso volumen en el mercado global, alta demanda y valor mundial- "Nuestra idea es usar la radiación solar del norte de Chile para elaborar un producto de microalga que sea para consumo humano o acuícola", nos comenta el Doctor Riquelme.

Cabe señalar que el Centro de Bioinnovación de Antofagasta se formó hace unos 4 años de la unión o aglutinamiento de varios laboratorios de la UA. De esa forma, en el CBIA hoy trabajan biólogos, bioquímicos, biotecnólogos, ingenieros acuícolas, entre otros profesionales, la mayoría de ellos formados en la misma U. de Antofagasta. "Nuestra idea es formar nuevos emprendimientos basados en productos e insumos de la misma zona", finaliza Carlos Riquelme.

 

 

Cultivos Marinos San Cristóbal:

En Caldera conocimos a una de las empresas pioneras en el cultivo de abalón en Chile

Ubicada en el kilómetro 895 de la Panamericana Norte, en Caleta Los Patos, comuna de Caldera, la firma acuícola tiene casi 20 años de experiencia en el cultivo de abalón rojo de California (Haliotisrufescens) y abalón verde o japonés (Haliotisdiscushannai).

Pioneros en el cultivo de abalón en Chile. Así describe a la empresa Cultivos Marinos San Cristóbal su gerente de Producción y Operaciones, Sergio Ubillo, quien recibió la visita de Mundo Acuícola para mostrarnos las instalaciones de la compañía. Ubicada en el kilómetro 895 de la Panamericana Norte, en Caleta Los Patos, comuna de Caldera, la firma acuícola tiene casi 20 años de experiencia en el cultivo de abalón rojo de California (Haliotisrufescens) y abalón verde o japonés (Haliotisdiscushannai).

Según nos cuenta Ubillo, la empresa fue la primera de la región de Atacama en contar, hace unos 9 años, con sistemas de recirculación para el cultivo de moluscos. El ejecutivo señala que dichas instalaciones tienen capacidad para producir 150 toneladas anuales de abalón, donde 135 de ellas son de abalón rojo y las 15 toneladas restantes corresponden a abalón verde. Actualmente, albergan a 3,5 millones de animales en sus distintos estadíos de engorda, los cuales, una vez cosechados, generalmente al cabo de 36 meses de cultivo, se envían a mercados como Vietnam, Japón, China y Corea del Sur. 

En la infraestructura que pudimos recorrer, trabajan 47 personas y posee, entre otras dependencias, con laboratorio de cultivo de algas pardas, una planta de proceso para producto congelado a través de criogenización con nitrógeno líquido.“Una de nuestras preocupaciones es bajar los costos energéticos y apoyar la sustentabilidad de la industria. Para ello, utilizamos 1.600 litros de agua hora, bastante poco para la biomasa que tenemos. Por otra parte, a través del cultivo de macroalgas para alimento del abalón, buscamos apoyar el repoblamiento del recurso”, señala Ubillo.En cuanto al calibre comercial de los abalones, éste varía desde las 6 a 12 unidades por kilogramo, dependiendo de los requerimientos del cliente, en formatos congelado, fresco congelado IQF y carne drenada para enlatado.

 

 

Centro de Investigaciones Costeras, CIC:

Cridesat-UDA y su misión de proveer de semillas de ostión y macroalgas a pequeños acuicultores

En el sector El Morro de Bahía Inglesa, recorrimos las instalaciones del Centro de Investigaciones Costeras, CIC, de la Universidad de Atacama.

En Caldera también nos trasladamos hasta el sector de El Morro de Bahía Inglesa, lugar donde pudimos conocer el Centro de Investigaciones Costeras de la Universidad de Atacama, el cual funciona bajo el alero del Centro Regional de Investigación y Desarrollo Sustentable de Atacama, CRIDESAT-UDA.

Según nos explica Jorge Méndez, jefe de Operaciones del Centro de Investigaciones Costeras de la UDA, en su corta historia (comienza sus primeras iniciativas el 2013), dicha entidad ha desarrollado exitosos proyectos, tales como: los FIC-AQUA I y FIC AQUA II. Esto les ha permitido implementar un hatchery, que actualmente es capaz de proveer semillas de recursos bentónicos y de macroalgas como Lessonianigrescens y Macrocstissp, logrando incrementar la productividad de las áreas de manejo por medio del repoblamiento y el abastecimiento de semilla a los pequeños acuicultores.

Durante nuestra visita, también conversamos con Gabriela Ladrón de Guevara, jefe de Producción del Centro de Investigaciones Costeras, quien hoy dirige el proyecto FIC-APE Ostión Ostra, que precisamente busca enseñar cómo iniciar el cultivo en longline de ostra y ostión a pescadores de Chañaral y Caldera. "La idea es que sus áreas de manejo se conviertan en cultivos, lo que se une a los anteriores FIC que eran de apoyo a los pequeños acuicultores", sostiene la investigadora.

A su vez, los profesionales del Cridesat están culminando el proyecto FIC-AQUA II para las especies erizo y algas, además del desarrollo del proyecto FIC Corvina Atacama, que pretende implementar un sistema de producción masiva del pez Cilusgilberti aplicando nuevas tecnologías.

En cuanto al equipamiento del centro ubicado en El Morro de Bahía Inglesa, éste cuenta con estanques de PVC de 12 mil y 24 mil litros para el cultivo de ostiones, laboratorio de microalgas y macroalgas, laboratorio multipropósito, estanques rectangulares para peces, acuario demostrativo para visitas de escolares. Sin embargo, como nos comentó el ingeniero en acuicultura Rafael Crisóstomo, director del Centro de Investigaciones Costeras UDA, ya se está trabajando en la remodelación completa de las instalaciones con termopaneles (antes era un centro de cultivo de ostiones de una empresa) y en la implementación de un área de ciencia aplicada, que contará con laboratorios habilitados con la última tecnología disponible. "El objetivo es contar con un centro de investigación de alto nivel. Estamos avanzando a pasos agigantados para aquello y dentro de eso, ya tenemos alianzas estratégicas internacionales de investigación y de venta de productos", añade Crisóstomo, quien además ha liderado el proyecto FIC OstionTech y hoy el FIC APE Ostión Ostra.

 

 

 

Coquimbo:

El trabajo de la UCN para dar el salto hacia el cultivo de la chicorea de mar

En la sede Coquimbo de la UCN, conocimos los alcances del proyecto FondefIdea que desarrolla una técnica de propagación vegetativa mixta de Chicorea de mar, a través de fragmentación y formación de discos de fijación secundaria.

Una de las últimas visitas enmarcadas en la gira de nuestro medio por el norte de Chile fue la realizada a la Universidad Católica del Norte, campus Guayacán, sede Coquimbo. En dicha casa de estudios conocimos los alcances del proyecto FondefIdea "Desarrollo de una técnica de propagación vegetativa mixta de Chicorea de mar (Chondracanthuschamissoi) a través de fragmentación y formación de discos de fijación secundaria".

Conversamos con el Director Principal de la iniciativa, el investigador de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN, Juan Macchiavello, quien nos comentó que el proyecto tiene como objetivo trabajar con pescadores artesanales, para transferirles tecnologías de cultivo de especies marinas, para que así puedan hacer un uso más sustentable de sus áreas de manejo asignadas.

El profesor Macchiavello explicó que el proyecto tiene dos etapas de 24 meses cada una. La primera, de diciembre de 2014 a diciembre de 2016, y la segunda, de diciembre de 2016 a diciembre de 2018.  “Llevamos casi 10 años haciendo investigación básica, intentando domesticar esta especie que tiene un alto valor comercial. Nuestro propósito es dar un salto hacia la acuicultura. Esperamos en este proyecto hacer un escalamiento a nivel productivo”, sostiene el investigador de la UCN.

La chicorea de mar Chondracanthuschamissoies un alga roja, que se encuentra a lo largo de nuestra costa. Es popularmente utilizada en países asiáticos en recetas culinarias y reconocida como un alimento saludable. Los chilenos no la comen, pero los asiáticos, especialmente los japoneses, la consumen a diario en ensaladas, sopas y como acompañamiento con otras preparaciones. Se trata de un alga nativa que crece sólo en la zona litoral de Chile y Perú, y que tiene un gran potencial económico por la alta demanda de consumo en Asia. Por ello, resulta atractivo el desarrollar una técnica de cultivo que asegura la sustentabilidad del recurso.

"Hemos hecho varios trabajos con esta especie, partiendo por la biología básica. Con este proyecto Idea, al menos en su segunda etapa, esperamos poder hacer un escalamiento a nivel productivo. Se trata de un proyecto Fondef Idea, donde nuestro ejecutivo es Cristian Lagos y con él estamos reuniéndonos constantemente", acota Macchiavello.

Para el desarrollo del proyecto, los investigadores de la UCN tienen como socios a Antonio Morales, exportador de chicorea de mar, además de dos asociaciones gremiales de pescadores. Una de Puerto Aldea, donde se está haciendo la transferencia para el cultivo submareal (de fondo), con la idea de hacer un repoblamiento y volver a la producción que antiguamente tuvieron en dicha área de manejo, pero ahora a través de la acuicultura. La segunda asociación involucrada es la de Caleta Hornos, con la técnica de cultivo suspendido, similar al cultivo de ostiones.

"Estamos terminando la primera etapa de dos años. Ya tenemos definida la tecnología de cultivo y ahora viene la segunda etapa, por medio de la cual, principalmente, se va a empezar a realizar un escalamiento productivo comercial, con todos los estudios económicos que sean necesarios", agrega el investigador de la U. Católica del Norte.

Sobre los principales logros obtenidos en la primera etapa del proyecto, el especialista agrega que "encontramos una técnica de inoculación y un sustrato adecuado para fijar el alga, para después llevarla al mar para su crecimiento. De esta forma, hemos logrado la propagación del alga producida en laboratorio, lo cual ha sido un éxito, dada su sobreviviencia en el mar", añade Macchiavello, señalando que lo que aún se debe mejorar es el crecimiento y problemas como epifitismo, en algunas épocas del año. "Con eso vamos resolviendo problemas, mejorando técnicas y la ingeniería del cultivo para acuicultores de pequeña escala", finaliza.

 

 

Colorado Chile:

Los hitos de la empresa que busca desarrollar el cultivo de congrio

El esquema productivo de Colorado Chile cuenta con 6 sistemas de recirculación, donde se recircula el 90% del agua, un plantel de 70 reproductores silvestres, además de peces F1, los que se están condicionando con fines pre reproductivos.

La primera semana de julio continuamos nuestro periplo por el norte de Chile en la ciudad de Coquimbo. En el sector de El Panul, al sur de dicha comuna, visitamos a la empresa Colorado Chile, firma que desde hace casi 10 años está buscando desarrollar una tecnología capaz de cultivar exitosamente el congrio colorado Genypteruschilensis, especie que habita en fondos rocosos de las costas de nuestro país.

En El Panul conversamos con SpartacoMagnolfiOrsini, gerente de Operaciones de Colorado Chile, quien nos explicó que actualmente están desarrollando una tecnología acuícola modular (TAM), que, mediante sistemas de recirculación, sirve como una herramienta para dar soluciones a comunidades locales asociados a la acuicultura a pequeña escala (APE) ya  sea como semilleros para bivalvos,  producciones de juveniles de peces u otras aplicaciones. "Estas instalaciones están adaptadas para generar estadíos transitorios, por ejemplo, para recibir peces de otra geografía y aclimatarlos a aguas locales, entre otras funcionalidades", precisa Magnolfi.

El representante de Colorado Chile nos precisó que en ese momento estaban finalizando un proyecto Corfo, “Investigación y desarrollo de un prototipo de tecnología de reproducción continua del congrio colorado", cuyo objetivo era tener desoves continuos durante todo el año. "Generalmente, en muchos peces marinos, el peak de desove es desde septiembre-octubre, hasta enero-febrero. Ese es el rango aproximado, y en el resto de los meses, para una cadena productiva, no hay output. Ya logramos ese objetivo hace 4 meses, aproximadamente. No hemos parado de tener desoves con diferentes reproductores, haciendo un manejo fototermal", comenta SpartacoMagnolfi.

El esquema productivo de Colorado Chile cuenta con 6 sistemas de recirculación, donde se recircula el 90% del agua, un plantel de 70 reproductores silvestres, además de peces F1, los que se están condicionando con fines pre reproductivos. Los estanques de los reproductores son de una tecnología similar a la de  los cultivos abaloneros, de material HDPE, mientras que los estanques del hatchery son de fibra de vidrio.

Durante nuestra visita a El Panul, SpartacoMagnolfi nos dio a conocer los principales logros que han obtenido como empresa en el proceso de cultivo de congrio colorado. En Laguna Verde, Región de Valparaíso, lugar donde tuvieron sus primeros pasos como compañía, lograron levantar todo el protocolo de captura de reproductores, de aclimatación de reproductores en tierra y encontrar la dieta base para el reproductor. "Esto para que tengan una calidad gamética y bienestar general.“Ya levantamos esos protocolos y hoy no tenemos mortalidad por patógenos o desnutrición”, indica Magnolfi, quien agrega que el segundo hito fue la obtención de juveniles, también en Laguna Verde, con condiciones locales de agua.

Posteriormente, se trasladaron a Santiago. En dichas instalaciones confeccionaron el primer hatchery modular con tecnología TAM, lugar donde lograron obtener mejores sobrevivencias larvales. "En Laguna Verde se alcanzó entre un 2% a un 3%, mientras que en Santiago, en sistemas de recirculación Modular diseñadas con exigencias propias de la especie, se logró  levantar un protocolo que resultó con supervivencias larvales de un 15% a un 30%, dependiendo de las calidades gaméticas colectadas de los reproductores", agrega SpartacoMagnolfi.

Al sexto año de Colorado Chile, se adjudican el primer proyecto CORFO, que estaba enfocado en el escalamiento preindustrial yen el cierre de las últimas brechas del cultivo. En lo que respecta a los próximos pasos de la empresa, para los próximos años Magnolfi añade que esperan comenzar la producción masiva de juveniles y generar un plantel de reproductores F1 óptimo en términos de calidad y genéticamente diverso. "A su vez, esperamos hacer pruebas de engorda para obtener cifras más concretas en sistemas y parámetros de cultivo, además de pruebas en diferentes fórmulas nutricionales comercialmente viables”, finaliza el representante de Colorado Chile.

Más recientemente, Colorado Chile se adjudicó 3.000 millones de pesos, por medio de CORFO, a través del Programa Tecnológico Estratégico de Diversificación Acuícola, una apuesta que la entidad estatal lanzó por primera vez este año.

En este nuevo proyecto denominado Programa Tecnológico  Estratégico (PTE-Congrio)  en congrio colorado y dorado, busca habilitar una nueva industria acuicultora en Chile para los próximos 4 a 5 años. Durante este período, se dará curso a un proyecto dinámico, con  un modelo de negocio coherente con los tres pilares de la sustentabilidad, creando tecnología de cultivo capitalizable y rentable, y dando respuestas  a las problemáticas y requerimientos sociales y ecosistémicos.

 

 

Región de Coquimbo:

Los logros del programa que busca desarrollar acuicultura en áreas de manejo

Iniciativa ha impulsado cultivos experimentales de piure, ostión, huiro y chicorea de mar, desarrollando un trabajo colaborativo entre los pescadores artesanales, el sector público y la universidad, buscando mecanismos para mejorar el desempeño de las AMERBs en el mediano y largo plazo.

En nuestra visita a la Universidad Católica del Norte pudimos conocer, de primera fuente, los avances del“Programa de Acuicultura en Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AAMERB)”, de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte, con el apoyo de CORFO y la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura.

Conversamos con Cristian Sepúlveda (biólogo marino) y Felipe Rivera (sociólogo), quienes, por medio de este programa, han difundido las potencialidades, restricciones y desafíos de la realización de actividades acuícolas, a pequeña escala, al interior de áreas de manejo de pescadores ubicadas en la zona centro norte del país.Dicha iniciativa ha impulsado cultivos experimentales de piure, ostión, huiro y chicorea de mar, desarrollando un trabajo colaborativo entre los pescadores artesanales, el sector público y la universidad, buscando mecanismos para mejorar el desempeño de las AMERBs en el mediano y largo plazo, complementando las labores extractivas del sector pesquero artesanal.

Actualmente están desarrollando el PDT de transferencia de cultivo de cojinoba con pescadores de Los Vilos. Así es como en el mes de septiembre (segunda semana) se estaría en condiciones de realizar la siembra de las primeras cojinoba. Asimismo, en el mes de octubre, se inauguraría el "Centro Experimental de Cultivo de la Cojinoba del Norte "Ñagué", de la Cooperativa de Los Vilos Ltda.", el cual cuenta con energía fotovoltaica y el "Centro Experimental de Cultivo Caleta San Pedro", también en Los Vilos. Se trata de una experiencia inédita en el sector pesquero artesanal, con lo cual se está logrando sentar las bases para instalar plataformas de aprendizaje en las áreas de manejo.

Esto con la idea que organizaciones de pescadores desarrollen procesos de aprendizaje y de apropiación de la tecnología de cultivos de pequeña escala y resuelvan paulatinamente las adecuaciones socio-organizacionales que esta incorporación implica. A su vez, se pretende que la sectorialidad pública adecúe procedimientos y criterios que faciliten la incorporación de este segmento de la gente de mar y el ejercicio de las actividades de acuicultura de pequeña escala.

Por Pedro Barra Léniz

Revista Mundo Acuícola

Edición 109

Agosto-septiembre de 2016



NOTICIAS RELACIONADAS