Lunes
11/12/2017
Los desafíos que hoy enfrentan las salmoneras en agua dulce
Para conocer de primera fuente los desafíos que actualmente enfrenta la industria en esta fase, en esta edición indagamos las opiniones de investigadores y profesionales con experiencia tanto teórica como de campo en esta etapa del cultivo de salmónidos.
28/10/2015


2370 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Los desafíos que hoy enfrentan las salmoneras en agua dulce

La industria salmonera chilena enfrenta desafíos cada vez más complejos. La producción de smolts robustos, el control de enfermedades, el monitoreo de parámetros del agua y la disminución del uso de fármacos son algunas de las principales preocupaciones de los productores nacionales en la etapa denominada muchos como “de agua dulce”.

Con el objetivo de conocer de primera fuente los desafíos que actualmente enfrenta la industria en esta fase, en esta edición indagamos las opiniones de investigadores y profesionales con experiencia tanto teórica como de campo en esta etapa del cultivo de salmónidos. Para la mayoría de los especialistas consultados, los principales desafíos productivos para la industria salmonera actual en la fase de agua dulce se focalizan en mejorar en materia sanitaria y calidad de smolt, lo cual será fundamental para lograr éxito en la etapa siguiente, la de cultivo en el mar. “Ambos desafíos –manejo sanitario y calidad de smolt- se pueden abordar de manera conjunta, acelerando el reemplazo de pisciculturas tradicionales y centros de lago por pisciculturas de tecnología de recirculación de aguas”, señala Manuel Godoy, gerente de Agua Dulce de Salmones Humboldt.

Desde el sector productor de ovas comentan que posiblemente los principales desafíos hoy en día no van de la mano de aspectos netamente productivos o tecnológicos, sino de la estructura de costos que la industria ha adoptado prematuramente, y que ahora están realmente demostrándose en el ejercicio productivo. “Es innegable que las políticas internas y nacionales han buscado la minimización de eventuales pérdidas ante la ocurrencia de un nuevo brote masivo de ISA –que, por cierto, aún muy frescas en nuestra memoria-,   pero estas mismas políticas significaron decidir sobre eventos en curso y tomar acciones radicales y no probadas debidamente”, comenta el médico veterinario Carlos Lobos, Technical Manager and Sales de Hendrix-Genetics.

Varios factores a tener en cuenta

Jean Paul Lhorente, Director Técnico de Aquainnovo S.A. destaca que el principal objetivo o desafío para la etapa de agua dulce es producir un smolts de calidad, lo cual permitirá sostener y mejorar los resultados productivos en mar que esta industria necesita para ser más competitiva y sustentable en el tiempo. Desde su perspectiva, dicho objetivo es bien general y ambicioso, pues el término calidad involucra varios aspectos, no obstante,  se puede desglosar en varios factores:

-          Calidad genética: Como ya se ha desarrollado en puntos anteriores, contar con peces de alto potencial productivo por la genética que poseen, es fundamental, pues define el techo productivo al que se puede llegar. Luego contar con una genética ad-hoc para la gestión productiva de una empresa, es fundamental pues asegura mejora continua. Adicionalmente, también es importante conocer siempre el performance de los productos genéticos disponibles en el mercado, por lo que la implementación de programas de benchmarking, es esencial para estar al día de lo que hay disponible y conocer cuál es la mejor solución para el productor.

-          Oferta de ovas: La obligación en varias de las especies en manejar stocks de reproductores en ciclos cerrados, también nos ha abierto a un nuevo desafío, el cual es reconfigurar los ciclos reproductivos y asegurar la oferta de ovas todo el año. Sin entrar en detalles, en varios de los casos actuales es necesario estudiar y ajustar los esquemas de fotoperiodo, y temperatura, y que peces usar como reproductores. Ello incide directamente en los costos de producción de ovas. Por otro lado, como los espacios hoy son limitados, debemos privilegiar llegar a desoves con más hembras que machos, luego una tarea a resolver es como somos mucho más eficiente en usar los machos disponibles para reproducción.

-          Calidad de ovas producción: Ello se refiere a que las ovas producidas vienen de un proceso normal y bien logrado reproductivamente, con un tamaño adecuado, sin variación en tamaño y que permitirá manejar niveles de sobrevivencias altos tanto en estado Ojo, Eclosión y absorción de saco. Ello permite partir en la fase de alevinaje con un First Feeding (FF) en buena condición, desarrollo y sin desventajas que le impidan expresar su potencial genético.

-          Manejo sanitario y Bioseguridad: Una buena planificación en el uso de piscicultura, privilegiando la disminución y/o minimización de riesgo sanitario, se traducirá en una menor incidencia de mortalidades y presión por el uso de antibióticos. Ello incide directamente en los costos de smolt final. Además generar hándicap en los smolt producidos, lo cual en general se asocia mucho a la prevalencia de enfermedades y patógenos virales tales como el IPNv.

-          Manejos en general: La gestión productiva en las pisciculturas, debe tener como objetivo, manejar densidades económicamente viables pero que disminuyan el estrés y riesgo de enfermedades, una alimentación ad libitum que permita la expresión del potencial productivo de los peces. Adicionalmente, hoy en día, debido a la alta presión que existe en mar por crecimiento, es un elemento de evaluación trabajar solo con las tallas más grandes de las cohortes, pues tienen mejor potencial de crecimiento, lo cual significa eliminar la o las dos tallas más chicas de peces, antes de la vacunación.

-          Inmunización peces: El uso de vacunas sigue siendo esencial en el control de enfermedades. En este sentido, también se deben  incluir dentro del plan general de bioseguridad y constantemente, debe haber una evaluación/bench permanente de los productos disponibles en el mercado. Ello permite conocer muy bien la relación precio/eficacia que para el productor es fundamental conocer, para orientar su uso.  El uso de vacunas contra IPN, debe ser reevaluada constantemente, en relación a como se implemente el uso de ovas provenientes de peces resistentes, seleccionados por QTL-IPN hoy disponible en varios programas de mejora, y las prácticas de manejo.

 

“En resumen, son muchos los aspectos que deben ser atacados en agua dulce para producir smolts de calidad que aseguren un buen performance en mar, y que deben ser atacados en forma integral y multidisciplinaria. Es fundamental en este punto combinar desarrollo, pero también mucho sentido productivo, con visión de sistema y un análisis bioeconómico, que sustente claramente el aumento de costo de smolt que estos cambios sugieren, pero que seguramente serán cubiertos con grandes beneficios productivos”, enfatiza Lhorente.

 

Carlos Lobos, Technical Manager and Sales de Hendrix-Genetics:

“El comenzar con ovas y posteriormente smolts de alta calidad, permitirá ir avanzando en la disminución del uso de antimicrobianos”

Consultado sobre los principales desafíos productivos para la industria salmonera actual en la fase de agua dulce, el médico veterinario de Hendrix-Genetics, Carlos Lobos, señala que, en general, “se ha instaurado la sensación de estar dirigiéndose a un cuello de botella, al cual van muchos, y el ancho del mismo se ve muy estrecho. Hay aspectos regulatorios y normativos, que si bien buscan en su origen un bien superior, han significado, en cierta medida, la pérdida de las ventajas comparativas que nuestro país posee (reproducción en tierra, restricciones al uso de lagos, programas de desinfección de afluentes/efluentes, muestreos sanitarios obligatorios, etc.), muchas de ellas asociadas a la posibilidad de realizar un proceso costo eficiente sustentable. Para el caso particular de la norma que exige la desinfección de efluentes, por ejemplo, ésta implica una enorme inversióninstantáneamás los costos de operación rutinaria.  Sin embargo, la agregación de valor al patrimonio sanitario del país es tremendamente discutible. Tamaña inversión y costo operativo es algo que la industria sencillamente no está en condiciones de justificar y menos asumir. No es menor el hecho de que ninguno de nuestros competidores tiene tal regulación”.

Para Lobos, el agua dulce no es ajena a los desafíos comerciales que enfrenta la industria, particularmente la categorización de “Libre de antibióticos” o “No libre de antibióticos” que, en la práctica, está relegando a nuestro salmón a una segunda categoría, al menos en Estados Unidos. “El comenzar con ovas y posteriormente smolts de alta calidad, permitirá ir avanzando en la disminución del uso de antimicrobianos en la producción de salmón. Adicionalmente a lo anterior, la falta de una infraestructura vial y portuaria, suministro energético y  de servicios públicos, en las regiones más australes, ha generado y sigue generando impactos en los costos de traslado e ineficiencias productivas (ayunos largos, estrés acumulativo, riesgos de accidentes en traslado etc.).Un desafío a gran escala es el desarrollo de una plataforma público privada de servicios y sistemas para descentralizar la producción de agua dulce en toda la costa productiva de Chile”.

- ¿De qué forma avanza Hendrix-Genetics en el aspecto genético de las ovas que comercializa en Chile?

“La presencia de la genética de Hendrix está basada en un ejercicio continuo y sin interrupciones, desde el año 1998, con su cepa Landcatch. Hendrix GeneticsAquaculture Chile, refina y entrega a sus clientes en Chile y el mundo, el resultado del mejoramiento genético a través de la marca Landcatch en las ovas de salmón del Atlántico y Troutlodge en la trucha arcoíris. El programa genético de Landcatch es producto de los seguimientos, validaciones y resultados analíticos que Landcatch Natural Selection o LNS (con sede en la Universidad de Stirling, Escocia) desarrolla para cada uno de los mercados / medios ambientes productivos en los cuales se desempeñan nuestra cepa (Escocia, Irlanda, Noruega, Isla de Man, Chile). El avance en genética tiene una inercia que se explica por la más notable y única combinación de experiencia y tecnología. Los esfuerzos combinados de 70 años de historia de Troutlodge, 30 años de Landcatch y 10 años de Hendrix Genetics, hacen que los lineamientos y decisiones en genética sean de una muy amplia cobertura, con visión de largo plazo y en forma sustentable.  El programa genético de Hendrix Genetics utiliza la genética cuantitativa clásica y las más refinadas y nuevas tecnologías moleculares. Lacombinación y sinergia de ambas permite la entrega de ovas mejoradas genéticamente y cuyos resultadosson confiables, predecibles y validados. Un ejemplo pionero ha sidoel que fuimos de los primeros en publicar el descubrimiento del marcador de resistencia a IPNv o más conocido como QTL que se realizó por parte de LNS en Escocia, en conjunto con el Rosslin Institute y la Universidad de Stirling.  Además, esto implicó, muy tempranamente, la implementación de esta herramienta tecnológica en el núcleo reproductivo en ambos hemisferios. Siendo consistentes con esta propuesta de valor para la industria, en estos momentos se está construyendo una nueva piscicultura que alojará al programa genético, el Centro de Mejoramiento Genético Catripulli. Consiste en un complejo de alta tecnología y con desarrollos innovadores para prestar servicios a todas las fases del programa genético; incluyendo una sala de familias con control ambiental y alimentación robotizada, alevinaje, producción de smolts, y estanques de engorda de reproductores con control ambiental independiente completo por unidad. Esta propuesta tecnológica se encuentra a la altura de las expectativas de nuestros clientes”.

- ¿Qué está realizando la empresa para producir peces más resistentes a las distintas enfermedades que afectan a los salmónidos en nuestro país?

“Tempranamente en el desarrollo e implementación del programa genético de Landcatch en Chile (1998), se han fijado algunas prioridades con respecto a la resistencia genética a enfermedades o mejor sobrevida. Vale recalcar que nuestra genética se constituye sobre el programa independiente más antiguo existente en Chile, y que más tiempo se ha sometido a las condiciones productivas y ambientales locales. Continuamente la información de sobrevida y otros, a partir de los núcleos genéticos y centinelas productivos, es incluida en el cálculo de los valores genéticos mediante las más sofisticadas iteraciones de la genética cuantitativa. En los últimos años y, a la par de desarrollo tecnológico, se están desarrollando e implementando herramientas de la genética molecular y genómica en pos de hacer más robusta y rápida la selección de candidatos a reproductores. Tal es que ya desde el 2010 se utilizan marcadores genéticos en los salares para producir ovas con resistencia a IPNv en Chile. Adicionalmente, ya estamos en las fases de desarrollo e implementación de marcadores para resistencia genética a SRS en salmón del Atlántico, las cuales podrán arrojar resultados disponibles para el mercado en un poco más de un año y medio. Un camino similar vamos a recorrer con respecto a resistencia genética a Cáligus, donde si bien estamos mucho más adelantados por la vía de los estudios ejecutados en nuestra cepa en Escocia y por información de terreno; la fase de validación de los marcadores candidatos está por ser ejecutada bajo condiciones controladas.  Es importante señalar que contamos con la experiencia y tecnologías que Landcatch, Troutlodge y Hendrix Genetics han desarrollado a lo largo de los años, esto significa que el proceso de búsqueda, desarrollo e implementación de nuevas herramientas moleculares es más rápido, preciso y costo eficiente”.

- ¿Cómo vislumbran a futuro la disponibilidad y demanda de ovas para la industria salmonera chilena?

“En salmón del Atlántico y, con respecto a la demanda, en los últimos 3 años ésta ha estado cerca de los 350 millones de ovas, observándose un leve descenso durante el 2015, llegando a un proyectado de unos 320 millones. Esto, principalmente debido a la revisión a la baja de los planes de producción de las empresas como reacción a los bajos precios y costos altos. Creemos que, al menos por un par de años, la demanda se estabilizará alrededor de esta última cifra. La oferta de ovas producidas en el país está en condiciones de suplir dicha demandatanto en cantidad como oportunidad, y prescindir así de la ova importada. En Hendrix Genetics, y de seguro otros productores nacionales también, hemos logrado importantes avances en la producción de ovas “fuera de temporada”; producto indispensable para lograr una cosecha pareja durante todo el año de salmón del Atlántico. De hecho, para el año 2016, cerca del 40% de nuestra producción se concentrará en ese período. Con respecto al salmón coho, la demanda total de ovas se estima en unos 95 a 100 millones de ovas, y en trucha, ésta ha disminuido notoriamente; hace 5 años era de cerca de 200 millones de ovas y este año probablemente será menos de 70 millones. En el caso específico del salmón coho, un desafío pendiente es consolidar programas de selección genética, ya que este mercado sigue dependiendo aún en forma importante de la comercialización de excedentes de ovas de las mismas empresas productoras. En vista de lo mismo, está en nuestros planes generar la oferta independiente de ovas de salmón coho mejoradas genéticamente para el mercado abierto”.

 

 

Manuel Godoy, gerente de Agua Dulce de Salmones Humboldt:

“Deberíamos incrementar los esfuerzos por estandarizar y optimizar las prácticas de cultivo”

Mejorar en materia sanitaria y en calidad de smolt son los principales desafíos que vislumbra el gerente de Agua Dulce de Salmones Humboldt, Manuel Godoy. A su juicio, si lo que se busca es mejorar en materia sanitaria, “deberíamos incrementar los esfuerzos por estandarizar y optimizar las prácticas de cultivo, como manejo del estrés en agua dulce, vacunación, calidad de smolt, densidad de cultivo en mar (por jaula, centro y barrio), tratamientos y uso de antibióticos, entre otros”.

- ¿Cuál es el camino a nivel industria para producir peces más resistentes a las distintas enfermedades que afectan a los salmónidos en nuestro país?

“Peces más resistentes a enfermedades, sin lugar a dudas ayudaría en condiciones ideales, pero mientras como industria persistan prácticas de cultivo poco sustentables, la fracción no resistente dentro de una “población resistente” es suficiente como para desencadenar un cuadro en cualquier centro e incluso comprometer zonas o barrios completos, por lo que descartaría como solución la búsqueda de resistencia genética a enfermedades”.

- ¿Qué avances a nivel genético en reproductores cree que debería lograr la industria en el futuro?

“La selección y mejoramiento genético en varios aspectos de la producción son una gran herramienta.  Pero, con la incorporación de la genómica las posibilidades de mejoramiento en la industria se han diversificado e incrementado generosamente, al mismo tiempo que el plazo requerido para tener resultados en producción se ha acortado considerablemente, pero como dije antes, los actuales esfuerzos en el área de resistencia a enfermedades me parecen menos necesarios que los enfocados a obtener mejores y más rápidos crecimientos, menos madurez precoz, mejor conversión de alimento, mejor color, entre otros”.

- ¿Cuáles son los principales problemas en pisciculturas de recirculación a nivel nacional y de qué manera se están abordando?

“En mi experiencia, los sistemas de recirculación bien diseñados y operados bajo las condiciones de diseño presentan muy pocos problemas, y me atrevería a señalar que en la mayoría de los casos no presentan ningún problema. Por esto, creo que los problemas no relacionados con el diseño, se explican, en gran medida, por errores o inexperiencia de los operadores”.

 

Vicente Castro, investigador de AVS Chile

“Existe una importante necesidad para establecer una metodología validada de evaluar la calidad de smolts a nivel de industria”

Producir smolts más robustos y de mayor calidad son, en opinión de Vicente Castro, investigador de AVS Chile, los principales desafíos productivos para la industria salmonera actual en la fase de agua dulce. “Con robustez me refiero a peces que tengan un mayor potencial de crecimiento pos transferencia (es decir, reanudar el consumo de alimento de manera rápida y utilizarlo correctamente, así como tener una elevada capacidad de resistir el estrés en general y de enfrentar enfermedades, es decir, ser inmunocompetentes. Si bien las vacunas, genética y alimentos especiales-funcionales juegan un rol importante, para mí los cambios tienen que ir por el lado de promover bienestar a los peces durante toda la fase de agua dulce, incluyendo modificaciones en las prácticas productivas, que otorguen un ambiente óptimo, que promuevan un comportamiento adecuado de los peces. Es decir, disminuir el estrés a nivel individual y a nivel población. En este escenario, promover la salud cardiovascular de los peces resulta clave, ya que un corazón sano y potente está asociado a una mayor resistencia al estrés, mayor crecimiento y mejor resistencia a enfermedades. Lo anterior puede generarse de dos maneras: la primera (1) es mediante la optimización del ambiente para promover un nado activo de los peces a velocidades óptimas. Recordemos que los salmónidos están creados, evolutivamente, como nadadores activos, construidos muscular y cardiovascularmente para someterse a velocidades de nado elevadas. Sin embargo, en situaciones de cultivo, están forzados a nadar a velocidades sub-óptimas que producen diferentes tipos de degeneraciones cardiovasculares. La otra manera (2) es seleccionar genéticamente para aquellas familias que presenten, de manera inherente, una mayor capacidad cardiovascular y de nado. Claramente, ambas formas (1) y (2) no son excluyentes”.

“Por el lado de la calidad, me refiero a peces que estén correctamente esmoltificados, y que sean sembrados en mar en su momento óptimo de mayor capacidad osmorreguladora. Hoy en día las empresas evalúan de maneras muy distintas la calidad del smolt, basándose en sus propios índices de smolts. Sin embargo, estos índices pueden, o no, estar incluyendo y ponderando de manera correcta cada una de las variables que componen dichos índices. Por ende, existe una importante necesidad para establecer una metodología validada de evaluar la calidad de smolts a nivel de industria, y que las distintas empresas pudiesen utilizar con el objetivo de, finalmente, poder entender los efectos de la calidad de smolts en rendimiento productivo posterior; un tema del que se ha hablado mucho últimamente, pero mientras no tengamos una correcta y estandarizada forma de evaluar los grupos de peces, no se puede hacer”.

 

Rubén Avendaño-Herrera, investigador de la Universidad Andrés Bello:

“Existe una falta de conocimiento de la situación real del agua dulce y mucho de lo que se conoce está asociado a conocimiento indirecto”

Una opinión categórica sobre la situación de agua dulce en Chile tiene Rubén Avendaño-Herrera, investigador de la Universidad Andrés Bello. A su parecer, en nuestro país “existe una falta de conocimiento de la situación real del agua dulce y mucho de lo que se conoce está asociado a conocimiento indirecto, mediante programas que no son activos. Por tanto, existe carencia en la información y si se compara con agua de mar, prácticamente no se sabe nada. Para poder tomar medidas se requiere reconocer que existe el problema y esto no se ha hecho. Por otra parte, es imprescindible un ente fiscalizador y regulador más proactivo y no reactivo. A modo de ejemplo, elaboración de una normativa de densidad para agua dulce. Fomentar prácticas de prevención por sobre el tratamiento, es decir, vacunar en la medida que existan productos con buenos resultados y disminuir a cero el uso de oxitetraciclina dejando como terapia potencial sólo florfenicol. Sin embargo, se debe determinar el grado de eficacia de estos compuestos, ya que la calidad de los que existen en el mercado no es la misma. Finalmente, sobre el mismo tema se requiere capacitar a los profesionales del área de la medicina veterinaria sobre la importancia de proponer los tratamientos sustentados en el informe de laboratorio”.

- ¿Cuáles considera que son los principales desafíos con relación a patógenos en agua dulce para la industria salmonera actual?

“Aun cuando la autoridad no considere a los patógenos de agua dulce como relevantes, existen antecedentes numéricos que sustentan que Flavobacterium psychrophilum y Renibacterium salmoninarum, especialmente este último en las pisciculturas de reproductores, son los principales desafíos. En el caso de F. psychrophilum, es la más diagnosticada dentro del PVP y se empleó en 2014 un total de 18 toneladas de antibióticos en su control. En el caso de R. salmoninarum, pese al análisis anual de screening, aún hay positivos en reproductores y la posibilidad que se transmita por vía vertical a sus descendientes. En la mayoría de los casos se detecta en agua de mar”.

- ¿Cuáles son los principales problemas detectados, a través del diagnóstico, en peces que se cultivan en esta fase?

“Sin duda, el problema de F. psychrophilum y otras enfermedades oportunistas que se presentan debido a que la inmunidad aún no está desarrollada en el caso de los peces de tamaño menor a 5 gramos. A modo de ejemplo, la aparición de cuadros mixtos de F. psychrophilumcon saprolegnia y en menor caso con IPNV. Otro problema no menor es la falta de regulación respecto a las densidades de cultivo en agua dulce, ya que es “el factor" que en la mayoría de los casos condiciona el estado de salud de los peces. Estos problemas, en muchos casos, determinan la generación de los peces rezagados, es decir, generación de distintas tallas dentro de un mismo estanque”.

- ¿Cuál es el camino, a nivel industria, para producir peces más resistentes a las distintas enfermedades que afectan a los salmónidos en nuestro país?

“En la mayoría de los casos los productores tienen una mirada indiferente de la investigación que se realiza en Chile, pero yo aún tengo confianza que la ciencia puede ayudar en generar la producción de mas peces y con mejores estándares sanitarios. Lamentablemente, la mirada del salmonicultor es a corto plazo y con premura productiva. La industria no va a mejorar en meses, sino que requiere de tiempo y reconocer la existencia de los problemas. Trabajar en conjunto con los investigadores puede ser un primer paso, pero no exigiendo resultados sino financiando investigaciones que sea de su interés y que logren mitigar la aparición de patógenos, mejorar los productos biológicos como vacunas o simplemente las condiciones de cultivo. A modo de ejemplo, conocer el número y tipo de bacterias presentes en el agua de entrada, estanque y salida de una piscicultura puede permitir darse cuenta que hay microorganismos potencialmente patógenos que pueden provocar un problema sanitario. Otro punto relevante a considerar es netamente regulatorio. Chile es un país muy diverso en sus fuentes de agua y las pisciculturas tienen distintas realidades en lo que respecta a la estructura de los patógenos. En Europa se permite aún cuando existan vacunas registradas, las universidades pueden desarrollar estos compuestos cuando el microorganismo de la piscicultura no puede ser prevenido por estos productos. Por tanto, es una alternativa más el desarrollo de vacunas sitio-específicas. Finalmente, considerar la disminución de las densidades de cultivo, lo que probablemente redunde en menos brotes infecciosos y una mejor calidad de peces a ser transferidos a engorda en mar”.

 

Rodolfo Infante, gerente general de Stofnfiskur Chile:

“Sin lugar a dudas, el principal desafío productivo de la fase de agua dulce de la salmonicultura chilena es el de mejorar la calidad del producto final, el smolt”

Bajo la perspectiva del gerente general de Stofnfiskur Chile, Rodolfo Infante, el mayor desafío productivo de la fase de agua dulce de la salmonicultura chilena es el de mejorar la calidad del producto final, el smolt. Sin embargo, a su parecer, este desafío “parte por reconocer que hemos implementado un modelo de cultivo equivocado desde su génesis, donde se han privilegiado aspectos económicos por sobre aquellos biológicos básicos, hasta llegar a la soberbia de modificarle el ciclo de vida al salmón, produciendo ovas de reproductores confinados a vivir forzosamente en un ambiente dulceacuícola que no les corresponde. El segundo desafío es el de mejorar el manejo productivo general de los peces, lo que los escoceses llaman “husbandry”, y que implica velar por todas las acciones que impactan al bienestar animal, obviamente un concepto que en Chile aún no es internalizado a plenitud y menos aún aplicado, por creer que encarece los costos, lo que es una equivocación porque justamente los disminuye cuando se logra implementar cabalmente y aceptar como una filosofía del arte de cultivar peces”.

-¿De qué forma avanza Stofnfiskur en el aspecto genético de las ovas que comercializa en Chile? “Chile sacará insospechadas ventajas, pues Stofnfiskur se ha potenciado con la incorporación al holding que hoy nos cobija, de empresas genéticas especializadas de clase mundial, que deja al Área de Reproducción y Genética en una posición de absoluta vanguardia. Compañías como SalmoBreed y Akvaforsk, de Noruega, ya son empresas hermanas, así como también lo es Springs Genetics de Norteamérica. Este gran equipo está avanzando en diversas líneas de investigación genética y genómica, con especial énfasis en la creación de resistencias a aquellas enfermedades de mayor impacto económico en la acuicultura mundial, incluida la salmonicultura. Todos estos logros llegarán a Chile transformados en ovas de Stofnfiskur con mayor resistencia a enfermedades, mayores tasas de crecimiento, mejores índices de conversión y maduración gonádica controlada, todas variables que llevarán a controlar los costos de producción. Las opciones son infinitas, ahora que tenemos un respaldo del mayor nivel tecnológico”.

-¿Qué está realizando la empresa para producir peces más resistentes a las distintas enfermedades que afectan a los salmónidos en nuestro país?

“Stofnfiskur está realizando variadas acciones tendientes a producir resistencia de sus ovas a aquellas enfermedades de mayor impacto económico de la salmonicultura. Desde hace un año, Stofnfiskur cuenta con ovas que presentan el QTL para el IPN, la enfermedad que produce las mayores pérdidas, junto a la fungosis, en la fase de agua dulce. Durante el 2016 también tendremos disponible para el mercado chileno el QTL que genera resistencia al SRS. Otra avanzada línea investigativa aplicada es la resistencia al ectoparásito Cáligus, a través del desarrollo de la inmunidad innata, que pretendemos tener disponible a mediano plazo. La capacidad investigativa de Stofnfiskur se ha potenciado por la incorporación de nuevos partners y los resultados de esta sinergia estarán prontamente disponibles en nuestro mercado, lo que genera una gran distancia y diferenciación con las ovas de origen local, que los productores ya han reconocido”.

-¿Cómo vislumbran a futuro la disponibilidad y demanda de ovas para la industria salmonera chilena?

“Stofnfiskur está produciendo actualmente 200 millones de ovas anuales, pero tenemos capacidad en infraestructura y biológica para subir inmediatamente el 2016 a 250 millones de ovas. Hoy nuestras ventas anuales en Chile superan los cuarenta millones de ovas, y en Europa se venden 80 millones, es decir, que por disponibilidad podríamos hasta cuadruplicar nuestras ventas nacionales, si existiera la necesidad.La demanda de ovas de salmón del Atlántico en Chile se mantendrá en alrededor de 250 millones al año en los años venideros, pero la inestabilidad de la oferta nacional en calidad y oportunidad, hará que la opción de las ovas importadas se incremente”.

 

Jean Paul Lhorente, Director Técnico de Aquainnovo S.A.:

“Hemos desarrollado una serie herramientas genómicas que se están utilizando a escala piloto en los actuales programas de salmón del Atlántico y trucha”

El Director Técnico de Aquainnovo S.A., Jean Paul Lhorente, nos comentó los avances y la experiencia de dicha institución en el desarrollo de programas genéticos para trucha arcoíris, salmón del Atlántico y salmón coho. En ese sentido, subraya las herramientas genómicas que se están utilizando a escala piloto en los actuales programas de salmón del Atlántico y trucha.

- ¿De qué forma avanza Aquainnovo en sus programas genéticos y de reproducción para salmónidos?

“Aquainnovo desde sus inicios se constituye en el soporte técnico de los programas de mejoramiento genético que Empresas AquaChile posee en salmón del Atlántico (Salmones Chaicas), salmón Coho (AquaChile) y trucha arcoíris (Aguas Claras S.A), los cuales parten formalmente el año 1997 y 2000, respectivamente. Desde que Aquainnovo tomó la asistencia técnica de estos programas, las principales actividades se centraron en formalizar el programa de salmón del Atlántico en un sistema cerrado, bajo la tecnología de recirculación en salmones Chaicas, en reconfigurar el programa de truchas, a manejar los núcleos en ciclos de agua dulce y a mantener la asistencia al programa de salmón Coho que opera en Aysén. Uno de los principales focos de Aquainnovo ha sido implementar la selección por resistencia a enfermedades, pero también ser más intensivos en lograr mayores y mejores respuestas en crecimiento en los núcleos de mejoramiento. La industria requiere hoy de peces de mayor crecimiento y más robustos,  por una parte, para reducir los riesgos y operación, y por otro lado, obtener una mayor productividad por smolt ingresado. En el enfoque que posee Aquainnovo, se ha puesto mayor atención también en el servicio técnico propiamente tal, tanto en el manejo de los núcleos,  como de los reproductores que se utilizan para producción de ovas masivas, que nosotros llamamos multiplicadores. Esta tarea es fundamental, pues asegura el traspaso eficiente de la mejora genética a producción y en el menor tiempo posible, lo cual es clave para el éxito de estos programas. En este ámbito, nuestros profesionales están estrechamente vinculados con los clientes para apoyar y supervisar este proceso. Adicionalmente, a través del apoyo de CORFO (15PIRE-45509), estamos trabajando intensamente en poder hacer realidad el desarrollo de una estrategia, para maximizar el uso de machos elite, que vienen de los núcleos, en ovas de producción, y que incluye la optimización del uso del semen fresco y criopreservado”.

- ¿Qué está realizando la empresa para producir peces más resistentes a las distintas enfermedades que afectan a los salmónidos en nuestro país? Tengo entendido que tienen un extenso trabajo de investigación en SRS, por ejemplo.

Desde un principio, en los primeros 4 a 5 años, Aquainnovo se centró en desarrollar la tecnología para realizar selección genómica por resistencia a enfermedades relevantes para la industria nacional (IPN, SRS y Caligidosis). A través de un esfuerzo interdisciplinario entre nuestra institución e investigadores de la Universidad de Chile, junto con el apoyo de InnovaChile de CORFO (proyectos 12PIE-17669 y 11IEI-12843),  se hemos desarrollado una serie herramientas genómicas que se están utilizando a escala piloto en los actuales programas de salmón del Atlántico y trucha, como se indica en el siguiente cuadro.

Tabla 1. Productos generados por Aquainnovo.

AquaSalar SNP-Chip ®. Un chip de ADN que permite identificar las variantes genéticas (SNPs) que predisponen a ciertos peces, ser más resistentes frente a las enfermedades Caligidosis (Caligus rogercresseyi) y Síndrome Ricketsial del Salmón o SRS (Piscirickettsia salmonis).  En Fase de Implementación.

AquaSalarSNP-IPN®. Un chip que permite identificar reproductores genéticamente resistentes al virus de la Necrosis Pancreática Infecciosa (IPNv) mediante información molecular (QTLs) que han sido previamente descritos. En Fase de Implementación.

AquaTrucha SNP-Chip®. Un chip de ADN en desarrollo que permite identificar variantes (SNPs) que predisponen a ciertos peces a ser más resistentes a las enfermedades de Caligidosis (Caligus rogercreseyyi), SRS (P. salmonis) e IPNv. En fase de desarrollo.

Con relación a salmón Coho, Lhorente enfatiza que Aquainnovo posee una colaboración con la Universidad de Chile (FONDEF) y el programa de Genome Canada, levantado por Canadá British Columbia y en colaboración con Simon Frazer University, para el desarrollo e implementación de un SNP_Chip para aplicar selección genómica por resistencia a SRS en salmón coho. “La implementación de selección genómica permitirá utilizar reproductores con alto potencial genético de forma más eficiente y precisa, acelerando el progreso genético en cada generación. Con esta tecnología seremos capaces de producir ovas más resistentes a las enfermedades que enfrenta la industria salmonera y con una mayor tasa de crecimiento. El desarrollo de estas plataformas es lo más costoso y laborioso a realizar, pero una vez disponible, es posible evaluar la aplicabilidad de esta estrategia en forma más rápida en otros caracteres de difícil medición e importancia económica, como son los aspectos de calidad (pigmento y contenido de PUFAS en filete, rendimiento filete, entre otros) y conversión de alimento (FCR)”, concluye Jean Paul Lhorente.

Por  Pedro Barra Léniz

Revista Mundo Acuícola

Edición 105

Octubre-noviembre de 2015



NOTICIAS RELACIONADAS