Jueves
27/04/2017
Estrategias de control para el piojo de mar
Por Dra. Sandra Bravo, Universidad Austral de Chile. sbravo@spm.uach.cl
16/06/2015


27015 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Estrategias de control para el piojo de mar

Al igual  que el piojo de mar Lepeophtheirus  salmonis que parasita a los salmones en el hemisferio norte, Caligus rogercresseyi se caracteriza por desarrollar  resistencia a los pesticidas  usados para su control. A partir del 2005  se  comenzó a registrar resistencia en C. rogercresseyi al  benzoato de emamectina, producto que fue  usado, por más de  cinco años, sin alternación de tratamientos (Bravo et al., 2008) y, a  partir del 2008, al piretroides  deltametrina, después de  sólo un año de su introducción al mercado chileno (Helgesen et al., 2014). Actualmente, el organofosforado azametifos, introducido en mayo del2013, es el producto que ha mostrado mayor eficacia en el control de Caligus en Chile. Sin embargo, es importante señalar que el piojo de mar comenzó a desarrollar resistencia a este producto en Noruegaa partir de 1991 y también un año después de su reintroducción al mercado, en el 2008 (Kaur et al., 2015). Frente a  este escenario, se  está privilegiando en Chile el uso de peróxido de hidrógeno, de tal forma contar  con  un producto adicional para  realizar  rotación entre los diferentes  compuestos  y  así retardar los riesgos de desarrollo de resistencia, conscientes  de  que  el uso reiterado de un mismo producto acelera el desarrollo de resistencia.

 

El peróxido de hidrógenose descompone en agua y oxígeno, por lo que no presentaría un efecto ambiental adverso, como en el caso de los  piretroides y organofosforados, pero al igual que con los otros antiparasitarios, el desarrollo de resistencia ha sido también documentado. El primer reporte de resistencia en L.salmonis, al peróxido de hidrógeno, data del 2000, en Escocia, después de un largo período de uso (Treasurer et al., 2000). En el 2015 fue  reportado resistencia en Noruega(Helgesen et al., 2015), producto que fue usado como antiparasitario entre los años 1993 y 1997, descontinuándose  su uso posterior a la  introducción de nuevos compuestos antiparasitarios efectivos para el control del piojo de mar. Sin embargo, frente a la evidencia de desarrollo de resistencia de L.salmonis  frente a estos compuestos, el peróxido de hidrógeno fue nuevamente introducido  en el 2009.Está bien documentado que  este compuesto no mata  al parásito, sólo le provoca parálisis, lo que hace que se suelte del hospedador, recuperando  su  conciencia a los 10 minutos de haber terminado la exposición al tratamiento, lo que lo deja en condiciones  de  volver a parasitar a  nuevos hospedadores (Bravo et al., 2010; Johnson et al., 1993), por lo que  la captura  de estos parásitos  durante el tratamiento es  fundamental para  minimizar  su  dispersión y  evitar acelerar el desarrollo  de resistencia.

 

Los malos resultados de eficacia frente a un tratamiento  pueden ser atribuidos   a la mala aplicación de un tratamiento y/o al desarrollo de resistencia hacia el producto. El desarrollo de resistencia es propiciado por el solo hecho de  usar un producto para  su control.  Los ejemplares sensibles mueren y los  resistentes  sobreviven, transmitiendo sus genes de resistencia a la progenie, tal cual se  observa en la figura 1. Por lo que la rotación de productos con diferente composición molecular es recomendada para prolongar la vida útil de estos escasos fármacos  actualmente disponibles en el mercado.

Considerando la escasez de nuevos compuestos farmacológicos, la alternativa de  métodos no farmacológicos para el control de Caligus ha cobrado cada vez  mayor  relevancia. Así también ha sido reconocido por la autoridad en la última  modificación del Programa Sanitario Específico de Vigilancia y Control de la Caligidosis (PSEV_Caligidosis), publicado el 9 de Enero del 2015 (Res. Ex. 2015), en el que se  señala que  se privilegiará  el uso de métodos  no farmacológicos  para el control de Caligus en Chile. Pero, frente a estas nuevas alternativas hoy disponibles, es recomendable tener siempre en consideración los requerimientos  fisiológicos  de los peces  y  su bienestar.

 

 

Referencias  Bibliográficas

 

Bravo S., Treasurer J., Sepúlveda M., Lagos C. 2010. Effectiveness of hydrogen peroxide in the control of Caligusrogercresseyi in Chile and implications for sea louse Management. Aquaculture 303, 22–27.

 

Bravo S., Sevatdal S., Horsberg T. 2008. Sensitivity assessment of Caligusrogercresseyito emamectin benzoate in Chile.Aquaculture 282, 7–12.

 

Helgesen K.O., Bravo,S., Sevatdal S., Mendoza J., Horsberg T.E. 2014. Deltamethrin resistance in the sea louse Caligusrogercresseyi (Boxshall and Bravo) in Chile: bioassay results and consumption data for anti-parasitic agents with references to Norwegian conditions. J. Fish Dis. 37, 877–890

 

Helgesen K.O., Romstad H., Aaen S.M., Horsberg T.E. 2015. First report of reducedsensitivity towards hydrogen peroxide found in the salmon louse Lepeophtheirussalmonisin Norway.Aquac.

Rep.http://dx.doi.org/10.1016/j.aqrep.2015.01.001.

 

Johnson S.C., Constible J.M., Richard L. 1993. Laboratory investigation on the efficacy ofhydrogen peroxide against the salmon louse Lepeophtheirussalmonis and its toxicologicaleffects on Atlantic salmon Salmosalar and Chinook salmon Oncorhynchustshwytscha. Dis. Aquat. Org. 17, 197–204.

 

Kaur K., Helgesen K.O., Bakke M.J. ,Horsberg T.E. 2015.Mechanism behind Resistance against the Organophosphate Azamethiphos in Salmon Lice (Lepeophtheirussalmonis).PLoS ONE 10(4): e0124220. doi:10.1371/journal.pone.0124220

 

Treasurer J.W., Wadsworth S., Grant A. 2000. Resistance of sea lice, Lepeophtheirussalmonis(Krøyer), to hydrogen peroxide on farmed Atlantic salmon, Salmosalar L. Aquac. Res. 31, 855–860.

 

Revista Mundo Acuícola

Edición 102

Abril-mayo de 2015



NOTICIAS RELACIONADAS