Viernes
22/09/2017
Los 21 días de Mundo Acuícola conociendo parte de la acuicultura y pesca europea
En esta edición les mostramos las tres semanas de trabajo por Europa, que sin duda valieron la pena para mantenerlos al tanto de lo que está pasando en el Viejo Continente en cuanto a pesca y acuicultura.
23/07/2014


521 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Los 21 días de Mundo Acuícola conociendo parte de la acuicultura y pesca europea

Durante parte del mes de junio y comienzos de julio, recorrimos tres países del Viejo Continente para observar parte del desarrollo europeo de la actividad acuícola y pesquera. Islandia, Portugal y España fueron las locaciones que visitamos, donde nos reunimos con productores, autoridades y pescadores europeos. Una experiencia que nos permitió conocer la otra cara de la producción de ovas islandesa, los avances de la acuicultura portuguesa y los esfuerzos de la mitilicultura española por mantener su prestigio a nivel mundial.

También nos llamó la tención la existencia de un Cluster Oceánico islandés, donde 50 empresas de ese país se encuentran reunidas en un solo lugar para discutir sobre innovación y entregar soluciones en conjunto a los requerimientos de la industria no solo de Islandia, sino de otros países. Otro aspecto llamativo que vimos fue la estrecha relación entre la firma Stofnfiskur HF con la Universidad de Islandia. Es así como profesionales de la compañía trabajan en instalaciones de esa casa de estudios desarrollando investigación aplicada, de la mano con investigadores de dicha universidad. Un modelo exitoso que está dando sus primeros frutos.

En el caso de Portugal, visitamos a la empresa líder en cultivos de mitílidos. Se trata de la Companhia Pescarias do Algarve, ubicada en el sur de ese país, zona que destaca por su actividad pesquera y turística, pero que con el impulso de esta firma, más otros emprendimientos, se está transformando en una región con un alto potencial acuícola. Además, observamos el trabajo de Sparos, un centro de I+D especialista en nutrición de peces, que busca convertirse en un referente a nivel europeo.

Finalmente, llegamos a España, específicamente la región de Galicia, que concentra la mayor parte de la mitilicultura española. Allí presenciamos el arduo trabajo que realizan autoridades y productores para controlar de la mejor manera posible las biotoxinas marinas, tal vez el mayor dolor de cabeza que hoy tienen los mejilloneros gallegos.

 

El novedoso método de Islandia para innovar en el ámbito marino

En el mes de junio, comenzamos oficialmente nuestra gira por Europa.  Con una serie de visitas a diferentes entidades de Islandia, nos pudimos empapar de la cultura marítima de dicho país y de su énfasis en la innovación.  De partida, fue admirable que una nación con sólo 320 mil habitantes posea muchas empresas con foco en el desarrollo de tecnología e investigación.  Para quienes estén de alguna manera ligados a la acuicultura, se conocen los casos de Vaki, Marel o Stofnfiskur, firmas que siempre están sorprendiendo con nuevas aplicaciones, productos o avances a nivel global.

Sin embargo, existen otras organizaciones que valen la pena mencionar como entidades aglutinadoras y con un claro objetivo: Acelerar el desarrollo de la industria vinculada al océano.  Es así como fruto de un proyecto de la Universidad de Islandia, nació, en el año 2010, el The Iceland Ocean Cluster, que es un link para que las empresas relacionadas al tema marino puedan desarrollar de mejor manera sus ideas, con una mirada global y con un claro foco en la innovación.

Ubicado en el corazón del puerto de Reyjkavík, la capital islandesa, el edificio que alberga al cluster reúne a 40 empresas, las cuales pueden reunirse entre sí para discutir distintos temas o llevar a cabo proyectos en conjunto.  Conversamos con el Dr. Thor Sigfusson, CEO fundador del The Ocean Cluster, quien nos explicó que actualmente lideran una serie de iniciativas, como Codland, una nueva empresa que busca aprovechar de mejor manera el bacalao, logrando un mayor porcentaje del pescado.  “Hoy es posible aprovechar hasta el 85% del pescado, lo cual es un gran avance, si se compara con el 50% que se usa normalmente.  Incluso, se secan las cabezas y se exportan a Nigeria”, explica Sigfusson.

En cuanto a las firmas que participan del cluster, se valora la oportunidad de compartir el afán por innovar y concretar nuevas ideas en conjunto.  “Es muy bueno para nosotros, porque podemos resolver problemas para la industria marítima de mejor manera, discutiendo soluciones para cada obstáculo que se presente”, agrega Hjour Emillson, director de Navis, empresa de ingeniería naval.

 

Observamos en Islandia los constantes avances de Stofnfiskur en la producción de ovas

Desde hace décadas, la empresa islandesa Stofnfiskur HF viene realizando un exhaustivo trabajo en producción de ovas, crianza selectiva e investigación aplicada en la acuicultura.  Esto les ha permitido abastecer a los principales países productores de salmónidos del mundo, incluido Chile. Es así como actualmente es la única empresa extranjera que cumple con los exigentes estándares del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, SERNAPESCA, para ingresar ovas importadas de salmón del Atlántico a Chile.  A su vez, la firma realiza envíos a los principales países productores de salmónidos a nivel global, como lo son Canadá, Escocia, Islas Faroe, Irlanda, Noruega, entre otros.

Por ello, en el marco de nuestra gira por Europa, como Mundo Acuícola, quisimos conocer cuál es la clave de Stofnfiskur para mantener dicho estatus en nuestro país.  De partida, en Islandia pudimos observar las excelentes condiciones ambientales del entorno de las pisciculturas de la firma.  Pozos de hasta 250 metros de profundidad, aguas de una pureza envidiable y peces reproductores mantenidos en grandes estanques con flujos de agua salada, son algunas de las ventajas  comparativas de las instalaciones de Stofnfiskur HF.  Son los casos de la piscicultura de Kollafjordur, donde se concentra todo el trabajo genético y de familias de Stofnfiskur; de Kalmanstjorn, junto a la piscicultura de Vogavík.

En Reykjavik, capital islandesa, también conversamos con el Dr. Jonas Jonasson, CEO de Stofnfiskur HF, quien nos explicó las últimas inversiones de la firma en ampliar sus instalaciones (más estanques para reproductores), los avances en genética y genómica, junto a las proyecciones de la empresa que, el año 2013, produjo 190 millones de ovas.

Pisciculturas en lugares estratégicos

Durante nuestro recorrido, conocimos la piscicultura de Vogavík, una de las dos instalaciones de producción de ovas que posee la firma.  Allí pudimos observar cómo se obtiene el agua dulce y salada que abastece a los estanques de cultivo.  Ésta proviene de pozos que, en algunos casos, llegan a los 250 metros de profundidad, donde se extrae agua subterránea, filtrada por la lava volcánica.  Un recurso de excelente calidad, según nos comenta el CEO de Stofnfiskur HF, Dr. Jonas Jonasson, “prácticamente libre de virus y bacterias.  Es una de las claves de nuestros excelentes resultados productivos”, nos explica el representante de la firma.  A esto hay que añadir el uso de la geotermia,  fuente energética renovable que Islandia ha sabido aprovechar y de la cual Stofnfiskur utiliza ampliamente en sus pisciculturas, todas de flujo cerrado.

Tal como nos explicó Jonasson, la empresa se ha consolidado como uno de los principales proveedores de ovas a nivel mundial.  Incluso, ampliando su rango de clientes a países que están comenzando en los cultivos de salmónidos, como el Líbano.  Precisamente, en la piscicultura de Vogavík observamos los momentos previos a un despacho de ovas a una empresa salmonera chilena.  Además, el CEO de Stofnfiskur nos mostró los dos nuevos estanques de peces de gran tamaño, con luces Led para controlar el desove de los ejemplares.

Programa de selección

De acuerdo a una exposición del Dr. Jonasson, quien realizó una completa presentación de la empresa, a propósito de la visita a Islandia del Presidente  de SalmonChile, Felipe Sandoval, cada año Stofnfiskur  cría hasta 400 familias seleccionadas de salmón del Atlántico al año, de las cuales sólo las mejores 20 se derivan para la producción de ovas.  Todo esto de acuerdo a parámetros como supervivencia, tasa de crecimiento, madurez y deformidad (agua dulce), mientras que en agua salada se miden, además de los anteriores, índices como contenido de grasas, color y textura de la carne.  Para el CEO de la firma islandesa, la relevancia de poseer un plantel de reproductores seleccionados genéticamente tendrá cada vez mayor influencia en la rentabilidad de la producción, por lo que Stofnfiskur trabaja con un enfoque a largo plazo.  “Esperamos doblar la tasa de crecimiento de los peces en 7 generaciones más”, destaca Jonasson, quien agrega que dentro del programa se adaptan los requerimientos de cada país y cliente productor de salmón.

Colaboración con la U. de Islandia

Uno de los aspectos que llaman la atención del trabajo en I+D de Stofnfiskur es la estrecha colaboración con la Facultad de Vida y Ciencias Medioambientales de la Universidad de Islandia. En los laboratorios de esa casa de estudios, todos dotados con tecnología de punta, se desarrollan gran parte de las investigaciones que desarrolla Stofnfiskur HF, mediante su Departamento de Investigación y Desarrollo, a cargo del Dr. Eduardo Rodríguez.  Uno de los proyectos emblemáticos de investigador chileno-sueco es el estudio de la transcripción del gen que codifica para un péptido antimicrobiano durante el período de desarrollo embrionario, larval y del alevinaje.  “Los salmones eclosionan en estadío embrionario mucho antes que sus órganos linfoides y su sistema inmune estén desarrollados.  Creemos que los péptidos antimicrobianos, que actúan como antibióticos naturales, juegan un papel primordial en la protección y el bienestar de los salmones en este estadío.  La meta es poder seleccionar, mediante selección familiar, altos niveles de expresión de estos péptidos que permitirá a los individuos resistir mejor infecciones bacterianas y virales”, explica el Dr. Rodríguez.

Un tercer factor que podemos destacar del trabajo de Stofnfiskur es la activa comunicación con la Autoridad Veterinaria y de los Alimentos de Islandia, MAST.  De hecho, nos reunimos con el Dr. Gisli Jonsson, Oficial Veterinario Jefe de dicho servicio en sus oficinas generales de la ciudad de Selfoss, quien nos explicó, en detalle, el trabajo de dicha institución estatal, especialmente en lo relacionado con el estado actual del cultivo de peces en Islandia y cómo se han adaptado a las exigencias del Servicio Nacional de Pesca chileno.  Jonsson nos explicó cómo Islandia se mantiene libre de enfermedades virales desde hace décadas y cómo se han otorgado concesiones para el cultivo de salmónidos en la zona norte de ese país.

 

Visitamos el epicentro pesquero del holding islandés HB Grandi

Uno de los sectores más relevantes de la economía de Islandia es la pesca.  Con una tradición marítima de varios cientos de años, los islandeses han hecho de esta actividad una de las importantes del país, tanto así que este pequeño territorio se ubica entre las veinte naciones líderes en capturas a nivel global (según la FAO).

En ese contexto, quisimos conocer a una de las empresas más relevantes del rubro en Islandia: el grupo HB Grandi, accionista en Chile de la pesquera Friosur.  Con seis plantas pesqueras en distintos puntos del país y una flota de diez buques (otros dos se están construyendo en un astillero de Turquía), la compañía captura y procesa unas diez especies, entre pelágicas y demersales.

En este último caso (pesca demersal), visitamos la planta de Nordurgardur, Reykjavík, ubicada en el puerto de esa ciudad.  Acompañados por don Svavar Svavarsson, gerente de desarrollo de negocios de HB Grandi, recorrimos las instalaciones donde trabajan más de 220 operarios a tiempo completo.

Según nos comenta Svavarsson, las dos especies que se procesan en esta planta son la gallineta nórdica (Sebastes marinus) y el palero o carbonero (Pollachius virens), peces demersales que se encuentran entre las principales especies que captura la flota islandesa, tras el bacalao y el arenque.

Se trata de una planta que destaca por su automatización y modernos equipos de limpieza, proceso y envasado de los productos, que en el año 2013 procesó 18.250 toneladas de pescado fresco y congelado.  La mayoría del equipamiento es de la marca Marel, otra firma islandesa que está presente en Chile y Latinoamérica, además equipos de la firma Baader, de origen alemán.

En las instalaciones pudimos observar cómo se procesan las capturas de gallineta nórdica y el palero, las que justo en ese instante eran descargadas desde un buque ubicado a un costado de la planta, infraestructura que destaca por su alta tecnología.  De hecho, don Svavar Svavarsson nos comentó que se estaban estrenando nuevos equipos automáticos para despinado y limpieza del pescado.

Durante el recorrido, pudimos conversar con algunos de los jefes de calidad y operarios, varios de ellos de nacionalidad serbia, filipina, tailandesa y polaca.  Además, ingresamos a las cámaras de frío y a las salas de empaque.  Finalmente, pudimos observar cómo, tras un exhaustivo control de calidad, se despachaban los productos hacia países como Bélgica y Alemania.

HB Grandi emplea a casi mil personas para realizar sus operaciones pesqueras.  Posee una trayectoria de unos cien años en el rubro y en el año 2013 obtuvo ganancias por 35 millones de euros.  El conglomerado HB Grandi, que posee sobre 2.700 accionistas, es socio mayoritario de empresas como Stofnfiskur (ovas de salmón), Vignir G. Jónsson (caviar) y Laugafiskur (productos secos a partir del pescado).

En sus operaciones para congelado y proceso en alta mar emplea tres buques factoría (33.940 toneladas capturadas en 2013).  En el caso de la pesca demersal, utiliza cuatro buques arrastreros (19.400 toneladas, en 2013), mientras que en pesca pelágica, HB Grandi emplea tres buques (135.000 toneladas capturadas en 2013).  Actualmente, en el astillero de Celiktrans Denis Insaat de Tuzla, Turquía, se están construyendo dos nuevos buques, que HB Grandi destinará para pesca pelágica y cuya entrega está programada para el año 2015.

 

Thor, el buque construido en Chile que vigila los mares islandeses

Al recorrer el puerto viejo de Reykjavik, la capital islandesa que mira hacia el mar, es posible apreciar una gran cantidad de buques pesqueros, más de algún crucero y un par de ferries.  Sin embargo, al avanzar por uno de los muelles se logra ver a una nave que destaca sobre las otras por su imponencia y estilo.  Es el Thor, de la guardia costera de Islandia.  Construido en Chile, por Asmar Talcahuano, y entregado en el año 2011, este buque es la verdadera joya del servicio que resguarda los mares islandeses.

Tras acceder amablemente a nuestra petición de recorrer el barco, el primer ingeniero Einar Hansen, nos explica las prestaciones del Thor, un buque que es descrito, por el propio oficial, como “versátil, veloz y con la última tecnología en cuanto a posicionamiento y estabilidad en operaciones de alto riesgo, tales como rescates en naufragios o incendios de embarcaciones”.

Con dos potentes motores Rolls-Royce de 4.500 kW y 93 metros de eslora, el Thor puede alcanzar una velocidad de 20 nudos.  La construcción del buque comenzó en el año 2007 y, aunque finalizaría en abril del 2010, el terremoto y posterior tsunami en Talcahuano hizo que la entrega se retrasara hasta septiembre de 2011.  Consultado acerca del comportamiento de la embarcación, desde que comenzó a prestar servicio a la Guardia Costera de Islandia, Hansen explicó a Mundo Acuícola que el Thor “es un excelente buque, con la mejor tecnología y con grandes prestaciones. Hasta ahora no hemos tenido problemas con el barco”.

Y es que por ser un buque multipropósito, este barco puede ejercer labores de vigilancia marítima, combate de incendios, Búsqueda y Rescate (SAR), operaciones de limpieza frente a derrames de combustible, entre otras.  Así es como la embarcación no sólo vigila la jurisdicción de Islandia, sino que también puede apoyar requerimientos de Groenlandia e Islas Faroe, territorios autónomos pero dependientes de Dinamarca.  Islandia se encuentra casi en el medio de ambas regiones y hasta el 1944, fecha de su Independencia, también perteneció a los daneses.

En resumen, el Thor es un moderno buque que refleja el trabajo serio de Asmar Talcahuano.  De esta forma se explica por qué no sólo la Guardia Costera islandesa posee naves construidas en Chile, sino que también empresas pesqueras y el propio servicio que evalúa la biomasa pesquera, presente en los mares islandeses, han mandatado construir sus embarcaciones en astilleros chilenos.

 

La pesquera portuguesa que se transformó a la acuicultura

Si hay una actividad que caracteriza a Algarve, distrito del sur de Portugal, es el turismo.  No obstante, las autoridades de esa zona buscan potenciar otras industrias y una de esas es la acuicultura.  Precisamente, en el marco de nuestro viaje por parte de Europa, visitamos la ciudad puerto de Olhao (Algarve), donde pudimos conocer el caso de la Companhia Pescarias do Algarve, una de las firmas pesqueras más antiguas del mundo (nació en 1835), pero que hace unos años dio un giro radical hacia la acuicultura.

Conversamos con Antonio Farinha, gerente de la empresa, quien nos indicó que su apuesta se centra en una mirada a largo plazo.  "Creo que el futuro está en la acuicultura y eso se está entendiendo poco a poco en Portugal", sostiene Farinha, cuya empresa pretende producir unas mil toneladas de mejillón este año, incluso exportando a España y Francia.  La Companhia Pescarias do Algarve también produce almejas,  conquilhas (símil a la macha), longueirao (parecido a la navajuela) y está experimentando con algunos peces.  El sistema de cultivo de los mitílidos es long line y tienen la particularidad de encontrarse en mar abierto.

Y el entusiasmo de Antonio Farinha ha llegado a tal punto que hace unas semanas inauguró su primer restaurante en pleno centro de Lisboa, capital lusitana, lugar especializado en los productos que la Companhia Pescarias do Algarve produce en el sur de Portugal.  Las proyecciones del ejecutivo son altas y ya está comenzando a realizar envío al extranjero, con lo que se está convirtiendo en una firma pionera en el país y ejemplo para otros productores.  "Después de ver nuestros avances, hay muchos otros empresarios interesados por emprender en la acuicultura. Espero que no se lancen a ciegas y lo hagan racionalmente", comenta Farinha a Mundo Acuícola.

Explosivo crecimiento

De las 300 toneladas de mejillón producidas en 2013, la Companhia Pescarias do Algarve pretende comercializar, este año, unas 1.000 a 1.500 toneladas.  Un crecimiento exponencial, mediante el cual deberían llegar a la meta de las 10.000 toneladas, como empresa, el 2016.  Eso si los factores ambientales y financieros lo permiten.  Por el momento, han comercializado sólo en el mercado portugués, pero están realizando los primeros envíos a España y Francia.

En cuanto a sus proyectos, Antonio Farinha nos explica que están construyendo un cocedero para elaborar productos listos para servir, con los formatos de vianda y media concha.  “A su vez, tenemos una conservera donde elaboraremos patés de mejillón y producto en conserva”, agrega Farinha.

Futuro de la acuicultura portuguesa

Para Antonio Farinha, durante muchos años Portugal ha estado creciendo de espaldas al mar.  No obstante, a su parecer, este puede ser el momento definitivo del despegue de la acuicultura en el país lusitano.  “La gente comenzó a creer en la acuicultura.  Tengo la sensación que podemos desarrollar bastante esta actividad y poner a Portugal en el mapa de los productores acuícolas a nivel mundial”, comenta el empresario.  Según Farinha, el punto en contra es que la gente no tiene los conocimientos técnicos y algunos de los inversionistas se están lanzando al negocio sin mediar lo que están haciendo.  Puede pasar lo mismo que sucedió en la década de 1980 con la acuicultura en tierra.

 

Las instalaciones de SPAROS, centro de I+D portugués especialista en nutrición acuícola

Llama la atención que en un país con tan poco desarrollo de la acuicultura como lo es Portugal, exista un centro de investigación especializado en nutrición de peces.  Se trata de Sparos, una  empresa spin-off del Centro de Ciencias del Mar de la Universidad del Algarve, que se dedica a la innovación para el desarrollo de nuevos productos, tecnologías y procesos para la alimentación de peces.

Aprovechando nuestro paso por el sur de Portugal para observar el cultivo de mitílidos, conocimos las instalaciones de Sparos, ubicadas en la ciudad de Olhao, puerto de la Región de Algarve.  En ese lugar conversamos con Luis Conceicao, uno de los fundadores de este emprendimiento en I+D, quien nos mostró la infraestructura que acoge los modernos equipos que posee la firma, que ofrece ser “una plataforma tecnológica flexible de producción de alimentos, a escala piloto, para el sector de la acuicultura”.

Consultado sobre los comienzos de esta iniciativa, Conceicao nos comentó que todo empezó el año 2008, en una pequeña planta de 90 m2, con la idea de hacer I+D aplicado a la nutrición en acuicultura.  ¿Por qué en Portugal, un país con tan poca actividad acuícola?  El investigador nos responde que por la promesa del Estado portugués de que la acuicultura es una prioridad nacional,  lo cual no se ha concretado del todo por la burocracia y otros factores.

Sin embargo, por ser un gran consumidor de pescado, dicho país tiene, desde los años 80, los ojos puestos  en los cultivos acuáticos.  Esto, sumado al buen número de especialistas portugueses en nutrición acuícola, llevó a que Luis Conceicao, junto al investigador Jorge Dias, fundaran Sparos.

Una apuesta riesgosa, pero que hasta ahora ya tiene sus primeros logros.  Proyectos en conjunto con empresas e instituciones como Universidad del Algarve y el CSIC de España, son algunas de las iniciativas en las que Sparos ha participado exitosamente.

Así han logrado desarrollar alimentos húmedos y extrudidos para la dorada (Sparus aurata), lubina (Dicentrachus labrax), lenguado senegalés (Solea senegalensis) y rodaballo (Scophthalmus maximus).  Además, hoy están desarrollando el proyecto WEANTUNA, co-financiado por EUROSTARS, PO ALGARVE 21 y QREN (Portugal) para desarrollar alimentos de destete y un protocolo de alimentación para larvas del atún rojo (Thunnus thynnus).  Otro proyecto es el desarrollo de un protocolo de dietas estándar para pez cebra (Danio rerio), esto más orientado a la investigación en laboratorios que utilizan dicha especie en sus experimentos.

Producción de alimentos

Actualmente, Sparos ofrece la producción de lotes de alimentos (de 10 a 150 kg/h) dedicados a proyectos I+D, además de un trabajo de acuerdo con las especificaciones del cliente, tanto en términos de ingredientes, como en las propiedades físicas de los alimentos.  Para ello cuentan con la última tecnología en equipos de extrusión, coating al vacío, spray-drying y encapsulación. “Siempre buscamos desarrollar nuevos productos o servicios.  Por ello, participamos en proyectos europeos con incluso 20 socios, con lo que estamos constantemente ampliando nuestra red de contactos”, acota Conceicao, quien agrega que están trabajando en ampliar y aprovechar de mejor manera los 900 m2 en los que ahora están emplazados como centro de investigación.

 

Cómo Galicia afina el método que desde el 2015 exigirá la UE para detectar biotoxinas en moluscos

En febrero del año 2013, el Instituto Tecnológico para el Control de Medio Marino de Galicia, Intecmar, recibió la acreditación para el método cromatográfico de líquidos con detector de espectrometría de masas (LC-MS/MS o metodología química) para detectar la presencia de toxina lipofílica en moluscos.  Se trata de la nueva técnica de referencia que la Unión Europea obligará a implementar a todos los países que exporten moluscos a la UE (incluido Chile), a partir del 1 de enero de 2015.

Para observar cómo están utilizando este método y, en el marco de nuestra gira por Europa, visitamos las instalaciones que dicho organismo posee en Vilagarcía de Arousa, en Pontevedra, Galicia.  En ese lugar, se alterna la técnica de LC-MS/MS con el bioensayo, prueba con ratones a los que se inyecta la muestra para establecer la existencia o ausencia de toxicidad en los moluscos.

Cabe señalar que las exigencias europeas han provocado una serie de críticas por parte de España, ya que, según señalan, el método propuesto por la UE carece de mayores garantías sanitarias.  La Junta de Galicia ya ha apuntado que el LC-MS/MS es mucho más lento que el bioensayo, lo que puede derivar en un importante costo económico y social para la mayor zona productora de ese país.  Sin embargo, y pese a las críticas, el Intecmar fue el primer centro de control oficial de España en haber acreditado el nuevo método analítico de biotoxinas marinas, mediante cromatografía de líquidos con detector de espectrometría de masas (LC-MS/MS).

Puesta en marcha

Desde Intecmar sostienen que llevan bastante tiempo trabajando en la implementación y puesta a punto del nuevo método que, desde el 2015, comenzará a exigir obligatoriamente la Unión Europea.  Así lo afirma Fernando Fernández, del gabinete de comunicación del organismo, quien señala que ha sido un desafío complejo, pero que poco a poco se ha estado afinando.

También conversamos con la Dra. Ángeles Moroño, jefa de la Unidad de Biotoxinas del Intecmar, quien nos explicó que ha trabajado con especialistas chilenos en la implementación del método LC-MS/MS en nuestro país.  Consultada sobre la experiencia con esta última metodología, Moroño nos explicó que “de momento estamos trabajando con las dos técnicas, tanto ensayo con ratón como con el LC-MS/MS.  Estamos haciendo prácticamente la mitad de las muestras con una técnica y la mitad con la otra”.

Según la doctora Moroño, la pretensión de la Unidad de Biotoxinas del Intecmar  es que, a finales de 2014, “estemos analizando todas las muestras por LC masas-masas y sólo algunas por bioensayo, para mantener el punto C del reglamento 15/2011 que se refiere a toxinas nuevas emergentes”.  Para ello, poseen tres equipos LC-MS/MS, de los cuales dos ya están trabajando de manera continua, mientras el tercero se encuentra en proceso de validación.

Sobre los problemas que han surgido hasta el momento, la investigadora española nos precisa que los han tenido con diferencias extraordinarias a la hora de analizar producto cocido y el fresco.  “El problema es complejo.  Detectamos una diferencia en mejillón fresco y mejillón cocido, que no se explica por la deshidratación”, asevera Moroño.

Para la especialista, el problema se presentaría al analizar el mejillón fresco, donde no se mediría todo lo que hay por medio de la técnica de LC-MS/MS.  “Creemos que es por la metodología, pero aún no lo sabemos.  Las diferencias que hemos encontrado, en los mismos lotes de producto fresco y cocido, ya se las hemos comunicado, por medio de un informe, al organismo que nos representa en ese tema, que es el que tiene que tomar una decisión al respecto”, agrega la jefa de la Unidad de Biotoxinas del Intecmar.  Ante esto, se ha realizado un estudio bastante complejo, por medio de varias técnicas.  Por ejemplo, en bioensayo se detectaron muestras positivas de producto fresco que, a través de LC-MS/MS eran negativas, mientras en cocido eran claramente todas positivas.

A juicio de la Dra. Moroño, aún es necesario que la metodología de LC-MS/MS se vaya puliendo y en eso se irá avanzando con el tiempo.  “El índice de incertidumbre es un problema y eso se debe ir mejorando”, precisa la investigadora.  Sobre cómo se implementará esta metodología en Sudamérica, Ángeles Moroño cree que es un tema inquietante, no tanto para Chile, pero sí para Argentina.  Esto porque, a su parecer, no se deberían cambiar algunos métodos, como el bioensayo para determinación de biotoxina paralizante (PSP), mientras no se tenga pulido el método cromatográfico o de detección de masas (LC-MS/MS).

Antecedentes

El 11 de enero de 2011, el Diario Oficial de la Unión Europea publicó el Reglamento (CE) nº 15/2011 de la Comisión de 10 de enero de 2011 por el que se modifica el Reglamento (CE) nº 2074/2005 en lo relativo a los métodos de análisis reconocidos para la detección de biotoxinas marinas en moluscos bivalvos vivos.  Sobre  los métodos de detección de las toxinas lipofílicas, a los que alude esta modificación, se establece una metodología química y se hace referencia a los métodos biológicos.  El documento recoge que el método de cromatografía líquida-espectrometría de masas, bajo la coordinación del laboratorio de referencia de la UE para biotoxinas marinas (LC-MS/MS del LR-UE), será el método de referencia para  toxinas que se fijan en esta modificación.

Cabe señalar que el sitio web del Intecmar ya incorporó una sección que permite al usuario conocer con qué sistema se ha analizado la presencia de toxina lipofílica y en qué polígono de bateas concreto.

 

Conocimos en Galicia el organizado oficio de las mariscadoras de Arousa

En el marco de nuestra gira por Europa, visitamos la Ría de Arousa, la mayor de las rías gallegas, lugar donde pudimos observar las labores de recolección de bivalvos por parte de cientos de mariscadoras.  Se trata del marisqueo a pie, un oficio bastante organizado, donde cada agrupación se organiza para realizar sus actividades de la forma más ordenada posible, con el fin de garantizar la sustentabilidad de los recursos.  Y es que la sobreexplotación ya ha calado hondo en moluscos como la propia almeja, que hasta hace unos años se extraía casi sin control.

En dicho lugar, conversamos con la señora Isabel Pérez, quien lleva 50 años trabajando como mariscadora y es una de las mujeres más experimentadas de las 180 que observamos en el agua al visitar el litoral de Arousa.  Allí, con cada marea baja, las mariscadoras, quienes están inscritas en un registro y cuentan con un permiso para ejercer su actividad, comienzan a faenar rastrillo en mano y un carrito o bolsas para verter el producto.  Las especies que extraen son la almeja japónica, Venerupis philippinarum, almeja fina Venerupis decussata y el berberecho Cerastodema edule, que hasta hace poco casi desapareció por la sobrexplotación del recurso.

Según nos cuenta doña Isabel, el dinero que reciben tras vender el producto a plantas procesadoras no deja de ser atractivo para muchas personas que quieren ingresar a la actividad. “En años buenos podemos obtener unos 12 mil euros, lo que ha atraído a muchos parados (cesantes) a tratar de entrar a mariscar”, comenta Pérez.  Pero para ello, necesitan obtener el permiso.  Sin embargo, muchos ingresan de manera ilegal a la actividad y tratan de ejercer el marisqueo en horas de la noche, por lo cual las cofradías cuentan con puntos de control, pagados por las agrupaciones, que vigilan las zonas costeras.

Y como nada está al azar, lo que se extrae pasa por un laboratorio de análisis, que visa que el producto está libre de toxinas.  Esto porque los eventos de marea roja son bastante comunes en las rías gallegas, tal como a fines de junio, cuando la mayor parte de los centros de cultivo de mitílidos estaban cerrados, producto de la presencia de toxina paralizante.

En Galicia, el marisqueo a pie se realiza en áreas acotadas, definidas de manera previa y empleando un arte de pesca denominado "sacho", donde el marisco recolectado es retirado cada 30 minutos para su clasificación,  con especial atención en las tallas mínimas.  Esta actividad es supervisada por una persona designada por la cooperativa, de forma que todo el marisco que no alcanza la talla mínima legal, es devuelto al medio natural.

 

 

 



NOTICIAS RELACIONADAS