Viernes
28/04/2017
Los impresionantes usos de las microalgas en procesos industriales y ambientales
Se planea construir una planta industrial en Ventanas, con una inversión de US$60 millones, la que capturaría del orden del 25% de las emisiones de la Central Termoeléctrica Ventanas, ubicada en la bahía de Quintero, Región de Valparaíso.
12/08/2013


378 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Los impresionantes usos de las microalgas en procesos industriales y ambientales

Anteriormente, en la edición nº 85, les contamos sobre un novedoso proyecto desarrollado en la Región de Valparaíso, por la empresa Clean Energy, quienes capturan gases de la termoeléctrica Ventanas para producir biocombustible; idea que nació principalmente para colaborar en reducir las emanaciones tóxicas de gases que afectan a la población y al medio ambiente.  Andrea Irarrázaval, gerente general de Clean Energy, visualizó la forma de capturar los gases a través de las microalgas, comenzando en 2005 un largo camino de investigación y certificación que, día a día, abre nuevos caminos.  Ya el año 2009 se estableció la empresa biorrefinadora de producción de biocombustibles, a partir de microalgas y hoy la empresa cuenta con una amplia diversificación de utilización de microalgas, en distintos procesos productivos industriales.

Le pedimos a Andrea Irarrázaval que nos cuente sobre los avances de sus proyectos, para esta edición especial de sustentabilidad.  Ella nos indicó que, actualmente, trabajan no sólo en la captura de gases, sino que han abierto las puertas hacia la internacionalización del proyecto, e indagado en otros usos de las microalgas en el área agrícola y acuícola, como veremos en este reportaje.

Actualmente, Clean Energy, a través de Andrea, se encuentra negociando un crédito con el Banco Interamericano de  Desarrollo (BID) para financiar una planta industrial en Ventanas, ya que, como nos cuenta, “las pruebas de captura y producción de biomasa arrojaron  excelentes resultados, superando hasta en un 250% la producción y captura”, a lo que agrega, “además,  en enero de este año, fue aceptada por las Naciones Unidas una player consideration, lo que significa que nuestro proyecto califica dentro del sistema de mecanismo de desarrollo limpio para certificado de reducción de emisiones”.

En estos momentos, se planea construir una planta industrial en Ventanas, con una inversión de US$60 millones, la que capturaría del orden del 25% de las emisiones de la Central Termoeléctrica Ventanas, ubicada en la bahía de Quintero.  “En Chile, para un proyecto  de investigación y nueva tecnología, es muy difícil encontrar alguna organización o algún capital de riesgo que pueda aventurar con nosotros en este desafío”, nos comenta Andrea, “dentro de esa misma línea, solicitamos al gerente general del BID que nos permitiera ver la posibilidad de conseguir el financiamiento estructurado por ellos o ver alguna forma en que el BID y nosotros pudiéramos hacer una alianza estratégica para poder financiar este tipo de proyectos específicos.  Estamos trabajando en un proyecto macro que permita sacar adelante lo que nosotros estamos proponiendo”.

La planta industrial tendrá una extensión total de 114 hectáreas, las que llevarán a producir 6 mil toneladas de biodiesel/año, además de producir biogás y fertilizantes que se van a generar post biogás.  La ubicación será cerca de la bocatoma de AES Gener (Central Termoeléctrica Ventanas), quienes entregan los gases de la termoeléctrica, sin costo (a través de un acuerdo firmado con anterioridad), dichos gases serán tratados y, a partir de ellos se generarán todos los productos a comercializar, “es un proyecto cerrado que captura gases, produce biocombustibles y fertilizantes”.

Área minera

Paralelamente, realizan un proceso de investigación en el área minera para captura de gases  industriales de minería.  Ya cuentan con una carta de intención de Codelco (división Ventanas) para instalar una planta experimental dentro de la fundición y así evaluar la posibilidad de captación de azufre con microalgas, esto, utilizando otro concepto que es la biorremediación de gases de fundición minera (que tienen alto contenido de azufre y otros compuestos adicionales al CO2).

Este trabajo implica el estudio y medición de microalgas del entorno  local, poniendo énfasis en aquellas que capturen ese tipo de gases.  “Estamos viendo con la misma Chlorella marina y con algunas cianobacterias”, comenta Andrea, “tenemos una carta de intención de Codelco  porque dentro de su línea de descontaminación, ellos tienen una meta, que es bajar un 33% sus emisiones, en el corto plazo, entonces, con esto se busca complementar el proyecto que ya están trabajando y bajar emisiones desde otra perspectiva.  Este es un proyecto inédito para la división Ventanas y para cualquier división de Codelco, porque nunca se ha hecho manejo biológico de gases”, destaca.

El proyecto, está orientado a capturar gases tanto de la chimenea como de gases fugitivos. “Este es uno de los desafío importantes de este nuevo proyecto, además, está enfocado dentro  de un plan de innovación y desarrollo sustentable de los nuevos  proveedores de clase mundial que están ingresando a Codelco.  Son proyectos de emprendimiento, que buscan recoger talentos locales y llevarlos a la gran minería mundial, lo que nos permite hacer las pruebas dentro de sus divisiones y después ellos nos apoyan en el proceso de industrialización y comercialización”, nos cuenta.

Cabe destacar que este proyecto tiene financiamiento de Corfo (dirección de transferencia tecnológica), a través de un subsidio para hacer tratamiento de  gases de minería.  Con este proyecto se implementará la  planta  en Ventanas, la que será  cofinanciada con Clean Energy.

Sin embrago, hay otro proyecto en desarrollo y que, a juicio de Irarrázaval, es el más importante, se trata de la internacionalización de la tecnología desarrollada por Clean Energy en Chile, a países como México y Estados Unidos, esto lo realizan con apoyo de ProChile. “Para eso, estamos trabajando en forma conjunta con las oficinas comerciales de México, Chicago y Nueva York.  El año pasado nos ganamos un proyecto y esto nos ha permitido abrir un mercado importante en México, y ese mercado hoy en día nos llevó a una empresa gigantesca de petróleo”, nos manifiesta Andrea.  El proyecto consiste en la construcción de 2  plantas experimentales de gran tamaño (10 hectáreas cada una), las que permitirán medir todas las condiciones operacionales de gases de refinería de petróleo y tener una producción  con ingresos.

Respecto a este importante proyecto Andrea nos cuenta “estamos trabajando en este momento en establecer las condiciones y firmar los acuerdos para seguir avanzando en dimensionar lo que significa llevar esta innovación tecnológica a esta empresa en México, como también a otras instituciones mexicanas y estadounidenses, con la finalidad de poder generar proyectos de mejoras ambientales en la zona de la frontera, todo eso ha sido apoyado por la oficina de ProChile en México, Nueva York y Chicago, quienes nos han apoyado, incluso, en el ámbito legal para poder movernos en esos países”.

Otras áreas

Por otra parte, en el área acuícola propiamente tal, se está esperando respuesta a la solicitud de un proyecto del fondo de innovación empresarial de alta tecnología para la producción piloto de concentrado de microalga endémica para uso de acuicultura.  “Estamos desarrollando un proyecto, con nuestro mismo sistema de producción de biomasa; para esto, solicitamos a Corfo un proyecto Innova para desarrollar alimento para peces en estado larvario.  Estamos esperando los resultados para empezar a trabajar en esta área  en Ventanas”, nos adelanta.

Agrega que “también nos ganamos un FIA (Financiamiento para la Innovación Agraria) para desarrollar hormonas vegetales que nos permiten beneficiar los sistemas de riego.  Lo que hacen las microalgas es secretar ciertas hormonas que nos permiten estimular el crecimiento de las plantas”, enfatiza Andrea.

Ahora, queremos empezar a trabajar y a caminar hacia adelante, queremos hacer un polo de desarrollo no sólo en el área de las termoeléctricas (biocombustibles) sino que en otras áreas como la acuicultura y agricultura.  Estamos armando divisiones dentro de la misma empresa para abarcar estas otras áreas.

Clean Energy, cuenta con un equipo de trabajo especializado, donde destacan químicos, bioquímicos y 2 biólogos marinos “y, vamos a contratar (si nos ganamos el proyecto de  alta tecnología), más biólogos marinos, ingenieros en acuicultura y técnicos en acuicultura”, informa Irarrázaval.  “Lo que vamos a hacer, es tener gente especialista en el área, pero que pueda aprender nuestra tecnología; la  forma en que nosotros aplicamos la tecnología para desarrollar los proyectos, utilizando siempre el principio básico nuestro, que es el hilo conductor donde nos planteamos: ¿cómo nosotros podemos sacar el mayor provecho de la contaminación ambiental emitida por cualquier fuente industrial?, siempre a través de las microalgas con las que nosotros podemos generar biomasa apta para distintos usos”, concluyó Irarrázaval.

Katherine Silva

Revista Mundo Acuícola

Artículo técnico edición N° 93



NOTICIAS RELACIONADAS