Lunes
20/11/2017
El prometedor inicio del primer cultivo larvario de bacalao de profundidad
En esta ocasión, nos trasladamos hasta Chinquihue, para ver en terreno los avances en el cultivo de bacalao de profundidad (Dissostichus eleginoides) una de las especies elegidas para diversificar la acuicultura chilena.
18/03/2013


640 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



El prometedor inicio del primer cultivo larvario de bacalao de profundidad

El bacalao de profundidad (Dissostichus eleginoides) es una especie de aguas profundas y frías. Habita incluso más allá de los 2.500 metros de profundidad. Se agrupa  en forma de cardúmenes, por lo general separados por sexo (dioica) y talla.  Es una especie longeva que llega  a vivir 50 años, posee bajas tasas de fecundidad y baja mortalidad natural.  Los machos alcanzan la madurez sexual entre los 7 a 11 años, mientras que las hembras lo hacen a los 9-12 años de edad, lo que la convierte en una especie vulnerable en su propio medio pues, constantemente están amenazados por la pesquería, incluso antes de su reproducción.

 

En Chile, a través del proyecto FONDEF D06i 1077 “Desarrollo del cultivo del bacalao  de profundidad (Dissostichus eleginoides)”, desarrollado por la Corporación de Educación La Araucana, se comenzó a trabajar desde el año 2009 en la captura de ejemplares del medio para continuar así con el cultivo que hoy en día ha dado los primeros resultados: la obtención de larvas en cautiverio, lo que se convierte en el primer hecho de este tipo a nivel mundial.  Participan también en este proyecto las empresas Atlantech Chile, Pacific Chile, Pesquera Landes y Skysal.

 


Cultivo de bacalao de profundidad en Chile

El cultivo del bacalao de profundidad, en Chile, comenzó en febrero del año 2009, con un proyecto desarrollado por el Centro Educacional La Araucana. Éste está dedicado a desarrollar técnicas de cultivo para D. eleginoides a partir de peces silvestres capturados del medio. Su centro operacional se encuentra dividido en dos sectores: Quillaipe y  Chinquihue, ambos  en la comuna de Puerto Montt, Región de Los Lagos.

 

La experiencia comenzó con la captura de ejemplares obtenidos de las costas de la Región de Los Lagos, desde Maullín a Cucao, los que se encontraban entre 850 m. y 1200 m. de profundidad. Para su captura se probaron diferentes tipos de carnada, principalmente  cabezas de pescado y subproductos de salmón, merluza, sardinas y ocasionalmente jibia, sacando como conclusión que la combinación  de carnadas es lo que funciona mejor, según indica Alberto Reyes, director del proyecto.

Se buscaron, además, diversos diseños de trampas de fondo y pesca con espinel, al principio con resultados limitados, según lo informado por Reyes. Sin embargo cada vez se afinó la técnica y se ajustaron los procedimientos (velocidad de captura, descompresión) hasta lograr la óptima captura (80% de sobrevivencia) y posterior traslado hasta la unidad experimental de Quillaipe donde fueron distribuidos en estanques especialmente acondicionados a los requerimientos de la especie.

Los estanques de cultivo poseen sistema de recirculación de agua.  Éstos fueron especialmente diseñados para este tipo de especies de peces marinos, son de forma circular, de 30 metros cúbicos, 4 metros de diámetros y de 2,5 m. de altura de columna de agua.  Conservan la oscuridad interior y baja temperatura, ya que para albergar a los peces que llegan del océano, se pretende mantener las condiciones más parecidas al ambiente natural.

La alimentación, en tanto, consiste en alimento húmedo, formulado en base a premix  para reproductores de peces marinos, al que se le adicionan aceites y proteínas.  Adicionalmente, se alimentan con  producto fresco.

 

 

Obtención de Larvas

 

Actualmente, y gracias al esfuerzo realizado por el equipo de trabajo, los peces se desarrollan en perfectas condiciones y han logrado el principal objetivo: obtener reproducción y cultivo larvario. En Chinquihue, a mediados de enero,  se dieron  a conocer los resultados del proyecto en cuestión, a la actividad asistieron las autoridades nacionales y regionales  del sector acuícola y pesquero.  Esta iniciativa, tiene un gran valor para Chile ya que, además de ser un cultivo pionero en el mundo, se trata de una de las especies elegidas para diversificar la acuicultura chilena a mediano plazo.

Así fue como nos trasladamos hasta las dependencias del Centro Educacional La Araucana, en Chinquihue, donde hicimos un recorrido por las instalaciones, para apreciar  las pequeñas  larvas eclosionadas durante los primeros días de enero de 2013.  “Estas larvas, fueron obtenidas de los reproductores silvestres capturados del medio en febrero del año 2009, los que todo este tiempo estuvieron acondicionas  hasta que, en noviembre de 2012,  se obtuvieron los primeros desoves y luego las primeras eclosiones en diciembre de 2012”, comenta para Mundo Acuícola Alberto  Reyes, director del proyecto.

“La etapa de incubación se realizó por 30 días a temperaturas de entre 5 a 6ºC.  Al eclosionar, nos dimos cuenta que las larvas habían consumido  gran parte del saco vitelino dentro del huevo; pasaron pocos días y comenzaron a alimentarse con artemias”, indica  Ximena Moraga profesional del proyecto bacalao de profundidad de La Araucana.

Registros

 

Según registros de  Sernapesca, el desembarque total de bacalao en Chile se ha mantenido durante los últimos siete años en un promedio de 5.264t.  El registro más bajo, se  observó el año 2011 con 4.786 t., mientras que el valor más alto corresponde al registro del año 2005, con 6.345 t.

El mercado principal para esta especie es Estados Unidos, donde es comercializado con el nombre comercial de “Chilean seabass”, mientras que en Japón se comercializa como “Mero” y en Europa como “Patagonian toothfish”.

 

Cabe destacar que Dissostichus eleginoides (bacaclao de profundidad), junto a especies como: Seriola lalandi (palometa), Cilusgilberti (corvina), Merluccius australis (merluza austral), conforman el grupo de 4 especies seleccionadas  en el actual PDAch (Programa de Diversificación de la Acuicultura  chilena) que coordina en forma conjunta  Innova de  Corfo y  Fondef de Conicyt. Para seleccionar estas especies, se recopilaron estudios sobre el cultivo de especies acuícolas en etapas experimentales, piloto o precomercial.  Se diseñó un criterio y metodología para la selección de las especies, entre las cuales se sugirieron el tamaño de mercado, precio y popularidad de la especie en el mundo, todos atributos que posee el bacalao.

 

Sin dudas, el bacalao de profundidad se considera con potencial acuícola ya que es una especie de alto interés comercial debido al precio que logra en los mercados, llegando a tener un valor de US$25/Kg sumado a una demanda insatisfecha.  Posee una buena posición en el mercado, y es un producto apetecido por sus cualidades como alimento sano.  De esta forma, el bacalao de profundidad representa una opción de bajo nivel de riesgo comercial.

 

Hoy en día estas cualidades se ven aumentadas considerando los avances obtenidos en estos 4 años de proyecto donde, partiendo de cero, se ha logrado la captura óptima de ejemplares del medio, reproducción, fecundación, eclosión de larvas e inicio de cultivo larvario.  Proyectos pioneros como este abren paso a nuevas oportunidades para el país, contribuyen a pensar en la posibilidad real de diversificar la acuicultura chilena y seguir manteniendo el liderazgo que caracteriza a Chile como país acuicultor, abriendo paso a una especie distinta a las de cultivo tradicional.



NOTICIAS RELACIONADAS