Lunes
11/12/2017
Antibióticos y Acuicultura. Su Significado en el Medioambiente y en la Salud Humana
La producción global por acuicultura ha crecido rápidamente en las últimas cuatro décadas. La acuicultura es una industria muy dinámica, a la que se le atribuye cerca del 45% de la producción de peces para consumo humano en el mundo.
11/07/2011


447 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Antibióticos y Acuicultura. Su Significado en el Medioambiente y en la Salud Humana

En México, las áreas de cultivos acuícolas han aumentado significativamente como respuesta a la creciente demanda de producto en los distintos mercados, siendo la producción de camarón de cultivo la de mayor crecimiento a nivel mundial. Sin embargo, uno de los principales problemas que enfrenta esta industria está relacionado con las enfermedades bacterianas que afectan los cultivos de camarón, para lo cual se hace uso de grandes cantidades de alimento con antibióticos, pero gran parte de ese alimento medicado se queda en el agua y los sedimentos, causando contaminación (Le y col., 2005).

El uso de agentes farmacológicos, antibióticos y otros productos químicos debe considerarse como el último recurso en el cultivo de camarón y, en general, en la acuicultura. Si estos llegan a aplicarse, se deben seguir las recomendaciones establecidas en las regulaciones nacionales e internacionales, donde se describe el uso adecuado de los productos potencialmente tóxicos, bio-acumulables en los tejidos de camarón. Los productores deben ser cuidadosos en el empleo de estos compuestos, con el fin de prevenir la contaminación del medio ambiente, de los organismos y del hombre. Es recomendable que los agentes químicos sean utilizados solamente si existe un diagnóstico adecuado de la situación y bajo procedimientos previamente establecidos (Chávez y Montoya, 2004).

El uso y abuso de los antibióticos ha dado lugar a la aparición de resistencia múltiple entre las poblaciones microbianas asociadas con la producción de camarón. Diversos estudios han demostrado que los antibióticos persisten en el sedimento y en los ambientes acuáticos por varios meses después de su administración (Bjorklund y col., 1991; Lunestad y col.,1995; Pouliquen y Le, 1996; Hirsch y col.,1999; Miranda y Zemelman, 2002) y que éstos pueden afectar las comunidades bacterianas sedimentarias alterando la circulación biogeoquímica de elementos, tales como: Carbono, Nitrógeno, Fósforo y Azufre, cambiando la velocidad de degradación de la materia orgánica.

 

* Autor de Correspondencia

Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C.

Carr. a la Victoria Km 0.6 Hermosillo, Sonora. México

Cp. 83000  Tel. (662)289-24-00 Fax (662)80-00-58

* e-mail: cbermudez@ciad.mx



NOTICIAS RELACIONADAS