Viernes
28/07/2017
El expansivo crecimiento de la Industria mitilicultora en Chile
La mitilicultura es una actividad que, comparada con otros cultivos, necesita una baja inversión inicial, lo que favorece a la instalación de pequeños productores.
15/03/2010


433 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



El expansivo crecimiento de la Industria mitilicultora en Chile

Desde fines de los noventa, a la fecha, la industria ha tenido un crecimiento explosivo y exponencial gracias a la participación de un gran número de mitilicultores locales y grandes empresas internacionales que se han instalado en la zona. La mitilicultura es una actividad que, comparada con otros cultivos, necesita una baja inversión inicial, lo que favorece a la instalación de pequeños productores que cuentan con una concesión de agua de mar para desarrollar esta labor. En esta edición veremos el crecimiento que ha mantenido este sector y las etapas de cultivo que le competen.

 

a palabra mitilicultura, (cultivo de choritos) deriva del nombre científico de este molusco nativo de Chile, llamado Mytilus chilensis, y hoy en día representa a la industria con mayor crecimiento en Chile. La distribución de la especie va desde la IX a la X Región de Chile, sin embargo, el desarrollo de esta industria se realiza casi en un 100% en la X Región del país, principalmente en la Isla de Chiloé, donde se dan excelentes condiciones de cultivo.

 

El cultivo de mitílidos en Chile se ha desarrollado en forma creciente y pujante.  Para dar cuenta de este crecimiento basta con observar las cifras estadísticas de producción, donde se observa que cada vez la producción va en aumento. Es así como este sector ha pasado de tener una actividad extractiva a tener una marcada actividad acuícola. Como referencia, se puede mencionar que  en el año 1986, esta actividad se basaba principalmente en la extracción  (92%) ese año, la producción total alcanzó las  21.604 ton. Donde sólo el 7,4%  correspondió a cultivo, es decir, 1.606 ton.

 

Sin embargo, diez años más tarde, el panorama había cambiado, en 1996 la acuicultura destinada al cultivo de choritos (mitilicultura) aportaba  más del 50% de la producción, pasando levemente a la extracción.  Las  cifras equivalentes para ese año arrojaron  6.064 ton. versus 5.714 ton. logradas por la actividad  extractiva,  generando en total la cantidad de 11.778 ton.

 

Actualmente, el futuro que se prevé para la mitilicultura es muy auspicio, ya  el año 2005 el sector asombró con la producción de 87.736 ton, adjudicándose con este monto el 99,6% del total del desembarque de mitílidos, mientras que la actividad extractiva aportó solamente con 335 ton el mismo año (0.4%).

 

En tanto, la Región de Los Lagos (X Región) es la que concentra el 98% de la producción; el año 2006 el desembarque total de mitílidos  alcanzó las 124.191 ton. de cultivo de choritos, de ellas el 82% se realizó en Chiloé (97.782 ton.) seguido por 18.364 ton. Calbuco con 18.364 ton. y Puerto Montt con 4.790 ton.

 

Ciclo de cultivo

 

Dentro de la especie se distinguen machos y hembras, es decir, son organismos  dioicos y es en la época de primavera y verano  cuando los gametos masculinos  (espermios) y femeninos (óvulos) son liberados al mar en forma natural donde ocurre la fertilización. Una vez que ha ocurrido la fecundación continúa el ciclo larval, periodo en que la larva va pasando por diferentes estados: mórula, trocófora, velígera,  veliconcha y, finalmente, pedivelígera (posee pie, mancha ocular y velo).

 En la industria mitilicultora, este proceso ocurre en forma natural, los mitilicultores a través de bolsas colectoras puestas en el mar (noviembre) captan larvas que están en etapa de fijación. Las grandes empresas dedicadas al rubro poseen sus propios centros de captación de semillas y además se abastecen de  semillas captadas por mitilicultores más pequeños que sólo se dedican a la captación natural. Existen también empresas del rubro que realizan la reproducción en  hatchery a partir de reproductores del medio natural.

 

Transcurrido el ciclo larval, comienza la metamorfosis donde la larva se convierte en post-larva y con la ayuda del pie busca un sustrato donde asentarse. Es en esta etapa de cultivo donde las semillas, a través de un sistema de encordado, son mantenidas en centros de cultivo en un sistema de suspensión  tipo long-line. Durante este periodo, la especie se desarrolla y  crece,  hasta lograr la talla comercial a partir de los 80 mm. El ciclo completo tiene una duración de 24 meses.

 

Cultivo suspendido tipo long-line

 

El cultivo suspendido (long-line) es el más utilizado en Chile, se compone de un cabo que puede ser de polipropileno de 12 a 16 mm. de diámetro y 100 a 200 m de longitud, el que recibe el nombre de ?línea madre? la que se mantiene en el agua con un sistema de flotadores y de fondeo (bloques de concreto), las líneas de cultivo se unen a la línea madre, dejando las mallas verticales o tipo ?u? con una separación de 50cm. entre ellas para evitar pérdidas por desprendimiento. Actualmente, se utilizan long-line dobles para este cultivo, lo que permite tener una mayor cantidad de individuos, ahorrar espacio y costos de material.

 

Alimentación

 

La alimentación es una de las ventajas del cultivo, la especie se alimenta por filtración de las microalgas y partículas en suspensión que se encuentran a su alrededor o han sido arrastradas por la corriente. No es necesario adicionar  alimento al mar, lo que hace que éste sea un cultivo sin mayores costos y amigable con el ambiente.

 

Procesos y mercados

 

Una vez que han llegado a la talla comercial, los individuos son trasladados hasta la planta de proceso para ser elaborados. Existen distintas forma de elaboración.  El año 2005, por ejemplo, se elaboraron 4 productos a partir de la especie, dentro de éstos destacó el producto congelado, seguido por el producto en conserva, fresco refrigerado y finalmente cocido. Una muestra del gran crecimiento sostenido por la industria es la inauguración de tres grandes plantas de proceso en los últimos dos meses, primero fue la Planta de la empresa San José ubicada en Puerto Montt, seguido pro FYS Chile ubicada en Chonchi y Blue shell ubicada en la misma localidad.

 

Desafíos y proyecciones

 

Se prevé que la industria continuará creciendo, las proyecciones hablan de al menos duplicar la producción de aquí al año 2010, para lo cual se necesita, entre otros, contar con una industria asociada e integrada capaz de dialogar con la autoridad y enfrentar el mercado en forma unánime. La tendencia a la integración vertical, es otro punto a considerar.  Actualmente las empresas necesitan de terceros para llevar a cabo el proceso completo. Por otra parte, la puesta en marcha de grandes plantas de proceso, dedicadas exclusivamente a la elaboración de chorito en la zona,  abre  la posibilidad a obtener mayores retornos por envíos de productos elaborados.

Existe un riesgo de que los pequeños productores queden atrás, sin poder adaptarse a las transformaciones de tecnificación, capacitación, cumplimiento de normativa y tamaño mínimo requerido (ton). Además, existe preocupación en el sector por los costos de certificación y tecnificación de procesos.

 

Finalmente, el tema de Floraciones algales nocivas tampoco es un tema menor, junto con esto, el abastecimiento de semillas y el tratamiento de aguas  de la ciudad.

 

Dentro de las necesidades, se observa la falta de muelles de descarga, aptos para la actividad y falta de laboratorios especializados a nivel local.

 



NOTICIAS RELACIONADAS