Viernes
20/10/2017
Bioseguridad, un enfoque global
Bioseguridad es una actitud, son buenas prácticas, ?No me contagio y No contagio?
24/02/2010


419 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Bioseguridad, un enfoque global

Originalmente concebida en salud pública como una doctrina de comportamiento, encaminada a lograr actitudes y conductas que disminuyan el riesgo del trabajador de salud de adquirir infecciones, la bioseguridad, hoy se expande a múltiples ámbitos del quehacer biológico. Sin embargo, aún generando distancia e incredulidad en la industria del salmón. 

¿Qué necesitamos para entender la bioseguridad? ¿Definiciones expertas y precisas? ¿Imposiciones o leyes estrictas mandatarias? ¿Mas educación al respecto, o un cambio cultural, tal vez?

La bioseguridad comienza con el pensar: ¿Qué queremos de ella? ¿Hacia dónde vamos? ¿Terminaremos alguna vez? Seguramente es algo que no terminaremos nunca y por ende deberemos asumirla e incorporarla definitivamente a nuestro modo de pensar y actuar.

Bioseguridad es una actitud, son buenas prácticas, ?No me contagio y No contagio?

Bioseguridad en su definición más clásica, simple e integradora es un conjunto de normas y/o actitudes cuyo objetivo final es evitar o disminuir el riesgo de transmisión de agentes patógenos, pero no podemos perder de vista ciertos principios básicos que la deben regir:

1.- La bioseguridad debe ser fácil de entender y por sobre todo fácil de aplicar. Tarea para la autoridad reguladora?

2.- La bioseguridad debe ser más que una norma, una actitud de vida. Tarea para la industria.

La bioseguridad es el único camino  hacia el control definitivo del problema sanitario y un camino seguro hacia una salmonicultura sana y rentable. 

Será necesario entonces, radicalizar la bioseguridad, hacerla mas estricta en todos y cada uno de los eslabones de la producción. Desde la generación de ovas limpias y seguras (nacionales o importadas), de  reproductores libres de patógenos, en la incubación, el alevinaje y la esmoltificación, en los medios de transporte, en embarque y desembarque, en el largo y costoso período de engorda, en el manejo de mortalidades, en los talleres y plantas de redes, en la cosecha y/o eventual eliminación, en el procesamiento y la comercialización también.

Recién aquí,  desde esta plataforma podremos  intentar un enfoque global de la bioseguridad, integrador desde la ova hasta el filete e integrador también de toda la familia de salmón, imprescindible para el éxito de la iniciativa.

Un enfoque global pasa necesariamente por conocer a cabalidad todos los detalles de la cadena valórica del salmón, no solo recreando cada etapa de la producción regional, sino que  primera y urgentemente conocer en terreno las condiciones  de bioseguridad del origen  de nuestras ovas importadas.

Estamos en un momento crucial de la salmonicultura, donde podemos hacer historia a través del control de la situación sanitaria y donde claramente existirá un antes y un después de la bioseguridad.

 

  Mauricio Ulloa Encina

  MV, MSc, Dipl. Prod. Peces

           mulloe@gmail.com

 



NOTICIAS RELACIONADAS