Viernes
28/04/2017
"Angel Herrera, coordinador regional para América Latina de FOS:"
“Las firmas chilenas han mostrado tener una notable sensibilidad hacia la problemática ambiental”
Según el representante para América Latina de la organización Friend of the Sea, a las empresas chilenas productoras de seafood les interesa cada vez más producir, de manera amigable con el medio ambiente y dar a conocer dicho proceso.
18/06/2011


309 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



“Las firmas chilenas han mostrado tener una notable sensibilidad hacia la problemática ambiental”

Sobre las firmas nacionales que ya están certificadas bajo el sello FOS, Angel Herrera sostiene que son “cinco excelentes compañías, todas ellas con altos estándares calidad. A estas empresas les agradecemos profundamente la confianza brindada, y sabemos que están teniendo un notable éxito en sus mercados europeos”.

 

- ¿Cómo ha sido la experiencia de FOS en la certificación de firmas acuícolas y pesqueras chilenas?

 

“Hemos tenido una gran acogida.  Muchas empresas se han acercado, y consideramos que van a haber más empresas certificadas en los próximos años. Las firmas chilenas han mostrado tener una notable sensibilidad hacia la problemática ambiental, y esto es sumamente positivo y poco visto en otras regiones de Latinoamérica”.

 

 - ¿Cuáles son las principales razones por las que las firmas chilenas buscan certificarse a través de FOS?

 

“La razón principal viene motivada de la reacción del público europeo, por tener un claro conocimiento sobre el origen del producto que está comiendo. Esto hace que toda la cadena de producción tome la precaución por ser transparente. Las empresas chilenas, a pesar de tener una preocupación por la problemática ambiental, se han querido sumar ha la iniciativa de toda la cadena productiva, y así dar más confianza al consumidor sobre el producto de ellas, dando la confianza de cumplimiento con las exigencias que el consumidor desea, sea en materia de ambiente y de aspectos sociales”.

 

- ¿Por qué hay más empresas productoras de mejillón y no tantas del rubro  salmonero? ¿Falta interés por parte de estas últimas compañías?

 

“Esto es un proceso, y la tendencia del mercado es muy nueva.  La industria del mejillón, es casi por default, una industria “limpia”.  El mejillón no puede crecer en aguas contaminadas, y en las diferentes fases de su proceso se debe ser altamente cuidadoso, de tal forma que el consumidor final pueda gozar, a plenitud, del gusto de comer un mejillón chileno.  Para el caso de la industria salmonera, sentimos que habrá acercamientos notables en los próximos años. Este es un tema que hay que saber “digerir”, hay que interiorizarlo en las políticas de las distintas compañías y, sobre todo, entender que es una tendencia importante en el mercado, con un fuerte crecimiento, y que en el futuro será el segmento más grande del mercado”.

 

- ¿Qué beneficios podrían obtener las empresas salmoneras de Chile a través de la certificación FOS?

 

“Lograr un producto con total responsabilidad ambiental, que da gran certeza al consumidor que ha sido elaborado, en total respeto al medio ambiente.  Posicionaría a las empresas en mercados con públicos exigentes, de altos ingresos, y con una enorme preocupación ambiental.  El producto mantendría la altísima calidad que tiene actualmente y, además, lo posicionaría dentro del mercado que demanda productos certificados ambientalmente”.

 

Revista Mundo Acuícola

Edición N°79



NOTICIAS RELACIONADAS