Jueves
22/06/2017
"Mario Montejo Orellana, Gobernador Marítimo de Puerto Montt:"
“Es muy importante que quienes trabajan en el mar lo hagan de forma segura”
Conversamos con el Capitán de Navío LT Mario Montejo Orellana, Gobernador Marítimo de Puerto Montt, quien dio a conocer las actividades que desarrolla la Armada de Chile en esta jurisdicción.
23/09/2009


469 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



“Es muy importante que quienes trabajan en el mar lo hagan de forma segura”

La Gobernación Marítima de Puerto Montt abarca una vasta zona desde Punta Cóndor (norte de la Décima Región) hasta Estero Riñihué (Chiloé Continental), esto en el aspecto administrativo, y concentra a gran parte de las actividades acuícolas, pesqueras y marítimas del sur de Chile.

En lo operativo, esta gobernación marítima, tiene una jurisdicción que parte en Cabo Tirua, por el norte, hasta el sur del Golfo de Penas, esto pues es esta repartición naval que coordina todos las búsquedas y salvamentos de personas y naves.

A juicio del Comandante Mario Montejo, la protección de los recursos naturales y la seguridad de quienes trabajan en el mar son tareas primordiales en esta jurisdicción. La autoridad marítima también recalca la intensa actividad pesquera por parte de buques extranjeros fuera de la Zona Económica Exclusiva, por lo que subraya la relevancia del patrullaje de las 200 Millas Marítimas.

A su vez, destaca la estrecha relación con los pescadores artesanales de la zona, la preocupación de la Armada por el estado de los centros acuícolas que están sin actividad a raíz de la crisis salmonera y control de las naves que desarrollan sus actividades en esta área.

 

-          ¿De qué manera se realiza desde la zona el resguardo a las 200 millas de la Zona Económica Exclusiva de Chile?

-           

“Esta es una jurisdicción con permanente actividad de pesqueros fuera de las 200 Millas náuticas. Trabajamos directamente con la Segunda Zona Naval en la protección de la Zona Económica Exclusiva. Como Gobernación Marítima tenemos nuestra proyección hacia el oeste y eso es protegido por buques de nuestra marina, especialmente el OPV (Offshore Patrol Vessel) Piloto Pardo. Este trabajo lo vamos a reforzar próximamente con el nuevo OPV Policarpo Toro, que está próximo a salir al servicio. A su vez, realizamos exploración aéreo-marítima, con aeronaves de la Aviación Naval en forma permanente.

Para ello tenemos establecidas áreas específicas de patrullaje, y con la información que nos entregan los pesqueros chilenos y extranjeros podemos tener un panorama de superficie claro, con objeto de poder acudir, con medios civiles e institucionales, a prestar apoyo al que lo requiera, toda vez que nuestro país es parte del convenio internacional de búsqueda y salvamento marítimo. Esto tiene mayor importancia si se toma en cuenta que en esta zona existe una gran actividad pesquera en las inmediaciones de las 200 MM. Fue así como el año 2007 tuvimos dos pesqueros extranjeros que sufrieron incendios a bordo, fuera de las 200 MM, pero que estaban frente a Chiloé, y por el convenio antes indicado, es la jurisdicción que le corresponde a nuestro país, prestamos todo el apoyo necesario para salvar el máximo de vidas humanas. Este 21 de mayo, asistimos a tres pesqueros uruguayos en el golfo de Penas. Por eso podemos decir que a nivel nacional, y de esta jurisdicción, estamos permanentemente alertas y vigilantes de las actividades que se desarrollan en nuestra área de responsabilidad.

 

-          ¿Cuáles son las actividades de la Gobernación Marítima vinculadas con la protección del medio ambiente acuático y los recursos naturales?

-           

“En esta área tenemos muchas actividades y la protección de los recursos naturales es un trabajo permanente para nosotros. Somos uno de los fiscalizadores del medio ambiente acuático, trabajamos un plan que se llama POAL (Plan de Observación Ambiente Litoral), con el cual vamos tomando una serie de parámetros a través de estaciones de muestreo.  Participamos en  la fiscalización conjunta con el Servicio de Salud y con el COF que es Comité Operativo de Fiscalización de la CONAMA. Por otro lado, en base a lo que es el MARPOL, que es el convenio internacional orientado a prevenir derrames de hidrocarburos por parte de naves, en Puerto Montt, tenemos el Centro Regional de Combate a la Contaminación, que posee contenedores transportables, con todos los elementos para contener un derrame. Además, en conjunto con CONAMA, la SISS y otros servicios públicos, controlamos las descargas de residuos líquidos de las empresas. Así también participamos con Organizaciones No Gubernamentales en actividades como avistamiento de ballenas. Específicamente, hemos apoyado al Centro de Conservación Cetácea con exploración aeromarítima, para determinar la ubicación de ejemplares de ballenas, en especial al oeste de Chiloé, que es una zona con mucha presencia de krill”.

 

-          ¿Y cómo se desarrolla la relación con los pescadores artesanales de la zona?

-           

“Más que fiscalizando, muchas veces estamos apoyando a los pescadores. Nos damos cuenta que existen pescadores artesanales que desarrollan su actividad sin licencias que les permita embarcarse. Y es porque no tienen octavo básico, por lo que generamos la instancia para que, a través de los departamentos de educación de los municipios, puedan acceder a su licencia básica y también pueden obtener su matrícula de pescador y a otras herramientas que les permitan avanzar en su actividad. Otro tema recurrente es el de las áreas de manejo que entrega Sernapesca a los sindicatos de pescadores artesanales. Esta es una forma de aprovechar un área donde existía un banco natural de recursos marinos. En la jurisdicción de la Gobernación Marítima de Puerto Montt tenemos más de 50 áreas de manejo, con diversos mariscos. Al ser los pescadores los encargados de estas áreas, son ellos mismos quienes le dan a cada zona la protección necesaria para evitar que personas de otros sectores extraigan recursos de manera ilegal. En este caso, como autoridad marítima, participamos en el Consejo Zonal de Pesca, y en cuanto a la Ley de Pesca, trabajamos en conjunto con Sernapesca para velar por su cumplimiento”.

 

-          ¿Cuáles son las principales actividades de la Gobernación relacionadas con la acuicultura? ¿Cuál es la situación de los centros sin actividad?

-           

“En la zona tenemos cerca de 450 centros de cultivo autorizados, de los cuales están operando unos 150. Con el problema del virus ISA se han generado una serie de nuevas normas para evitar la expansión de este patógeno hacia otros sectores. En ese sentido hay muchas medidas de bioseguridad que nosotros también tenemos que cumplir, ya que es la única forma de apoyar esta gestión. En este momento estamos preocupados de los centros que están sin actividad. Estas instalaciones deben contar con una señalética diurna y nocturna que permita advertir al navegante. Ha habido robos de balizas y se han recuperado varias en la zona de Calbuco. Hay que advertir a las personas que este tipo de sistemas no sirve para las embarcaciones, ya que las naves utilizan otro tipo de señales luminosas.

 

-          ¿Cómo se realiza la fiscalización a estos centros inactivos?

-           

“Constantemente estamos haciendo rondas por la zona. Con los frentes de mal tiempo, hay balsas jaulas que se sueltan de sus fijaciones y que pueden constituir un peligro para la navegación. Es un tema complicado, porque hemos detectado algunas anormalidades. En estos casos, se cita a las empresas a las capitanías de puerto correspondientes a dar explicaciones, por lo que deben tomar medidas rápidamente”.

 

-          ¿De qué manera se está reforzando la seguridad en las faenas de buceo?

-           

“El buceo es peligroso por naturaleza, ya que éste se realiza en un ambiente hostil para el ser humano; es una actividad, que por su naturaleza conlleva riesgos. Cuando se buceaba solamente para pesca extractiva, por lo general se trabajaba a no más de 20 metros y no habían problemas significativos, y los que se producían eran por falta de conocimientos o porque el buzo no tenía las competencias para desarrollar la actividad. No obstante, igual algunos buzos bajaban a mayor profundidad y sufrían el denominado “mal de presión”. En cuanto al buceo en la acuicultura, han ocurrido accidentes muy graves, algunos de ellos con resultado de muerte. Hemos detectado empresas donde los buzos trabajan a mayor profundidad para la cual están contratados. Estamos permanentemente preocupados de estas situaciones, pero no podemos estar en todas partes al mismo tiempo. Cuando se realizan más de 500 faenas de buceo al día, no se pueden controlar todas físicamente.

 

-          ¿Cuáles son las principales faltas que cometen las empresas relacionadas con el buceo en la acuicultura?

-           

“Hay empresas acuícolas que tienen sus propios buzos contratados de planta y en esos casos, por lo general, no tenemos problemas. Sin embargo, hay algunas empresas que prestan servicios de buceo que no cumplen con ciertas normas y que cometen faltas graves. Pero también hay que promover siempre la autoprotección. El año 2007 hubo un accidente donde una persona que no era buzo se encontraba realizando estas faenas y lamentablemente falleció. Si cada persona se protege a sí misma y es capaz de negarse a bucear a una profundidad para la cual no está calificado, no van a haber problemas. Pero si hay presiones que uno desconoce, se pueden producir situaciones de riesgo”.

 

-          ¿En qué aspectos está intensificando su accionar la Gobernación Marítima hoy en día?

-           

“De manera permanente estamos efectuando patrullajes en nuestra jurisdicción. Este año hemos puesto bastante énfasis en la zona de Carelmapu, producto de incursiones ilegales de personas a las áreas de manejo. Hemos tenido un buen resultado y, precisamente para incrementar nuestro accionar, podemos informar que van a llegar nuevas unidades a la jurisdicción de Puerto Montt. Es así como arribarán dos lanchas del tipo Defender y una lancha del tipo Arcángel, las cuales nos darán bastante rapidez en el accionar. Las primeras (Defender) son embarcaciones sumamente versátiles, son remolcadas por una camioneta, pueden ingresar al agua donde exista una rampa.  Las Arcángel son lanchas más grandes (15 metros de eslora), pero muy rápidas, que pueden alcanzar los 50 nudos de velocidad. Estamos trabajando, creciendo y esperando que esta zona se continúe desarrollando con un nuevo formato para la acuicultura”.

 

-          ¿Cuál es el mensaje de la Gobernación Marítima de Puerto Montt a los profesionales de las industrias acuícola, marítima y pesquera de la zona sur de nuestro país?

-           

“Que cada vez sean más profesionales, ya que así los accidentes se reducen notablemente. Si pueden perfeccionarse, que lo hagan. Es muy importante que quienes trabajan en el mar lo hagan de forma segura. Si no pueden hacer una actividad porque su capacidad o licencia no se lo permite, eso tienen que hacerlo presente, porque muchas veces las personas realizan tareas para las que no están calificadas y ahí se producen los accidentes. Hay que preocuparse de esos detalles y denunciar lo que corresponda, directamente en la capitanía de puerto de cualquier jurisdicción. Denunciar cualquier acción irregular es bueno para el sistema, ya que así la capitanía de puerto se entera de una situación y puede abordar alguna nave o visitar un centro acuícola, todo esto con la finalidad de tomar la acción que corresponda, a cada caso, y con el objeto que la irregularidad no se vuelva a cometer. Es importante destacar que debido al momento de crisis que vive la zona sur, hay muchas naves de para; en estos casos, las empresas pueden solicitar que se les disminuya la dotación mínima de seguridad para estar en puerto y eso se está haciendo”.

 

-          ¿De qué forma la Armada de Chile pretende reforzar su labor educativa en la zona?

-           

“Todos los años, en el mes de septiembre, iniciamos una campaña que va dirigida básicamente a los escolares. Acá vamos a ir al máximo número de colegios para incentivar, mostrar y enseñar el concepto de la autoprotección. La idea es incentivar desde la Educación Básica a los niños para que tengan el concepto que nadie los va a cuidar mejor que ellos mismos. Nuestra idea es que seamos un aporte a la sociedad y a la actividad educativa de la Región”.



NOTICIAS RELACIONADAS