Domingo
19/11/2017
"Federico Silva Pizarro"
Presidente de la Sociedad Nacional de Pesca:
“Hemos constatado cómo la pesca de las flotas extranjeras afecta hoy día el estado del jurel”
30/08/2009


591 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



 Presidente de la Sociedad Nacional de Pesca:

Según el representante de Sonapesca, la actividad de los buques extranjeros en nuestras costas afecta directamente a las poblaciones de peces. Esto, debido a la falta de regulación y de normas de conservación con que actúan duchas flotas. En cuanto al cierre de los puertos chilenos a estos buques, Silva considera que es absolutamente necesario mantener la Política Nacional del Uso de Puertos por Naves Extranjeras y cerrar los puertos a las naves pesqueras extranjeras, como también a las naves de apoyo.

A su juicio, el ingreso de Chile a la OCDE no puede provocar que el Gobierno pierda su capacidad negociadora en otras áreas, como la pesquera. “Si se cumple con los estándares requeridos, se puede ingresar, pero no concordamos en negociar u otorgar concesiones a cambio del ingreso. Concretamente, no se puede poner en riesgo a sectores económicos como la pesca, por el interés de ingresar a la OCDE. Estimamos que el Gobierno de Chile debe mantener la defensa del interés nacional a toda costa en materia de pesca”.


- ¿Cuáles son los principales perjuicios de los buques factoría extranjeros para la industria nacional? 

“Los buques factoría extranjeros operan en el área de alta mar aledaños a las costas nacionales.  Además explotan pesquerías denominadas transzonales y altamente migratorias, es decir, aquellas que en su ciclo vital entran y salen de la ZEE.  Ese es el punto neurálgico del problema. Lo que pescan las flotas extranjeras, aún cuando sea en alta mar, afecta directamente a dichas poblaciones de peces, más aún cuando se hace sin regulaciones y normas de conservación, equivalentes a las que Chile impone a sus propios nacionales”.

 -  ¿Cuáles recursos se ven mayormente afectados?

“El pez espada y el jurel. En el primer  caso afecta más directamente a los pescadores artesanales y en el segundo caso al sector industrial. El jurel, además, constituye la principal pesquería del país. Se entiende entonces que el interés nacional se encuentra  absolutamente comprometido.  En la extracción de ambos recursos hay un desarrollo social económico fundamental para el país, que de perderse afectará seriamente a muchas regiones del país.  Estamos preocupados. Más bien diría muy preocupados, pues hemos constatado cómo la pesca de las flotas extranjeras afecta hoy día el estado del jurel.  Hemos registrado la baja en las capturas de esta especie y constatado cómo se ha alejado de las costas”.

- ¿De dónde provendrían principalmente los buques extranjeros?

“En el caso del jurel, las flotas más grandes, y que mayor captura acumulan, son la China y de la Comunidad Europea, pero también participan barcos de la Islas Cook, Belice, Vanuatu”.
“En el caso del pez espada, la totalidad de los barcos que actúan sobre el recurso pertenecen a la flota española”.

- ¿Cuáles serán las siguientes medidas que adoptarán los industriales nacionales para contrarrestar la faena de estos buques en las cercanías a las 200 MM?

“Estamos en plena negociación en el marco de la ORP. Chile ha intentado, por todos los medios, de regular la pesca de jurel en la alta mar. En primer término intentó negociar un acuerdo regional de pesca con los países de la región, denominado Acuerdo de Galápagos que, inicialmente, por la no ratificación del Perú, fracasó y no entró en vigor. Luego se intentó negociar bilateralmente con la República China, sin llegar a buen puerto. Finalmente, Chile entró en estas rondas junto a Australia y Nueva Zelanda, para intentar establecer una ORP para todo el Pacífico Sur”.
“Chile entiende que la regulación de conformidad con el Derecho del Mar es la principal herramienta para contrarrestar a las flotas extranjeras, sin embargo en el camino se ve que hay muchas dificultades para realizarlo. Las flotas extranjeras, con barcos factorías, son muy grandes, y operan subvencionadas por sus gobiernos, en donde tienen franquicias y ventajas tributarias con las que no cuentan los nacionales”.

“Desde este punto de vista se aprecia que es absolutamente necesario mantener la Política Nacional del Uso de Puertos por Naves Extranjeras y cerrar los puertos a las naves pesqueras extranjeras, como también a las naves de apoyo. Este último punto no se ha cumplido debido a que el Gobierno no lo ha hecho hasta la fecha. Esta materia es muy complicada, debido a que los pesqueros nacionales nos encontramos muy regulados, tanto en el ordenamiento de la flota como con normas de conservación, en cambio, a los extranjeros sólo se le aplica la medida interina, que es absolutamente insuficiente”.

-¿Qué postura se está preparando en conjunto con otras entidades gremiales y/o organismos de Gobierno?

“Se está trabajando en conjunto con el Gobierno en la preparación de la estrategia para las próximas rondas de negociación.  En esto hemos formado distintos grupos de trabajo y han funcionado bien. Han sido equipos constantes en el tiempo e integrados.  Sin embargo, hay otros factores que influyen negativamente. Por una parte, vemos que para el Gobierno pareciera que el ingreso de Chile a la OCDE es muy importante, cosa que compartimos, pero esto no puede provocar que el Gobierno pierda su capacidad negociadora en otras áreas. Si se cumple con los estándares requeridos, se puede ingresar, pero no concordamos en negociar u otorgar concesiones a cambio del ingreso. Concretamente, no se puede poner en riesgo a sectores económicos como la pesca por el interés de ingresar a la OCDE. Estimamos que el Gobierno de Chile debe mantener la defensa del interés nacional a toda costa en materia de pesca”.


 



NOTICIAS RELACIONADAS