Lunes
25/09/2017
"Hans Steffens, especialista en inspecciones de riesgo, tasaciones acuícolas y análisis de riesgos:"
“La industria debe entender que la sola evaluación del área donde se pretende iniciar un centro no basta”
“Faltan más estudios que relacionen estas características ambientales al riesgo directo y permanente de los cultivos, que no son las más habituales, pero está demostrado lamentablemente, que son las más catastróficas”, cuenta Steffens a Mundo Acuícola.
12/06/2012


407 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



“La industria debe entender que la sola evaluación del área donde se pretende iniciar un centro no basta”

Para Hans Steffens, director de la empresa A.R.A., (Asesorías en Riesgos Acuícolas), firma especialista en inspecciones de riesgo, tasaciones acuícolas y análisis de riesgos, en la industria nacional no se ven con regularidad estudios de riesgo o análisis de riesgos que involucren las variables que afectan a las pisciculturas que están cerca de un riesgo volcánico, como sucedió en la zona de Chaitén o el cordón del Caulle, o uno inesperado como el tsunami del fiordo  Aysén. “Faltan más estudios que relacionen estas características ambientales al riesgo directo y permanente de los cultivos, que no son las más habituales, pero está demostrado lamentablemente, que son las más catastróficas”, cuenta Steffens a Mundo Acuícola.

- ¿Qué enseñanzas se pueden haber aprendido como industria tras eventos como el terremoto del fiordo de Aysén o las erupciones de los volcanes Chaitén y Cordón Caulle?

“La industria debe entender que la sola evaluación del área donde se pretende iniciar un centro no basta, es decir, dónde está la instalación propiamente tal y la evaluación de los riesgos debe incluir las que en forma indirecta podrían llegar a ser más importantes que las habituales. Es crucial cruzar información de tipo geológica con la oceanográfica y climática, ya que cada vez se sitúan centros en áreas más expuestas a condiciones de la naturaleza más adversas. Por otro lado, en general no hay registros históricos confiables, por ejemplo de vientos en la zona de canales de Aysén y Magallanes, aún dependemos de las estaciones meteorológicas de los aeropuertos como Tepual y Balmaceda y eso claramente induce a errores, dadas las muy distintas características locales”.

- ¿Cómo cree que han cambiado los distintos planes de la industria tras dichos eventos?

“Se están usando mayores antecedentes para analizar las características de un área, pero no creo que sea suficiente. Hay zonas que oceanográficamente pueden ser muy promisorias, pero geológicamente son una potencial zona de problemas. Debe tomarse conciencia que en el análisis de riesgo todas las variables que se consideren son pocas, ya que este análisis no se hace - por lo general - sobre una base de tiempo”.

-¿De qué manera han cambiado las exigencias a las empresas tras la implementación de la nueva normativa tras la crisis del virus ISA? ¿Se ha privilegiado el tema sanitario por sobre otros aspectos como el de la seguridad de los trabajadores? 

“Si bien podrían ser temas diferentes, el aspecto sanitario y el laboral, considero que si los planes y programas no son globales como se pretende, entonces de poco servirá esta nueva forma de hacer salmonicultura. En mi opinión, está medido y controlado el riesgo sanitario a través de nuevas normas, como la distribución de centros por barrios y sus períodos de crianza-descanso y las de uso de medicamentos o de formas de cosecha, mientras el aspecto laboral  no es favorecido con mejoras sustanciales (sueldos, capacitaciones efectivas, permanencia). Entonces no habrá un real compromiso de las empresas por mejorar el total, porque el compromiso nace desde la base operativa del cultivo -en los centros, en el día a día- y finalmente se concreta en las políticas gerenciales de calidad. Entonces, mejor calidad de vida y trabajo de los trabajadores va de la mano de la toma de conciencia del significado de calidad del producto”.

-  ¿Cómo ven las aseguradoras el desempeño de las empresas salmoneras en lo referente a la prevención de riesgos en caso de catástrofes naturales?

“La baja siniestralidad que se está observando en la actualidad es un buen síntoma de recuperación de la industria a ojos del mercado asegurador. Pero esta recuperación se está mirando con cautela, ya que el crecimiento ha sido como antaño, acelerado, y ya se ha visto que el crecimiento acelerado lleva a resultados no tan buenos. Sin embargo, se ha tomado en serio, al parecer, diseñar planes de contingencia adecuados, es decir, que en efecto den resultado en caso de ser usados. Entre ellos los que mitigan pérdidas por bloom de algas y desoxigenación. Sin embargo, a veces el gran volumen de la biomasa en cultivo atenta contra la efectividad de los métodos, basta comparar el tiempo que se toma en condiciones normales la cosecha de un centro y el tiempo que demora en causar un desastre una marejada, son los riesgos de la industria los que hay que medir constantemente”.

-   Algunas empresas productoras señalan que existen una serie de aspectos que se pueden mejorar en cuanto a la coordinación entre las distintas instituciones ante una catástrofe natural,¿cuál es su opinión al respecto?

“Siempre las buenas ideas son mejorables, sobre todo porque las condiciones naturales no son estáticas sino que van evolucionando en el tiempo, hay algunas que son más perceptibles que otras pero, en general, los actores deben generar las instancias para coordinar planes a escala mayor que las individuales de cada empresa o centro. No olvidar, por ejemplo, el bloom de algas en la Región de Aysén en 2009, un desastre en cuanto a puertos de descarga de mortalidad y traslados, para qué mencionar el período del ISAv. Estas situaciones son las que deben ponerse en la mesa de acuerdos, sobre bases claras de planes en común, cómo va a actuar la industria frente a una catástrofe como las ocurridas, tomar la mayor cantidad de antecedentes del pasado y construir modelos que permitan actuar con prontitud, eficiencia y eficacia. En esto, el análisis de riesgo es fundamental”.

 

 



NOTICIAS RELACIONADAS