Viernes
28/07/2017
Universidad aporta a la sustentabilidad mediante el uso de residuos de la pesca
El proyecto, liderado por un equipo del CB-DAL del Plantel, permitirá aprovechar eficientemente la materia prima desechada por pescadores artesanales de Caleta Portales (Mundo Acuícola).
01/08/2016


4086 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Universidad aporta a la sustentabilidad mediante el uso de residuos de la pesca

Mediante la instalación de una planta productiva demostrativa, operada por pescadores de la Caleta Portales en Valparaíso, y con el fin de potenciar y optimizar el uso integral de los residuos de la pesca artesanal a través de la incorporación de nuevos conocimientos y tecnologías; son los ejes principales del Proyecto (FIC-R) 2014, a cargo de un equipo de investigadores del Centro de Biotecnología “Dr. Daniel Alkalay Lowit” (CB-DAL), de la Universidad Técnica Federico Santa María.

La iniciativa, -que actualmente se encuentra en su fase final- fue ganadora de un Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Valparaíso, cuenta con el respaldo de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, el Sindicato de Trabajadores Independientes Pescadores Artesanales de la Caleta Diego Portales y el Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables (CREAS).

El proyecto, encabezado por el Dr. Manuel Young, ha permitido el aprovechamiento eficiente de los residuos provenientes de la merluza y la reineta, pudiendo mejorar el posicionamiento del sector pesquero en la economía regional y nacional. “Este proyecto pudo desarrollarse correctamente, gracias a la integración de diversas tecnologías y al acercamiento entre pescadores artesanales y la industria alimentaria, en donde se les dio a los residuos un valor agregado”, señala Young.

Actualmente, estos residuos –debido a su alto contenido de aceites omega 3- son vendidos a la empresa Saboraid Pet S.A, quienes utilizan esta materia prima como base saborizante de su alimento para gatos. ”Los principales beneficiados de esta propuesta son los pescadores artesanales y los distribuidores intermediarios de la pesca, quienes ven mejorar sus oportunidades de empleabilidad, a través de un ingreso monetario extra, lo que corresponde a la totalidad de la venta del residuo”, agrega el profesional de la USM.

Proyecto sustentable destacado

Conforme a lo anterior, el proceso por el que pasan estos desechos de pesca comprenden los siguientes pasos: primero, los residuos son volcados en un triturador; luego pasan por una molienda; posterior a eso, el producto se congela en un abatidor y se envasa en un bloque de 5 kilos. Finalmente, el residuo se almacena en una cámara de frío, quedando listo para la venta.

“Toda la captura sólida se va a procesar en esta planta y va a generar una pulpa congelada, que se usa como saborizante para fabricar alimento de mascotas, principalmente de gatos”, precisó el Dr. Young y agregó que, “la importancia de esta plata demostrativa es que va a probar que esto es posible y que ofrece grandes posibilidades, ya que a futuro hasta los caparazones de cangrejos se podrían utilizar”.

La instalación de esta pequeña planta procesadora en Caleta Portales, también significó la capacitación pertinente por parte de los pescadores involucrados. Durante estas instancias de aprendizaje, los trabajadores pudieron realizar todo el proceso productivo, que corresponde desde la recolección del material hasta el envasado y congelamiento de la materia prima. De esta manera, se fortalecieron sus conocimientos técnicos, mediante la incorporación de nuevas tecnologías.

Además, la iniciativa actualmente ha sido reconocida a nivel internacional a través de los Premios Latinoamérica Verde, situando al uso integral de residuos pesqueros en el ranking de los 500 Mejores proyectos sociales y ambientales de América Latina. Estos reconocimientos, buscan destacar a proyectos que implanten la disminución y/o el manejo adecuado de los desechos, mediante criterios técnicos que consideren reducción, reutilización, reciclaje y correcta disposición de residuos.

Participan también de este proyecto, un grupo de académicos e investigadores de la USM pertenecientes al Departamento de Ingeniería Química y Ambiental, el investigador Gleyn Bledsoe, Doctor en Ingeniería en Alimentos y Acuicultura, y profesor adjunto de la Universidad de Idaho (EE.UU.) y el antropólogo William Marín.



NOTICIAS RELACIONADAS