Sábado
23/09/2017
Científico advierte los riesgos de extinción de especies acuáticas
El investigador recalcó la importancia de mantener los ecosistemas, ya que cumplen con un rol dentro de la naturaleza. la destrucción de hábitat se produce por construcciones e introducción de especies no nativas (El Sur).
26/07/2017


2158 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Científico advierte los riesgos de extinción de especies acuáticas

Durante mucho tiempo, el ser humano se ha encargado de crear y construir ciudades pasando a llevar la naturaleza y el hábitat de los animales que, finalmente, requieren de un ecosistema completo para poder funcionar correctamente.

 

Sin ir más lejos, la Región del Biobío mantiene hoy una alta preocupación debido a la posible extinción que pueden sufrir algunas especies de peces y anfibios.

 

Según lo explicó Konrad Górski, académico y experto en ecología acuática de la Universidad Católica de la Santísima Concepción y miembro del Centro de Investigación en Biodiversidad y Ambientes Sustentables (Cibas) de la misma institución, considerando las 63 especies de anfibios de Chile, 57,2% de estas se encuentran clasificadas en alguna de las tres categorías de mayor preocupación de conservación: peligro crítico, en peligro, o en estado vulnerable.

 

“Entre las 45 especies presentes en aguas continentales nacionales, el 80% se encuentran en alguna de esas tres categorías de peligro”, aseguró el experto.

 

Otro de los datos relevantes que señaló el académico es que un 60% de los anfibios y un 83% de los peces chilenos habitan exclusivamente dentro de los límites territoriales del país, lo que implica que, si se extinguen, desaparecen a nivel mundial, y con ellas todo su acervo genético y función ecosistémica, todavía muy poco conocidos.

 

¿Cómo y por qué se produce el fenómeno de extinción de algunas especies?

 

-Las causas principales son los cambios o desaparición del hábitat natural para cada una de las especies, introducción de especies no nativas y también el cambio climático. Pero al mismo tiempo, afectan circunstancias como el cambio de bosques nativos a plantaciones, el uso del agua para las industrias, las represas, y algo no menor, la construcción del ser humano de ciudades completas.

 

La evidencia científica expresa que los ecosistemas le proporcionan servicios al ser humano sin los cuales no puede sobrevivir

 

Especies nacionales

 

Górski ha basado sus estudios en la investigación certera de especies específicas. De acuerdo a esto, entre los peces propios del país que están en riesgo de desaparecer se encuentra, por ejemplo, el karachi o “orestias piacotensis” que están en peligro crítico de extinción. Otro ejemplo es la Carmelita de Concepción o “percilia irwini”, especie endémica de la región del Biobío que se encuentra en los ríos Biobío y Andalién.

 

“Respecto a la Carmelita de Concepción, estoy trabajando en colaboración con académicos de la Facultad de Ciencias Ambientales (UdeC) para desarrollar un proyecto sobre los efectos de la fragmentación de los ríos sobre dispersión, movimiento y parámetros poblacionales de la especie”, apuntó.

 

Asimismo, entre los anfibios que se encuentran en riesgo de extinción, el académico destacó la ranita chilena, presente entre San Fernando y Arauco; y dos ranas de pecho espinoso o “portero Alsodes laevis y Oncol Alsodes norae” propias de la Región Metropolitana y de la Región de los Ríos, respectivamente

 

Importancia de especies

 

Mientras el ser humano sigue aumentando su expansión y sus procesos demográficos, hay otras especies que comienzan a verse afectadas, como las que se nombró anteriormente.

 

En el mismo contexto, el académico planteó que la importancia de estas especies es diversa y va desde la sustentabilidad del medio ambiente hasta el aporte que pueden hacer a la ciencia o medicina. “Si una especie se extingue, se pierde para siempre. Cualquier valor que una vez tuvo se ha ido. Muchos de los medicamentos que usamos y los nuevos productos que desarrollamos se crean a partir de animales y plantas. ¿Queremos evitar que las futuras generaciones puedan descubrir la cura para el cáncer u otra enfermedad?”, aseveró.

 

Al mismo tiempo, Górski explicó que estas especies son importantes porque forman parte un ecosistema que funciona en conjunto. Por lo mismo, si estas especies desaparecen, se ven afectados los ciclos de reproducción y expansión. “Las especies tienen distintas funciones. Por ejemplo, las ranas son muy importantes para el control de plagas e insectos. Al contrario, los peces transfieren energía de los niveles bajos de la cadena a los más altos”, señaló.

 

Finalmente, el investigador recalcó que la conservación es fundamental para la especie humana. “La evidencia científica es clara: los ecosistemas nos proporcionan servicios sin los cuales no podemos sobrevivir. Además, cuanto más diverso sea el ecosistema, mejor”, concluyó.



NOTICIAS RELACIONADAS