Sábado
23/09/2017
En Miami firman acuerdo de US$1.5 millones para acuicultura sostenible
Un centro de cultivo de peces experimental busca desarrollar tecnologías para el atún y la platija japonesa (Mundo Acuícola).
09/05/2017


1963 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



En Miami firman acuerdo de US$1.5 millones para acuicultura sostenible

La Escuela de Ciencias Marinas y Atmosféricas de la Universidad de Miami (UM) anunció un acuerdo de investigación colaborativo de casi US$1,5 millones con Aqquua LLC, una empresa con sede en Nueva York, para promover la tecnología acuícola para peces marinos de alto valor como el atún y el hirame (platija japonesa) en un hatchery experimental.

 

El acuerdo se extenderá por tres años entre Aqquua y el Programa de Acuicultura de la UM Rosenstiel School, el cual tiene como objetivo mejorar la incubación y otras tecnologías acuícolas de varias especies económicamente valiosas que nunca se han desarrollado en otras partes del mundo.

 

"Este acuerdo de investigación ayudará a avanzar en la investigación de la acuicultura sostenible en un momento en que es críticamente necesario para apoyar la creciente demanda de proteínas de alta calidad para alimentar a la creciente población mundial", comentó Dan Benetti, profesor de la UM Rosenstiel, agregando que, "estamos complacidos por el compromiso de Aqquua de avanzar en la tecnología de la acuicultura de manera sostenible".

 

La iniciativa de investigación incluirá la modernización de las instalaciones existentes en el criadero experimental de peces de la UM para llevar a cabo estudios sobre fisiología reproductiva y los requisitos ambientales, nutricionales y energéticos necesarios para optimizar las tecnologías de acuicultura de determinadas especies.

 

"El primer paso hacia la implementación de operaciones de acuicultura terrestres viables es identificar y seleccionar especies que pueden ser exitosamente elevadas en sistemas de acuícolas de recirculación", dijo Charlie Siebenberg, Fundador y CEO de Aqquua.

 

"Por esta razón, nos hemos asociado con UM Aquaculture para identificar y seleccionar especies de alto valor que pueden ser criadas con altas densidades de población en tales sistemas", añade.

 

El hatchery es una instalación de última generación con capacidad para almacenar reproductores y realizar investigación sobre el cultivo de larvas y varias especies ecológicamente y económicamente importantes. Apoya un innovador programa académico y de investigación centrado en la ciencia y tecnología avanzada para asegurar que la producción a través de una acuicultura sana, ambientalmente sostenible, socialmente responsable y económicamente viable.

 

Desde la UM informaron que más del 90% de los mariscos consumidos en los Estados Unidos son importados y la mayoría de ellos son cultivados, y la tendencia al alza continúa como consecuencia de los reconocidos y bien publicitados beneficios para la salud del consumo de los productos marinos.



NOTICIAS RELACIONADAS