Martes
25/04/2017
Estudio analiza la harina de insectos para nutrición de peces
Alrededor de la mitad del consumo mundial de pescado proviene de la acuicultura. Pero con el fin de aliviar eficazmente los ecosistemas acuáticos, la actividad necesita ser procesada de manera mucho más sostenible (Mundo Acuícola).
21/04/2017


704 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Estudio analiza la harina de insectos para nutrición de peces

Las dietas alternativas, sin harina y aceite de pescado silvestre, jugarán un papel importante en el futuro. Por ejemplo, las larvas de los insectos ricas en proteínas tienen un potencial particularmente grande. Sin embargo, estos nuevos conceptos deben ser técnica y económicamente viables para tener éxito a largo plazo. Es por ello que se está financiando el concepto de cría para la "mosca soldado negro" (Hermetia illucens) del Instituto Leibniz de Ecología de Agua Dulce y Pesca Interior (IGB) de Berlín (Alemania).

 

El proyecto logró financiamiento en el contexto del concurso de ideas BMBF "Nuevos Productos para la Bioeconomía", por alrededor de 48 mil euros (33, 4 millones de pesos) durante la fase exploratoria.

"Las larvas de la mosca soldado negro pueden ser alimentadas con residuos orgánicos, por ejemplo, subproductos de la agricultura", explica el líder del proyecto Martin Tschirner, que está investigando sobre los alimentos alternativos de proteínas en el Departamento IGB Eco-fisiología y Acuicultura.

Sobre la base de la investigación realizada en IGB, se desarrolló un concepto básico viable para la producción económica a gran escala de piensos basados en insectos en la fase exploratoria de "InProSol - Innovative Protein Solutions", que ahora es financiada por el German Federal Ministry of Education and Research (BMBF).

Sobre la base de los conocimientos de IGB, se desarrolla un concepto básico viable para la producción económica a gran escala de dietas basadas ​​en insectos en la fase exploratoria de "InProSol - Innovative Protein Solutions", el cual es financiado por el Ministerio Federal Alemán de Educación e Investigación (BMBF).

 "Si la producción a gran escala de harina de insectos es exitosa, conseguiremos una alimentación sostenible con disponibilidad permanente, calidad controlada y seguridad, así como precios estables", explica el profesor Dr. Werner Kloas, jefe del Departamento de IGB Ecophysiology and Aquaculture. "Aquí la rentabilidad y la compatibilidad ambiental pueden combinarse idealmente en el sentido de la bioeconomía", agregó.

Además de la alimentación, también hay subproductos que son económicamente interesantes, añade Tschirner: "El sustrato residual puede comercializarse como fertilizante orgánico, y el aceite de insectos extraído también es adecuado para aplicaciones técnicas".

Si el análisis de viabilidad y rentabilidad, así como la legislación europea siguen desarrollándose positivamente, la idea de producto IGB también debe ser explotada comercialmente. Del mismo modo, los resultados principales deberían servir a los actores políticos como una base de toma de decisiones basada en la evidencia para futuras estrategias en la bioeconomía.

Para revisar el texto original, acceda en este enlace:

http://www.igb-berlin.de/en/news/bioeconomy-insect-meal-sustainable-aquaculture-feed

Más imagenes