Sábado
23/09/2017
Presidente de Ferepa Biobío: “Efectivamente el caso de la migración es un tema muy recurrente en la pesca artesanal”
El presidente de la Federación Regional de Pescadores Artesanales de la Región del Biobío (Ferepa), Hugo Arancibia, fijó su posición sobre los conflictos en torno a la captura de recursos siendo hoy, los casos de la reineta y la jibia (Mundo Acuícola).
21/08/2017


1432 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Presidente de Ferepa Biobío: “Efectivamente el caso de la migración es un tema muy recurrente en la pesca artesanal”

Desde la Federación destacan que la pesca artesanal constituye el principal motor social y productivo del sector pesquero artesanal, jugando a su vez un papel clave para el abastecimiento del mercado interno, y recientemente las exportaciones de especies de alto valor comercial. Además, la pesca de pequeña escala genera la mayor cantidad de puestos de trabajo del sector pesquero, existiendo en el Registro Pesquero Artesanal de 2014 la cantidad de 92.212 pescadores(as), estimándose empleos directos e indirectos para alrededor de 500.000 personas en Chile.

 

—¿Qué genera la migración del recurso reineta de las costas de la Octava Región? ¿Esto se había dado en otras ocasiones?

 

“Sí, efectivamente el caso de la migración es un tema muy recurrente en la pesca artesanal ya que, otrora, esta situación se daba principalmente en las pesquerías de bacalao, albacora, dorado y el de mayor importancia para los buzos mariscadores fue para el recurso loco (Concholepas concholepas). Este modelo de migración fue fuertemente rechazado por los dirigentes artesanales de los años 90, ya que, en el caso de la migración del recurso loco, muchas veces el pescador volvió más pobre de cuando se fue y muchas veces tuvo que vender sus materiales para poder volver a su región de origen; es por ello que en este caso se pidió que en la Ley de Pesca el registro fuera regionalizado”.

 

—¿Que indican las estadísticas de captura a nivel de la octava Región?

 

“En el caso de este recurso reineta, sus capturas en la VIII región comienzan a finales de los años 90 en la que, habiendo recursos, estos no eran capturados por pescadores de esta región. Fue entonces cuando llegan pescadores de la V Región, específicamente de la Caleta el Membrillo de Valparaíso y de Puertecito en san Antonio a la Región del Biobío en busca de este recurso y específicamente a la Caleta de Lebu. Por lo tanto, las capturas para esta región están estipuladas a contar del año 2000 en adelante lo que se ve reflejado en el Anuario Estadístico del Sernapesca del año 2001”.

 

— ¿En qué otras regiones abundan como recurso y es fuente permanente de trabajo para el pescador artesanal?

 

“Este es un recurso de importancia económica y como su denominación lo dice; que este es un recurso altamente migratorio, por lo cual tiene presencia en todo el país y ha sido desde antaño una fuente importante de ingreso para el sector artesanal. Porque lo importante es que este recurso es solo artesanal absoluto y, por tanto, se transforma en importancia potencial para el sector y es una fuente permanente de trabajo”.

 

— ¿Considera que se pueda normar la captura de este recurso? ¿Ello implicaría modificaciones a la actual Ley de Pesca?

 

“En el caso de la normativa actual este recurso es altamente migratorio, por lo tanto, se supone que debería ser capturado en todo país por todos aquellos que estén inscritos en este recuso. Sin embargo, esto no se puede únicamente por que los registro son de carácter regionales; es eso lo que les impide a los pescadores inscritos en esta pesquería salir. Por lo tanto, lo que se debe hacer es una suerte de modificación en la normativa actual para que esta pueda permitir que los pescadores artesanales inscritos en esta pesquería puedan salir de la región en busca de este recurso en el lugar que esté”.

 

Recurso jibia

 

— La discusión parece estar o está en el arte de captura, ¿cómo lo ve usted?


“La discusión está hoy relacionada con el arte, pero no es realmente el problema ya que, ¡este es un tema comercial! En la actualidad este recurso, fuera de ser una alternativa para el sector, ha transformado su importancia económica y los que están trabajando tienen miedo que entren nuevos agentes que permitan un stock demasiado grande que influya negativamente en los precios de este recurso. Por lo tanto, nuestra propuesta es que cada sector debe trabajar con el arte que mejor le conviene y para el caso del consumo humano son los compradores quienes deberán definir el estado de este recurso para su comercialización”.

 

—El porcentaje de captura para la pesca artesanal es del 80 % y 20 % para la industria, ¿considera que hay un equilibrio?

 

“No sé si hay un equilibrio en la composición de la asignación, más clara no sé si es justo o no, lo que sí puedo decir que los jiberos están en un grave error, esto principalmente ya que en el año 2018 este recurso será administrado por la ORP (Organización Regional de Pesca). Esto es que, a contar de esa fecha, la cuota será designada por este organismo que se rige por los informes de capturas. Es decir que si la cuota del país hoy es de 120.000 toneladas de las cuales el 20% es industrial y el 80% artesanal, pero este último solo pesca 45.000, existe un remanente pesquero de 35.000 toneladas que serán llevadas para busques extranjeros, perdiendo chile 35.000 toneladas de este recurso”.

 

—Los artesanales venden fundamentalmente a la industria los recursos que capturan, entonces, ¿por qué se contempla un porcentaje independiente para la industria pesquera?; es como que todo el recurso fuera para ellos.

 

“Este punto tiene que ver con comercialización y de derecho pesquero. Una embarcación vale más con derecho pesquero, por lo tanto, solo tiene que ver con un tema de negocio. Por otro lado, la historia de pesca es muy valorada por lo que la defensa del principio de captura es una relevancia importante”.



NOTICIAS RELACIONADAS