Jueves
17/08/2017
Estiman que proyecto de cuota 100% artesanal de la jibia afectaría a más de mil empleos
Según PescaPyme, si el sector artesanal queda a cargo del total de la cuota, mucho del recurso se perdería ya que no cuentan con la capacidad para la captura de esa cantidad (Mundo Acuícola).
09/08/2017


990 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Estiman que proyecto de cuota 100% artesanal de la jibia afectaría a más de mil empleos

En las últimas semanas la jibia ha estado en la palestra de las conversaciones, siendo un factor de división en el rubro pesquero. De acuerdo al proyecto de ley de los diputados Víctor Torres y Daniel Núñez, este recurso debería ser extraído por línea de mano como único arte de pesca.

 

Actualmente, la cuota total es de 200.000 toneladas, distribuidas el 20% en la pesca industrial y el 80% restante para el sector artesanal. Si bien, estos últimos ya solicitaron el total de la cuota para ellos, no se les concedió.

 

Por lo mismo, apoyan este nuevo proyecto que permite la extracción con potero, herramienta que solo puede ser utilizado por los mismos artesanales, dejando a la pesca de arrastre fuera del panorama.

 

¿Qué conllevaría esta medida? Según datos de PescaPyme (Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios que Prestan Servicios a la Industria Pesquera), más de 1.400 personas, directa e indirectamente, se verían afectadas negativamente, perdiendo su fuente laboral solo en la comuna de Talcahuano.

 

“Las pequeñas y medianas empresas que ofrecemos servicios a la industria pesquera, ya sea en descarga, transporte, tripulación o redes, seríamos desvinculados y quedaríamos sin recursos para mantener a nuestras familias”, explica el presidente de PescaPyme, Yury Salinas.

 

Las principales empresas que trabajan la jibia con pesca de arrastre, son Pacific Blue, Alimar y Landes. Estas tres se verían forzadas a cerrar sus puertas definitivamente, dejando sin trabajo a más de 60 empresas que han asumido labores, tras los procesos de tercerización, que han vivido en los últimos años.

 

“Los 1.400 afectados, ya sea de forma directa o indirecta, son solo los referentes a las pymes asociadas, este número es mucho mayor si consideramos a los funcionarios de planta de las mismas empresas”, enfatiza Salinas.

 

Por otro lado, si el sector artesanal queda a cargo de las 200.000 toneladas, mucho de este recurso se perdería, ya que no cuentan con la capacidad para la captura de esa cantidad. Asimismo, las actuales plantas que trabajan este recurso no podrían subsistir solo con lo que entregaría este sector, por lo que, además a las pymes que cerrarían sus puertas, y el personal embarcado, se suman los más de 500 funcionarios de estas plantas.

 

“Estamos de acuerdo en que el recurso debe ser protegido para que dure más tiempo, pero esta no es la forma, ya que solo aumentará los índices de cesantía de la zona”, acota. “Pero sumando, podemos superar las 5.000 personas que quedarían sin ingresos, solo en una comuna de la región y esperamos que los legisladores tomen estas cifras en consideración al momento de analizar el proyecto”, concluye el dirigente Yury Salinas.



NOTICIAS RELACIONADAS