Jueves
17/08/2017
Chile avanza hacia la administración sustentable de la pesquería de pez espada
La Comisión Internacional del Atún Tropical (CIAT) aprobó la solicitud de Chile de contar con la calidad de No Parte Cooperante. Esta acción no afecta las operaciones de las flotas nacionales que operan sobre este recurso (Mundo Acuícola).
07/08/2017


1184 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Chile avanza hacia la administración sustentable de la pesquería de pez espada

En la última reunión de la Comisión Internacional del Atún Tropical (CIAT), realizada en Ciudad de México, desde el 25 al 28 de julio, Chile fue aceptado como Estado No Cooperante de la organización, estatus que tiene duración de un año.

 

La Comisión establece dos maneras de participar: como Estado Miembro, es decir, con derecho a voto y participación indefinida; y como Estado No Parte Cooperante, estatus que da el derecho a participar de la convención, sin derecho a voto y durante el plazo de un año, el que puede ser renovado.

 

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Pablo Berazaluce, destacó la importancia que para nuestro país reviste la administración orientada a la sustentabilidad de las poblaciones de peces basada en la mejor información científica disponible, reconociendo además nuestra responsabilidad y rol como Estado ribereño, así como la necesidad de cooperar de acuerdo a las normas del derecho internacional.

 

“De esta forma, nuestro país da un nuevo e importante paso en el trabajo colaborativo para la administración sustentable de los recursos pesqueros que se distribuyen dentro y fuera de nuestras aguas jurisdiccionales, así como en el control de las flotas extranjeras que operan en la altamar adyacente”, añadió Berazaluce.

 

La autoridad destacó que esta acción no afecta las operaciones de las flotas nacionales que operan sobre pez espada y otras especies asociados a los atunes: “Nuestro país cuenta con altos estándares de administración y control de las operaciones pesqueras, como son el uso de sistemas de posicionamiento satelital en las embarcaciones mayores a 15 metros, programa nacional de observación científica, seguimiento anual de las pesquerías de recursos altamente migratorios, entre otros, por lo que nuestras flotas no se enfrentarán a ninguna nueva exigencia”.

 

Berazaluce informó que a través de las direcciones zonales se está desarrollando un proceso de difusión con los pescadores de pez espada del país, para aclarar dudas y dar a conocer los alcances de esta medida.

 

La cooperación con la Comisión Internacional del Atún Tropical deriva de las obligaciones asumidas por el Estado de Chile al adherir al Acuerdo de Naciones Unidas sobre Poblaciones de Peces de 1995 –o Acuerdo de Nueva York, como se lo conoce—, ya que al ser parte Chile manifiesta un compromiso definitivo con las normas que regulan las actividades pesqueras sobre las especies altamente migratorias mencionadas en el alta mar, tal como son las especies de atún y pez espada que regula esta organización.

 

CIAT es una organización que data del año 1949, cuya Convención fue reformada en 2003, de acuerdo a los estándares modernos del Derecho Internacional del Mar. Su área abarca desde el paralelo 50° norte al paralelo 50° sur, correspondiente aproximadamente al límite sur de la Región de Carlos Ibañez del Campo, y hasta el meridiano 150°.

 

Los recursos que regula son atunes y especies afines, tales como la albacora o pez espada. Cuenta con 21 miembros, Belice, El Salvador, Nicaragua, Canadá, Estados Unidos, Panamá, China, Francia, Perú, Colombia, Guatemala, Taipei Chino, Corea, Japón, Unión Europea, Costa Rica, Kiribati, Vanuatu, Ecuador, México y Venezuela. Además de los Estados No Partes Cooperantes, como son Bolivia, Honduras, Indonesia, Liberia y desde este año, Chile.



NOTICIAS RELACIONADAS