Lunes
25/09/2017
Acuicultura sustentable: fuentes alternativas a la harina y aceite de pescado en las dietas
A continuación, reproducimos un artículo elaborado por Edgardo Castillo, gerente de Ventas de Acuicultura de Alltech Chile, en el contexto de las nuevas alternativas en la nutrición para peces (Mundo Acuícola).
11/07/2017


3501 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Acuicultura sustentable: fuentes alternativas a la harina y aceite de pescado en las dietas

El sector pesquero y la acuicultura viven realidades opuestas. El primero ha visto una disminución constante de las capturas en la última década debido a la sobreexplotación de las principales pesquerías a nivel mundial, lo que ha generado una restricción en las cuotas de captura. 

 

Esta menor cantidad de recursos pesqueros ha generado una menor disponibilidad de harina y aceite de pescado, ingredientes fuertemente utilizados en la alimentación animal, especialmente en la acuicultura.

 

A esto se suma el creciente consumo sostenido de pescado a nivel internacional –muy influenciado por el continente asiático– que ha generado un fuerte aumento en la demanda por harina y aceite de pescado, lo cual resulta difícil de soportar para la industria acuícola.

 

Esta presión (por la menor disponibilidad, los mayores costos y lograr la sustentabilidad de la acuicultura) hace que la industria a nivel mundial esté trabajando en la búsqueda de fuentes alternativas de remplazo gradual por proteínas y lípidos de origen vegetal, animal, algas o microorganismos.

 

Búsqueda de fuentes alternativas para el reemplazo de la harina y aceite de pescado

 

El problema de la disponibilidad de la harina y aceite de pescado significa una real preocupación para la industria elaboradora de alimentos para peces. Esto ha llevado a los centros de producción a plantearse una serie de estrategias para optimizar el uso de estos productos y, sobre todo, a buscar otras alternativas como los insumos de origen vegetal (harina de soya, maíz, trigo, entre otras). Sin embargo, el uso de alternativas de origen vegetal ha estado limitado por el menor contenido de proteínas en comparación a las fuentes de origen animal y su desbalance en el contenido de aminoácidos y minerales.

 

Todas las fuentes de insumos tienen sus ventajas y desventajas dentro de la formulación. Las ventajas están asociadas normalmente por la disponibilidad de los ingredientes esenciales y aportes nutricionales. Y las desventajas a factores anti nutricionales, presencia de micotoxinas, temas de calidad, altos costos y poca disponibilidad del insumo. En lo concreto, las formulaciones de alimentos balanceados están migrando de la harina y el aceite de pescado a fuentes de otros orígenes.

 

Las algas como remplazo al aceite de pescado

 

La harina y el aceite de pescado son la principal fuente de omega-3 en la alimentación de los peces. Se utiliza el aceite de pescado en sus dietas por su aporte de ácidos grasos esenciales que garantiza un producto final más saludable para el consumidor. Sin embargo, debido a estos problemas de inconsistencia, sustentabilidad y de limitada disponibilidad, se cree que los precios de este insumo seguirán aumentando en los próximos años. Esto significa que la industria de las dietas de los peces de cultivo necesita acceder a nuevos ingredientes que contengan omega-3 (DHA y EPA); siendo las algas una de las pocas alternativas reales en este momento.

 

Así, los productores tienen la oportunidad de incluir ácidos grasos esenciales nuevamente en la dieta de los peces, sustituyendo el aceite de pescado por harina de alga. Al consumir los peces las algas reciben beneficios similares que al consumir aceite de pescado (correcta ratio de omega-6). El omega-3 mejora el sistema inmune, la reproducción y la mejora en la salud de los peces.

 

Al mantener la correcta ratio de ácidos grasos en los animales se pueden minimizar los costos veterinarios, incrementando el ahorro, mejorando la sustentabilidad y las utilidades de las operaciones pecuarias.

 

Experiencia suplementando algas (DHA) en dietas para reproductores S. Salar en la industria chilena

 

Como comprobación científica, Alltech y BioMar llevaron a cabo un ensayo suplementando las dietas de reproductores de salmónidos con microalgas ricas en DHA. La calidad nutricional de las dietas de reproductores de salmónidos tiene una importancia vital en la producción de ovas de calidad. Y los ácidos grasos eicosapentaenoico (EPA), docosahexaenoico (DHA) y araquidónico (ARA) han sido identificados como nutrientes esenciales para la producción de hormonas sexuales, la fecundación y la formación del embrión. 

 

La principal fuente de EPA y DHA es el aceite de pescado por lo que su uso estaría limitado al contenido de aceite de la dieta. No obstante, el uso de materias primas alternativas como la harina de microalga Schizochytrium sp (rica en DHA) puede mejorar significativamente la calidad de ovas y semen en reproductores de salmón del atlántico cultivados en agua dulce. El objetivo del estudio fue evaluar el efecto de la suplementación dietaría con microalgas ricas en omage-3 DHA sobre el rendimiento reproductivo de reproductores de salmón del atlántico por un período de 10 meses.

 

Como conclusión, esta suplementación dietaría muestra resultados favorables sobre el rendimiento reproductivo al mejorar la sobrevivencia de las ovas, el estado de ojos pigmentados y disminuir la microftalmia en un 6% con un retorno a la inversión de 1:7.

 

Adicionalmente, el uso de esta materia prima permitió mejorar la calidad nutricional de las ovas, característica que permite un mejor desarrollo en las etapas de alevinaje y esmoltificación en los peces que provienen de ovas enriquecidas con el DHA de las algas.



NOTICIAS RELACIONADAS