Domingo
26/02/2017
En Coquimbo finaliza proyecto sobre larvicultura de peces marinos y diversificación acuícola
Desde hace años el gobierno busca fomentar estrategias en especies marinas sobrexplotadas para incrementar la fauna de las costas con un alto potencial económico, esfuerzo que cuenta ahora también con el apoyo del centro AquaPacífico (Mundo Acuícola).
03/02/2017


1537 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



En Coquimbo finaliza proyecto sobre larvicultura de peces marinos y diversificación acuícola

Uno de los problemas con los que se ha topado la investigación chilena en el ciclo biológico de las especies en cautiverio es la alta mortalidad en el cultivo de larvas (larvicultura), afirma el investigador Gonzalo Gajardo, de la Universidad de Los Lagos, director de un  proyecto FONDEF ejecutado en colaboración con la Universidad Católica del Norte, dedicado a estudiar la nutrición larval de peces en alimento vivo enriquecido. La investigación se enfocó en los avances para la diversificación de especies en cultivo, masificación y competitividad de la acuicultura chilena, adelantos que fueron dados a conocer recientemente en Coquimbo, en el marco de un taller de cierre del proyecto.

La jornada incluyó además una presentación titulada “Aquaculture: the Blue Biotechnology of the Future”, transmitida vía  videoconferencia, por Patrick Sorgeloos, profesor emérito de la Universidad de Ghent, Bélgica, y consultor internacional en Acuicultura.

Según explicó Gajardo, el proyecto  tuvo como propósito desarrollar una dieta viva para las larvas utilizando artemias, microcrustáceos adaptados a vivir en aguas con una salinidad hasta 10 veces superior a la del agua del mar. La dieta viva Artemia puede ser manipulada para proporcionar una alimentación “a la carta”, según los requerimientos nutricionales de cada larva, que son especie-específicos, precisó, agregando que este tipo de dieta se desarrolló, porque los estados larvales iniciales de los peces marinos no aceptan alimentos artificiales (pellet), como ocurre con los salmones.

Gonzalo Gajardo señaló que “una de las cosas que nosotros hemos tratado de hacer es crear una dieta para enriquecer a la artemia, ya que la artemia vive en los salares, no es la dieta normal de las larvas; entonces, independiente de las ventajas que tiene, hay que enriquecerla. Mostramos como ejemplo, en colaboración con la Universidad Católica del Norte, con el grupo del doctor Alfonso Silva,  que es posible aumentar la sobrevivencia, la tasa de crecimiento y otros parámetros en la especie cojinoba”. En este contexto, agradeció la colaboración de la UCN, que  puso a disposición del proyecto sus laboratorios, para probar la dieta viva Artemia y compararla con las dietas comerciales.

Por su parte, Alfonso Silva, académico de la Universidad Católica del Norte y Director del proyecto  AquaPacífico, sostuvo que “en virtud de la temática que Gonzalo Gajardo está terminando y en virtud de la cooperación científica que hemos tenido, nos pareció conveniente como AquaPacífico patrocinar este tipo de actividades y esa es la razón por la que estamos aquí”. En cuanto al equipo que se dispuso para terminar este proyecto, Silva comentó que “se utilizaron los laboratorios de cultivos de peces que tiene el centro y la especie cojinoba, que es una de las especies que nosotros estamos produciendo. Pero lo más importante de esto, es que con esta investigación se está generando un producto, que una vez que se termine de desarrollar va a tener, creo yo, un impacto importante en el desarrollo del cultivo de peces marinos en Chile, con las especies nativas, que es uno de los objetivos que AquaPacífico está buscando, de qué forma podemos apoyar al desarrollo de cultivos marinos para la zona norte”.

El proyecto va en línea con el Programa de Diversificación de la Acuicultura Chilena (PDACH) de CORFO, cuyo objetivo es aumentar el número de especies cultivadas de peces marinos, para dejar de ser un país mono exportador de salmones, especie exótica que al escaparse puede afectar la fauna nativa.

AquaPacífico

Ante el desafío de innovar y desarrollar una acuicultura sostenible, se creó el centro científico tecnológico de acuicultura AquaPacífico, cuyo director ejecutivo es Axel Klimpel. La iniciativa es liderada por la Universidad Católica del Norte y Fundación Chile (FCh) con el financiamiento de Corfo. El proyecto busca impulsar la industria en el norte del país, especialmente en las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso, enfocado principalmente en diversificar los cultivos acuícolas y contribuir a la sostenibilidad ambiental.

Alfonso Silva, director del proyecto AquaPacífico, explica que la iniciativa “nació de una mirada estratégica que tiene Corfo respecto al desarrollo futuro de la investigación y del desarrollo I+D (Investigación y Desarrollo) en Chile. Ellos consideran, y creo que con justa razón, de que la investigación tiene que basarse en una plataforma que reúna a empresarios, investigadores y organismos públicos, y juntos tengan una mirada de desarrollo en una cierta área, en este caso, el área es la acuicultura. En función de eso generaron un programa de desarrollo tecnológico, que consistió en levantar un centro (AquaPacífico) en el que se unió la Fundación Chile y la Universidad Católica del Norte, que tienen tradición en el desarrollo de la acuicultura a nivel nacional, para impulsar el desarrollo definitivo de la acuicultura en la zona norte”.

Respecto a la creación de este centro, Gonzalo Gajardo afirma que “a mí me parece estupendo. Los productos que nosotros hemos producido y que van a estar disponibles para la comunidad, tienen que seguir probándose en diferentes especies y tal como dijo el invitado extranjero, doctor Patrick Sorgeloos, con las especies para la diversificación de la acuicultura chilena, no sabemos qué comen, no podemos mantenerlas en cautiverio, los reproductores son los que logran sobrevivir, entonces todavía no tenemos un control para completar el ciclo de las especies en condiciones de cautiverio y eso es un tema serio, porque si queremos avanzar en esto tenemos que tener esa información básica”.