Viernes
17/11/2017
Delegación japonesa colabora con el Intemit para proyecto sobre marea roja
El proyecto, que bordea los $3.000 millones, el cual estará a cargo del Dr. Fumito Maruyama de la Universidad de Kioto, junto a la JICA y la Agencia de Ciencia y Tecnología (JST) del mismo país (Mundo Acuícola).
12/09/2017


2797 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Delegación japonesa colabora con el Intemit para proyecto sobre marea roja

Un grupo de investigadores japoneses llegó hasta el Instituto Tecnológico de la Mitilicultura (Intemit), en el marco de un proyecto internacional que busca producir un kit de detención temprana de la marea roja.

 

La académica e investigadora de la Universidad de Okayama, Shoko Ueki , manifestó que “si el estudio entrega los resultados esperados, los beneficiarios del conocimiento generado, será toda la industria y las comunidades que viven en torno a la acuicultura, y que cada cierto tiempo se ven afectadas por la marea roja”.

 

La investigadora agregó que uno de los objetivos de la investigación, es determinar el mecanismo de flotación de la marea roja, especialmente en el sur de Chile. “Este es un proyecto de gran alcance entre nuestros gobiernos, por eso en esta etapa, visitamos a los involucrados para verificar que todo marche bien”, explicó Shoko Ueki.

 

“Para nosotros es relevante la seguridad alimentaria, y el desarrollo de un kit de monitoreo y predicción se hace indispensable para visualizar eventuales brotes de marea roja u otros contaminantes, para que las empresas puedan tomar decisiones informadas y adelantadas, y así saber cómo proceder”, subrayó Chiaki Kobayashi, del Departamento para Latinoamérica de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA).

 

Según el investigador del Intemit, Dr. Cristian Segura, “para la industria mitilicultora chilena es esencial avanzar en estudios científicos multidisciplinarios que permitan entregar herramientas robustas y validadas para predecir eventos FAN en el mar interior de Chiloé. Hoy existen algunas iniciativas que se están desarrollando con científicos nacionales, los cuales, pudiesen ser complementados con los objetivos del proyecto que liderará la comitiva científica  japonesa”.

 

“Sin embargo, los desafíos de información que demanda la autoridad y los mitilicultores no solo dicen relación con identificar rápidamente la presencia genética la microalga generadora de FAN, sino también, determinar el grado expresividad del gen que codifica la toxina. Esto en virtud de las presiones ambientarles (T°, salinidad, radiación, nutrientes, otros) y ecológicas (competencia intra e inter-específica, input de germinación de quistes, otros), a las cuales están sometidas las microalgas generadoras de FAN”, agregó en investigador del Intemit.

 

Contraparte chilena

 

El proyecto, que bordea los $3.000 millones, el cual estará a cargo del Dr. Fumito Maruyama de la Universidad de Kioto, junto a la JICA y la Agencia de Ciencia y Tecnología (JST) del mismo país. Mientras que en Chile, la UFRO, a través del Núcleo en Biorrecursos (BioRen-UFRO), contribuirá con el conocimiento y respaldo científico, además de proveer de equipamiento de alta complejidad para realizar análisis.

 

Paralelamente, la Universidad de Los Lagos (ULagos) secundará los estudios y, según el Dr. Gonzalo Gajardo, el foco estará puesto en la toma de muestras, procesamiento inicial y aportes desde la metagenómica.

 

Asimismo, la Universidad de Antofagasta (UA), representada por el Dr. Carlos Riquelme, se vinculará por medio del Área de Interacción Bacterias-Microalgas.

 

“Tenemos un centro que se ocupa de esta interacción, y es muy interesante participar de esta iniciativa. Esperamos tener resultados que impacten en la ciencia, que se traduzcan en I+D+i (Investigación, Desarrollo e innovación), y también aspiramos a influenciar las políticas públicas en esta materia, a partir de los resultados de este mega-proyecto”, destacó el Dr. Riquelme.



NOTICIAS RELACIONADAS