Viernes
28/04/2017
Mejillón chileno, saludable desde su origen
El aumento en la demanda por alimentos y productos saludables y de alto valor agregado, es parte de una tendencia global que plantea desafíos y oportunidades de innovación para la industria de alimentos, incluyendo los mejillones (Mundo Acuícola).
28/11/2016


2628 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Mejillón chileno, saludable desde su origen

Al vapor, en caldillos, en curantos, cebiches, fríos o calientes. El mejillón es un alimento marino muy versátil, el cual tradicionalmente se ha sembrado y extraído en las aguas de la Región de Los Lagos.

Sin embargo, muy poco se sabe de las propiedades nutricionales que el mejillón chileno contiene. Por ello, uno de los objetivos del Programa Estratégico Regional para la Industria de la Mitilicultura (PER) es desarrollar conocimiento y nuevos horizontes de productos-mercados, mediante la especialización en el concepto de “alimentos saludables”, sobre la base del conocimiento en profundidad de los valores nutricionales del mejillón y de la información sobre sus propiedades y beneficios a los consumidores, atendiendo y respetando las legislaciones y normativas existentes en los mercados de destino endicho ámbito.

Atendiendo a que la mitilicultura es la segunda actividad acuícola más importante del país y que su desarrollo evidencia una fuerte identidad regional, se hace necesario relevar el producto obtenido de esta área productiva.

Ventajas nutricionales

Según un informe del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta), elaborado a solicitud del Gobierno Regional de Los Lagos de Los Lagos, más allá de las características gourmet que tiene el mejillón chileno, su consumo tiene además varias ventajas nutricionales.

El mejillón chileno, no solo constituye un aporte importante de proteína ya que solo una porción aporta en promedio el 27,3% del requerimiento proteico diario, también constituye un aporte importante de aminoácidos esenciales, donde destacan lisina y treonina, y en menor proporción valina, leucina, isoleucina y triptófano.

La lisina es un aminoácido involucrado en procesos de regulación celular por sus características de ser acetilable y desacetilable, estimula la formación y liberación de la hormona de crecimiento, participa en la biosíntesis del colágeno en la forma de hidroxilisina, y en la forma de l-carnitina tiene efectos hipocolesterolémicos. Por su parte, la treonina está involucrada en la formación del colágeno y de la elastina, siendo importante su presencia en las funciones de desintoxicación del hígado.

De acuerdo a las recomendaciones de ingesta elaboradas por la FAO, el mejillón chileno aporta 14,9 g/porción, lo que corresponde al 24,8% del requerimiento diario de proteínas (60 g/día) para un hombre adulto (25-50 años) o al 29,8% del requerimiento diario de proteínas (50 g/día) para una mujer adulta (25-50 años).

Ácidos grasos esenciales

Tradicionalmente, se ha pensado que el aporte de EPA + DHA se atribuía sólo a los peces grasos salmón, el atún, el jurel, etc. Sin embargo, el estudio del INTA reveló que una porción de mejillones chilenos aporta más de 300 mg de EPA + DHA, cantidad que es cercana al aporte de porciones similares de estos peces. El consumo de ambos ácidos grasos tiene efectos muy positivos en la salud cardiovascular y del sistema nervioso. Es ampliamente reconocido el efecto del EPA como antiinflamatorio, hipotensor, anti arrítmico, además de bajar los triglicéridos plasmáticos y los niveles de colesterol. En tanto, el DHA se caracteriza por sus efectos positivos en la función del sistema nervioso y visual, en la regulación de la resistencia a la insulina y en la protección al desarrollo de enfermedades neurológicas, como Alzheimer, Parkinson y patologías similares.

Cabe relevar que el consumo de mejillón no constituye un aporte importante de colesterol, ya que una porción de 100 grs. de mejillón aporta solo la quinta parte del colesterol que aporta una yema de huevo, desmitificando así el concepto que los mariscos constituyen un gran aporte dietario de colesterol.

Destaca del mejillón, además, el alto aporte de vitamina B12, la cual es un importante protector de la salud cardiovascular. De acuerdo al informe del INTA, una porción de mejillón chileno puede aportar 12,2 ug de cianocobalamina, lo que equivale a más de seis veces el requerimiento diario de vitamina B12.

Bajo aporte glicémico

En tanto, el bajo aporte de carbohidratos por porción de producto indica que el mejillón es un alimento de muy bajo impacto glicémico y, por consiguiente, de bajo impacto insulinémico, tanto por su bajo aporte de carbohidratos como de aminoácidos insulinémicos (arginina). Esta característica del producto hace que su consumo sea altamente aconsejable a personas con trastornos de regulación de la glicemia, diabéticos, pre diabéticos con resistencia a insulina, hiperinsulinémicos y obesos en general, por su predisposición a la resistencia a insulina

Por estas y muchas razones más, el mejillón chileno puede y debe ser considerado un muy buen alimento desde el punto de vista de su aporte de nutrientes tales como proteína, aminoácidos esenciales, ácidos grasosomega-3, vitamina B12, fósforo, potasio y zinc, siendo además bajo su aporte de sodio, de colesterol y de calorías, así como su bajo contenido de metales pesados.

El desafío es ahora potenciar el consumo interno, que está muy por debajo de las cifras que muestran otros países productores de mejillón, como España y Nueva Zelanda.

Es imperioso poder posicionar en el consumidor este producto natural, que nace y se desarrolla en las aguas de la Región de Los Lagos y que engloba a un gran encadenamiento productivo que día a día evoluciona e innova.

Por lo anterior, el PER para la Industria de la Mitilicultura está impulsando iniciativas para apoyar la promoción del mejillón en los mercados internacionales y, en el corto plazo, el posicionamiento y consumo en el mercado nacional.

La invitación es a atreverse, a consumirlo, a conocer su versatilidad culinaria, a darle un valor agregado y adoptar como propio el conocimiento de que el mejillón chileno es saludable desde su origen.



NOTICIAS RELACIONADAS