Miércoles
18/10/2017
Seis centros de cultivo de choritos se certifican ASC en el sur de Chile
En conjunto se trata de una producción de 13 mil toneladas anuales, hito que fue destacado por WWF Chile como un avance hacia una acuicultura responsable en el país (Mundo Acuícola).
25/11/2016


4413 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Seis centros de cultivo de choritos se certifican ASC en el sur de Chile

Como un importante paso en el camino hacia una acuicultura responsable fue valorada la reciente obtención por parte de la empresa Cultivos Azules S.A. de la certificación ASC para dos grupos de centros de cultivo de mejillones. Éstos están integrados por las granjas Lin I, Lin II y Lin III, ubicadas en el Archipiélago de Chiloé, y por Ayacara I, Ayacara II y Ayacara III, instaladas en el Golfo de Ancud. En conjunto comprenden una producción anual que alcanza 13.000 toneladas de choritos.

“Se trata de la segunda empresa de miticultores chilenos que logra alcanzar el estándar ASC y con su certificación la producción de choritos con este sello en Chile se incrementa a más del doble, llegando a más de 20 mil toneladas. Por tanto, nos parece una excelente noticia, ya que refleja un esfuerzo y compromiso por mejorar las prácticas, proceso en que WWF también participó entregando algunos lineamientos”, señala Emma Plotnek, encargada de Mercados en Productos del Mar de WWF Chile.

Según explica la profesional, ASC es actualmente la certificación que mejor considera en sus criterios los principales impactos ambientales y sociales de la industria acuícola, por lo tanto es apoyada y promovida por WWF a nivel internacional.

“La certificación ASC es una herramienta muy potente para impulsar cambios positivos en la acuicultura chilena, por tanto apostamos a que todos los centros de cultivo obtengan este sello en Chile. Sin embargo, el momento actual de la acuicultura exige esfuerzos mayores por parte de la industria, por tanto, si bien obtener la certificación es un gran logro, también es el inicio de un camino de mejora continua con una mirada a largo plazo”, agrega Emma Plotnek.



NOTICIAS RELACIONADAS