Viernes
24/11/2017
Precios elevados en 2016 obligan a la salmonicultura buscar nuevas soluciones
En cuanto al mercado, los desarrolladores de productos buscan maximizar el valor para los consumidores usando el mínimo de materia prima (Mundo Acuícola).
07/07/2017


1958 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Precios elevados en 2016 obligan a la salmonicultura buscar nuevas soluciones

La entidad de análisis de comercio de productos del mar Globefish, que dependen de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), emitió un informe donde analiza el mercado del salmón El informe analiza la situación del mercado en el año 2016 y para el periodo enero - marzo 2017.

 

Dado que ahora lo normal es que haya precios altos, los actores de la industria a lo largo de la cadena de suministro se están concentrando en identificar formas efectivas de enfrentar la creciente brecha entre la oferta y la demanda. Varios países ven esta situación como una oportunidad para desarrollar sus sectores salmonicultores, mientras que el interés por las opciones de acuicultura continental está aumentando.

 

Noruega

 

El incremento de los ingresos por exportación para la industria noruega de salmón del Atlántico durante los últimos tres años ha sido realmente notable. Este crecimiento significativo ha sido impulsado por la baja oferta mundial, la evolución positiva de la demanda en los principales mercados y las condiciones favorables del tipo de cambio. En 2016, los problemas causados por los piojos de mar contribuyeron a una caída de la producción noruega de alrededor del 6 por ciento, y sumado a la escasez mundial de oferta como consecuencia de la mortalidad masiva de las algas en Chile, los precios se elevaron.

 

Aun cuando el volumen total de las exportaciones noruegas disminuyó en 2016, el valor total de las exportaciones batió el récord histórico, mientras que el precio promedio de exportación para el salmón entero fresco fue de NKr60,1 (US$7.15) por kg para el año, lo que representa un aumento del 40% en comparación con 2015. Bajo estas condiciones, ni el rápido incremento de los costos de producción asociado a las raciones y el control de los piojos de mar impidió que las empresas noruegas dedicadas al cultivo de salmón obtengan ganancias récord.

 

Los principales mercados de la UE para el salmón noruego de cultivo, en particular Polonia y Francia, han estado dispuestos a pagar esta fuerte suba de los precios sin reducir considerablemente sus volúmenes de compra. La firmeza de la demanda se ve reflejada en el hecho de que el aumento del 36% en el valor unitario de las exportaciones noruegas de salmón de cultivo a la UE en 2016 ocurrió paralelamente a una caída de solo un 5% en el volumen total. Sin embargo, los compradores de la UE están compitiendo cada vez más con compradores estadounidenses y asiáticos para obtener el pescado noruego. En Asia, Vietnam se destaca por haber incrementado un 152% el volumen de importaciones de salmón entero fresco procedente de Noruega durante 2016, mientras que muchos importadores estadounidenses han recurrido a Noruega como una fuente alternativa de filetes frescos, después de que el sector chileno se viera afectado por la cobertura negativa en los medios de comunicación a causa del uso excesivo de antibióticos y del impacto provocado por la floración de algas.

 

Para 2017, los analistas de la industria esperan que los volúmenes noruegos de producción vuelvan a un crecimiento lento, y Nordea pronostica un volumen de cosecha total de 1,17 millones de toneladas (equivalente a pescado entero) para el año, un 1% más que 2016. Junto con el aumento esperado en la oferta de otras fuentes, se podría generar presión a la baja sobre los precios noruegos. Otros factores que podrían contribuir a una disminución de los precios son: el fortalecimiento de la corona noruega frente al euro y una lenta reacción del consumidor frente al pescado caro. Los mercados de futuro reflejan estas posibilidades y han suavizado sus expectativas respecto a los precios de 2017, en particular hacia fines de año, aunque todavía hay poca confianza en que haya una caída sostenida por debajo del nivel de NKr60 (US$7,14).

 

Trucha

 

Dado que la industria del salmón se beneficia de la suba de precios, el sector del cultivo de trucha en Noruega no se ha quedado atrás. El desarrollo exitoso de una amplia gama de mercados en Europa, Asia y América del Norte como respuesta al embargo comercial de la Federación Rusa vio como la demanda de trucha noruega se incrementó rápidamente. Debido a esta fuerte demanda, las biomasas prácticamente se han agotado y los niveles de precios para 2016 estuvieron un 41% por encima de los de 2015. Bielorrusia, Japón, Polonia, EEUU, Tailandia y Ucrania están comprando volúmenes cada vez más grandes de trucha noruega y las perspectivas para el sector dependen únicamente de la disponibilidad de pescado para satisfacer la creciente demanda.

 

Chile

 

El 2016 finalizó con precios altos históricos para el salmón del Atlántico y la trucha. También se registraron precios excepcionales para el salmón coho, aunque su principal mercado, Japón, tuvo una significativa devaluación de su moneda, lo que impactó negativamente sobre los precios. El precio promedio anual de exportación de salmón fue de US$7,38 por kg durante 2016.

 

Según Subpesca, las cosechas totales de salmónidos durante 2016 alcanzaron las 675.500 toneladas, una disminución de 19,3% en comparación con 2015. El salmón del Atlántico llegó a las 502.400 toneladas (-17,2%) mientras que la producción de trucha arcoíris fue de 71.400 toneladas (-26,9%). Estos descensos se explican por el cambio hacia el cultivo de salmón del Atlántico. En cuanto al salmón coho, se registraron 101.800 toneladas (-23,5 por ciento). El Banco Central de Chile indicó que, a pesar de la disminución de la producción, el valor de las exportaciones chilenas de todas las especies de salmón aumentó 10%, pasando de US$3.510 millones en 2015 a US$3.862 millones en 2016.

 

Los productores chilenos de salmón han estado trabajando desde octubre de 2016 para prevenir futuras pérdidas a causa de nuevas proliferaciones de algas. Se aumentó el número de estaciones de monitoreo para poder detectar una posible repetición del fenómeno. Mientras tanto, la suba de los precios del salmón provocó un incremento del valor de las acciones de las compañías salmoneras en la Bolsa de Comercio de Santiago. Chile también ha cosechado temprano (enero-febrero) en algunas áreas para evitar problemas similares a los de la temporada pasada. Los analistas no esperan grandes dificultades en la producción debido a las buenas condiciones del tiempo en las áreas que poseen altos niveles de biomasa.

 

Reino Unido

 

Los productores escoceses de salmón también se beneficiaron de los precios altos en 2016 a pesar de las dificultades generadas por los piojos de mar y el Brexit. Las consecuencias por abandonar la UE son complejas y aún no hay una noción clara de cómo afectará al sector del salmón. El debilitamiento de la libra impulsó los ingresos por exportaciones en la segunda mitad de 2016, pero el Reino Unido también es un importante importador de salmón y, por tanto, el poder adquisitivo del importador se vio afectado. Las perspectivas de la producción de salmón escocés indican un crecimiento constante pero lento para los próximos años, siempre y cuando puedan abordar con eficacia los problemas causados por los piojos de mar, teniendo en cuenta que se requieren inversiones extremadamente costosas.

 

Los consumidores británicos siguen mostrando un fuerte interés por el salmón de cultivo, incluso con los extremos niveles de precios actuales, aunque hubo una notable disminución en las importaciones durante la última parte de 2016. Un reciente estudio de Nielsen señaló que las compras totales de salmón en el Reino Unido durante 2016 alcanzaron las 58.000 toneladas por un valor de £847 millones, representando incrementos de 2,7% y 0,6%, respectivamente. El salmón enlatado, cuya materia prima proviene principalmente de las pesquerías silvestres de Estados Unidos, no tuvo un buen desempeño y bajó un 10,9% en el año.

 

Salmón silvestre

 

Luego de haber registrado capturas excepcionalmente altas en 2015, las pesquerías de salmón silvestre de Alaska tuvieron una caída pronunciada en los volúmenes durante 2016, tanto en comparación con el año anterior como con el último año par. El volumen total para 2016 llegó a 298.000 toneladas, un 44% menos que 2015 y un 17% menos que 2014. Sin embargo, este descenso no fue uniforme en todas las especies, y las buenas capturas de salmón rojo compensaron las bajas capturas de salmón rosado.

 

Las pesquerías rusas de salmón fueron mucho más productivas en 2016, alcanzando un 32% más de lo previsto, con 437.200 toneladas desembarcadas, de las cuales 264.700 correspondieron a salmón rosado.

 

Para revisar el informe completo, acceda en este enlace.



NOTICIAS RELACIONADAS