Sábado
22/07/2017
Multan a empresa salmonera por incumplimientos ambientales en piscicultura
Sanción equivale a $120 millones por infracciones en proyecto de piscicultura en el río Petrohué. Empresa afirma que, tras la erupción del volcán Calbuco en 2015, se tomaron medidas que eliminan los riesgos de un evento de derrame (Mundo Acuícola).
06/07/2017


4003 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Multan a empresa salmonera por incumplimientos ambientales en piscicultura

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) finalizó el procedimiento sancionatorio iniciado contra Salmones Camanchaca, titular del proyecto denominado “Salmón libre de enfermedades”, consistente en una piscicultura que opera en el Río Petrohué, Región de Los Lagos. 


La sanción impuesta contempla una multa de 214 UTA, equivalentes a $120 millones, debido a incumplimientos ambientales asociados a sus Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA) y a la Norma de Emisión de Residuos Líquidos.


La unidad fue fiscalizada por profesionales de Sernapesca, la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) y Conaf, respecto de las medidas establecidas en sus Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA), y profesionales de la SMA verificaron el cumplimiento de la Norma de Emisión de Residuos Líquidos. En las inspecciones se constataron infracciones, que dieron lugar a la formulación de seis cargos por parte de la SMA en octubre de 2016, de los cuales uno se clasificó como grave y otros cinco como leves.


La empresa presentó sus descargos ante este organismo, los cuales fueron analizados y ponderados en el proceso, tras lo cual se llegó a la resolución sancionatoria, donde se absolvió a la empresa de tres cargos, ya que demostró con sus medios de prueba que las infracciones no lograron configurarse.


Finalmente, los tres cargos por los que se multó a la empresa dicen relación con la descarga de residuos industriales líquidos (RIL) en un punto no autorizado, fuera del sistema de tratamiento a través de bypass; presencia y manejo de productos o sustancias peligrosas no contempladas en la RCA, especialmente ácido clorhídrico; y no reportar los sistemas de autocontroles con la frecuencia exigida.


Este es el segundo proceso sancionatorio contra Salmones Camanchaca por parte de la SMA. Anteriormente se cursó uno por incumplimientos ambientales en la Planta Camanchaca Tomé, en la Región del Biobío, donde se encuentra ejecutando un Programa de Cumplimiento para subsanar las infracciones.


Tras la aplicación de esta sanción, la empresa debe pagar la multa en la Tesorería General de la República. También podría optar por presentar un recurso de reposición ante el Superintendente del Medio Ambiente, o bien, presentar un recurso de reclamación ante el Tercer Tribunal Ambiental.


Respuesta de la empresa


Consultados por Mundo Acuícola, desde Salmones Camanchaca aclaran que la medida fue objeto de una fiscalización de la autoridad medioambiental iniciada en octubre de 2013, en su piscicultura ubicada en Petrohué. Fruto de ello, seis observaciones fueron levantadas por la SMA, lo que finalmente y, después de absolver a la Compañía de tres de las seis, se tradujo en una sanción monetaria de 214 UTA. 


“De especial interés para Salmones Camanchaca es demostrar que la principal observación que trata sobre un supuesto bypass para descarga de riles desde su piscicultura, no es tal, y se trata de una situación extraordinaria y accidental, solicitando así una reconsideración a la cuantía de la sanción”, destacaron desde la compañía. 


Añaden que, “ello se sustenta adicionalmente en: la ausencia de intencionalidad; la cooperación eficaz en el procedimiento; el mínimo impacto del derrame toda vez que esta piscicultura es de recirculación, reutilizando aproximadamente el 98% de las aguas donde mantiene a sus peces en estado primario; la ausencia de cualquier beneficio económico en el hecho; la ausencia de daño para la salud humana; y una excelente conducta anterior”.


Es importante aclarar que producto de la destrucción de esta piscicultura en abril de 2015 como consecuencia de la erupción del volcán Calbuco, sus instalaciones fueron enteramente reconstruidas, reinaugurándose en agosto de 2016. Esta reconstrucción permitió hacer mejoras ambientales significativas, entre las cuales estuvieron medidas que eliminan los riesgos que el evento de derrame vuelva a ocurrir.


“Salmones Camanchaca es una empresa genuinamente comprometida con el cuidado del medioambiente y colabora transparentemente con las autoridades ambientales para preservar la inocuidad de sus procesos en el medio ambiente”, manifestaron desde la compañía.


“Esta resolución aún no se encuentra a firme y ejecutoriada, existiendo plazos e instancias para aportar más antecedentes a la Autoridad y solicitar reconsideraciones, o tomar recursos adicionales que tomen en cuenta los atenuantes mencionados”, concluyen desde Salmones Camanchaca.


*Fotografía de archivo.

 

Para mayor información, revisar el expediente del caso en:  http://snifa.sma.gob.cl/v2/Sancionatorio/Ficha/1436



NOTICIAS RELACIONADAS