Sábado
23/09/2017
Nuevo gerente de Marine Harvest Chile busca posicionar a la filial entre las tres primeras del grupo
El ejecutivo manifestó que, entre sus planes de largo plazo, siempre estuvo la idea de volver a Chile, con el claro énfasis de contribuir a la industria en la zona (Mundo Acuícola).
23/05/2017


2897 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Nuevo gerente de Marine Harvest Chile busca posicionar a la filial entre las tres primeras del grupo

Con la clara misión de posicionar a Marine Harvest dentro de las tres primeras salmonicultoras del grupo de origen noruego, el gerente general de la empresa Fernando Villarroel, se refirió a los próximos retos que enfrentará la salmonicultura en el país, junto con destacar el enfoque que tendrá su gestión en la nueva etapa que lleva a cabo la compañía.  

 

Durante una reunión con los medios especializados en las nuevas oficinas de Marine Harvest Chile, ubicadas en el kilómetro 12 s/n de la ruta Chinquihue en Puerto Montt, Fernando Villarroel, calificó su incorporación a la empresa como un nuevo desafío profesional. “El objetivo es posicionar a Marine Harvest Chile dentro de las tres principales del grupo, con un mayor grado de competitividad, donde vemos que hay espacios para mejorar con una estrategia de largo plazo enfocada más en la consolidación que en la expansión”.

 

Fernando Villarroel es oriundo de la ciudad de Puerto Montt se ha desempeñado en la acuicultura desde 1997, tras graduarse en Gestión y Auditoría Financiera en la Universidad Austral de Chile.

 

Luego de permanecer junto a su familia por más de 10 años en Canadá, en su nuevo cargo, reportará al recién nombrado director de Operaciones de Farming para Chile y Noruega, Per-Roar Gjerde.

 

Desafíos

 

El ejecutivo manifestó que, entre sus planes de largo plazo, siempre estuvo la idea de volver a Chile, con el claro énfasis de contribuir a la industria en la zona. “Es una oportunidad de regresar a la zona donde crecí, a la cual conozco muy bien, y espero poder contribuir al desarrollo de Marine Harvest Chile y la industria chilena del salmón”.

 

No obstante, su llegada a Marine Harvest se materializó a poco más de un año del bloom de algas que afectó a las regiones australes, y el particular a la Región de Los Lagos, lo que significó una gran pérdida de biomasa para el sector.

 

“Fue una tarea titánica que la industria debió enfrentar y a pesar actualmente la industria cuenta con sistemas de monitoreo que antes no existían, lo que nos hace estar más preparados ante un evento de estas características”, comentó Villarroel.

 

Otro de los aspectos consultados por los medios fue el hecho de que, tras el bloom de algas de 2016, la filial chilena de la mayor salmonera del mundo, Marine Harvest, decidió poner fin a su participación dentro de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile). Consultado si como empresa se analiza la posibilidad de volver a la asociación, Villarroel señaló que, “es una discusión pendiente; prefiero partir de cero y primero necesito conocer la opinión de los actores de la industria”.

 

Regulación

 

Otro aspecto importante que abordó el nuevo gerente general de Marine Harvest fue la falta de consenso en temas de regulación y normativa en la actividad salmonicultora, por lo que como empresa se buscará acercar posiciones.

 

“La fórmula aún la estamos discutiendo y para eso tenemos que contactarnos con diversos actores del sector; conocer la opinión de muchas personas y formarnos una opinión respecto a esa área. Pero tenemos la intención de ser un actor en lo que va a ocurrir en estos temas, porque es algo que nos afecta directamente”, acotó Villarroel.

 

Consolidación

 

Respecto del desarrollo de la salmonicultura en las zonas más australes, como en la Región de Magallanes, Fernando Villarroel manifestó que, “Marine Harvest Chile ya cuenta con dos años operando en la Región de Aysén y la idea es continuar consolidando nuestra presencia allá. Generalmente la producción se sitúa en un 50% en la Región de Los Lagos y el restante 50% en Aysén, y la idea es que en el largo plazo ser independientes en cada zona a partir de la producción de smolts hasta el proceso en cada una de esas regiones. Esto para evitar los costos logísticos de mover los peces”.

 

“Marine Harvest tiene un potencial de expansión, pero preferimos consolidar nuestra posición y lograr tener un control de nuestros costos y ser competitivos con las otras unidades de negocios. Antes que eso no ocurra no podemos hablar de expansión. Primero debemos ser capaces de elaborar un producto de manera sustentable con un costo razonable y que puede competir con otras unidades de negocios de igual a igual”, concluyó Villarroel.

Galería