Sábado
24/06/2017
Autoridades presentaron nueva regulación para manejo de mortalidades en centros de cultivo
Las autoridades recalcaron que, si bien el Estado facilita acciones preventivas ante la muerte masiva de peces, una vez ocurrida esta contingencia la empresa es responsable de aplicar el plan de emergencia respectivo (Mundo Acuícola).
22/12/2016


2286 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Autoridades presentaron nueva regulación para manejo de mortalidades en centros de cultivo

Con una visita interinstitucional al centro de cultivo Paso Vattuone, de la empresa Acuimag, en Puerto Natales, este martes 20 el Superintendente de Medio Ambiente Cristian Franz y el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos, junto al Gobernador Marítimo de Punta Arenas, comandante Oscar Ortiz, dieron a conocer la nueva normativa que regula el manejo y retiro de mortalidades masivas desde los centros de cultivo.

La nueva regulación eleva las exigencias para el manejo de la mortalidad, fijando plazos impostergables para su retiro -hasta 96 horas, dependiendo de la biomasa afectada-, bajo estrictas medidas de bioseguridad, como ensilaje o transporte en ciclo cerrado hasta el punto de disposición final, entre otras.

“Además, las empresas deben presentar planes de acción concretos, verificables, de manera que nuestra fiscalización pueda ser más efectiva y con un enfoque preventivo, es decir antes que ocurra una contingencia como la vivida a principios de año en el Seno de Reloncaví, en la región de Los Lagos, donde los planes de manejo de los centros de cultivo eran ambiguos y claramente insuficientes para afrontar un evento de mortalidad masiva en los volúmenes que ocurrieron”, explicó el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos.

El Superintendente del Medio Ambiente, Cristián Franz, subrayó por su parte la importancia de difundir las nuevas regulaciones que rigen a la industria de la acuicultura ante este tipo de contingencias, porque “como Superintendencia nuestro rol es poder fiscalizar y asegurarnos del cumplimiento de las obligaciones y exigencias establecidas en la RCA (Resolución de Calificación Ambiental) de cada uno de los centros de engorda de salmones y en lo que se refiere a las contingencias, lo prioritario es poder verificar a tiempo que se estén ejecutando los planes de contingencia que han sido establecidos para hacerse cargo de las mortalidades masivas que pueden producirse como consecuencia de estos incidentes ambientales”, sostuvo Franz.

Las autoridades recalcaron que si bien el Estado otorga facilidades para prevenir la muerte masiva de peces -como dar autorizaciones de movimiento y cosecha anticipada-, una vez ocurrido un evento de este tipo es responsabilidad de la empresa ejecutar su plan de emergencia con las medidas necesarias para enfrentar este tipo de situaciones.

Difusión en las tres regiones salmoneras

La visita al centro de cultivo se enmarcó dentro de una serie de actividades que realizaron las autoridades nacionales en la Región de Magallanes, que incluyeron también una reunión de coordinación con la industria salmonera y otros organismos públicos, y un encuentro con el Intendente Regional, Jorge Flies. La máxima autoridad regional valoró la visita, destacando que la pesca y la actividad salmonera son parte de los cinco pilares productivos de la región. ”Hemos hablado largamente con el Director Nacional sobre la actualización de la normativa, que tiene que ver con mortalidad y el riesgo que eso involucra y las etapas de abordaje. En ese aspecto nos da bastante tranquilidad, sobre todo porque en la medida que se tienen claras las reglas y los mecanismos de procedimientos, nos permite ante un evento estar preparado”, destacó.

Desde Sernapesca, agregaron que con esta visita concluyeron las acciones de difusión de la nueva normativa de mortalidades, ya que anteriormente se visitaron las regiones de Los Lagos y Aysén, donde también se sostuvieron encuentros con las autoridades locales y el sector productivo, todo con miras a evitar consecuencias ambientales derivadas del mal manejo de un episodio de mortalidad masiva en uno o más centros de cultivo.

 



NOTICIAS RELACIONADAS