Sábado
23/09/2017
Más de la mitad de los recursos elaborados en 2016 se destinaron a productos congelados y frescos
Desembarques mantienen tendencia a la baja, no obstante, ha habido aumento en el uso de materias primas para dar valor agregado a los recursos hidrobiológicos según muestra último Anuario Estadístico 2016 de Sernapesca (Mundo Acuícola).
20/06/2017


2647 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Más de la mitad de los recursos elaborados en 2016 se destinaron a productos congelados y frescos

Un aumento significativo en la derivación de materias primas a productos de mayor valor agregado como congelados (salmones, choritos, jurel y jibia) y frescos enfriados (salmones, albacoras, caballas, bacalaos, otros) arrojó el último Anuario Estadístico 2016, publicado por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), informe en que la autoridad de pesca da cuenta de las cifras pesqueras y acuícolas oficiales del país.

 

De acuerdo al último reporte que entrega el Servicio, 665.000 toneladas (25%) de materias primas fue destinada a frescos enfriados, principalmente salmones y truchas con 501.000 toneladas; y 763 toneladas (28%) fueron a congelados, distribuidos en 226.000 toneladas para salmones; 272.000 toneladas para choritos; 116.000 toneladas para jibia y 74.000 toneladas para el recurso jurel. Asimismo, los productos derivados de algas ocuparon un 12% de la materia prima total, mientras que las conservas alcanzaron un 3%.

 

Si bien el principal destino de materias primas sigue siendo la producción de harinas y aceites con 32%, en comparación a los indicadores del año 2010, cuando el 60% de la materia prima fue para reducción y solo 6% para fresco enfriados, estos últimos cuatro años la tendencia muestra un aumento de 18 puntos porcentuales en la línea de producción de frescos enfriados y de 9 puntos para congelados.

 

Un reporte que se complementa con las cifras entregadas, es el informe anual del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), donde las exportaciones chilenas de productos pesqueros nacionales, alcanzaron en 2016 los US$5.376 millones con un aumento de US$269 millones versus el año 2015. Los productos congelados aportaron el 53,9% del total de productos exportados, situándose en primer lugar del ranking, seguidos por los productos fresco-refrigerados con 30,6%; Harina (de pescado, crustáceos y moluscos) 6,1%; aceite 2,1% y conservas con 1,9% mientras que el resto fue a las exportaciones de algas secas, aceite, carragenina, productos ahumados, agar, productos salados, especies vivas y alginato de sodio.

 

Otras cifras

 

Según indica el Anuario de Sernapesca, a nivel país los desembarques sumaron 2.879.000 toneladas de recursos, con una caída de 13% en relación a los resultados 2015 que muestra una tendencia a la baja. No obstante, de eso ha aumentado el desembarque de moluscos de 483.970 toneladas en 2015 a 538.690 toneladas el 2016.

 

Durante el año 2016, operaron 701 plantas elaboradoras, divididas en 40 reductoras, 234 plantas procesadoras de algas y 427 de otras líneas, como conserva, congelado, Fresco refrigerado y salado.

 

La acuicultura representó durante el año 2016 el 36% de los desembarques totales (1.050.000 toneladas), mientras que el 64% restante correspondió a la actividad extractiva, dividida en la actividad industrial con un 22% (644.000 toneladas) y artesanal con el 39% restante (1.129.000 toneladas).

 

En cuanto a las cosechas de acuicultura, éstas provinieron de la operación de 318 centros de acuicultura de salmónidos, 575 de mitílidos, 71 de otros moluscos y 271 centros de algas, situándose el 70% para salmónidos entre ellos salmón del Atlántico (51%); salmón plateado (11%) y trucha arcoíris (8%), y un 29% para la acuicultura de moluscos dominada por los mitílidos.

 

En los desembarques industriales, los recursos pelágicos ocuparon el 82%, operando en el país 122 naves industriales y 13 buques fábrica.

 

En el sector artesanal el 46% del desembarque se relacionó a recursos pelágicos como la Sardina común (17%), la Anchoveta (16%) y la Jibia (13%) —concentrada mayormente en regiones del Biobío, Valparaíso y Coquimbo—, generado por la actividad de 12.451 recolectores, 9.402 embarcaciones, 4.356 buzos y 155 áreas de manejo operando a nivel nacional.



NOTICIAS RELACIONADAS