Sábado
23/09/2017
Personal embarcado acuerda servicios mínimos con pesquera Blumar
La Nueva Ley de Relaciones Laborales comenzó a regir, pero el personal de flota y pesquera del Biobío marcaron un hito al establecer funciones y número de trabajadores que las cubrirán en caso de huelga (Mundo Acuícola).
14/06/2017


2650 veces leida   BoletinSuscripción Boletín  Enviar NotaImprimir    



Personal embarcado acuerda servicios mínimos con pesquera Blumar

El personal de flota, liderado por las directivas de los sindicatos interempresa de Patrones, Motoristas y Tripulantes, participó en la Región del Biobío de un proceso inédito en el país, una audiencia por requerimiento de servicios mínimos de Empresa Blumar. La actividad se desarrolló en la Dirección del Trabajo y concluyó la tarde de este martes con el acuerdo de todas las partes entre las que se incluye trabajadores de la pesquera que laboran en tierra.

 

El director regional del Trabajo, Paulo Otárola, calificó el proceso como: “muy importante y único; en que a las partes se les ha concedido una audiencia para ponerse de acuerdo sobre cuáles son los servicios mínimos y el número de trabajadores que se necesita para cubrirlos, en caso de huelga”.

 

El proceso está basado en la Reforma Laboral que rige desde el 1 de abril y en la actividad que se está desarrollando en Concepción: ”tenemos la viva aplicación de que la Reforma Laboral funciona, que hay diálogo social, que las partes pueden llegar a acuerdo entre todos los trabajadores sindicalizados de, en ese caso, la empresa Blumar y ésta”, dijo el director Otárola.

 

Añadió el directivo que con esta reforma la negociación colectiva cambia porque las partes saben a qué atenerse cuando entran a un proceso de esa índole y pueden conversar sobre temas importantes sin preocuparse de los servicios mínimos. Valoró la audiencia porque: “el sector pesquero es uno de los más importantes del país y de la Región del Biobío y tiene incidencia en el PIB después del cobre, junto al sector forestal”.

 

Juan Carlos González, presidente de los Patrones, explicó que la ley señala que se debe establecer servicios mínimos y equipos de emergencia en caso de que se haga efectiva una huelga en proceso de negociación colectiva.  Estos servicios deben satisfacer a ambas partes y en el caso de los embarcados: “tenemos el aspecto debidamente reglamentado con las dotaciones mínimas de seguridad, nuestra obligación es ineludible. Para nosotros huelga es no salir a pescar, pero no descuidamos lo que es de nuestro cargo y responsabilidad; la nave”.

 

El presidente de los tripulantes Hugo Roa, concordó en que el tema, para su sector, está regulado por la Armada y en la eventualidad de un paro: “nuestro rol es preocuparnos de la seguridad de la nave y lo hemos hecho siempre. Esto –acuerdo- viene, de una u otra manera a reconocer nuestras funciones en los barcos”.

 

Eric Riffo, presidente de los motoristas, avaló lo dicho por sus pares, pero advirtió que las autoridades deberán preocuparse de que con la reforma quedan fuera de poder negociar colectivamente grupos pequeños, en circunstancias que la labor específica de los embarcados no permite unirse a otro tipo de funciones para formar organización sindical dentro de una empresa. De hecho, este año, en dos empresas de la zona, el personal no podrá negociar. La alternativa pudiera ser trasladar el tema a Tribunales Laborales donde el resultado es incierto, por eso Roa, Riffo y González llamaron a readecuar la norma a la realidad del sector.

 

A título personal Hugo Roa evaluó que con esta reforma se complejiza o entorpece la relación empresa-trabajador porque es como una forma de obligar o empujar a sindicalizarse lo que cree no es la forma de hacerlo, pero son aspectos que deben resolverse en otras instancias, dijo: “respecto de los servicios mínimos los embarcados tenemos todo bien claro”.



NOTICIAS RELACIONADAS